No cobró la recompensa por los hermanos Lanatta y dice que el anuncio fue una mentira

Martín Franco, cuando era el centro de atención de los medios tras su denuncia para dar con los delincuentes
Martín Franco, cuando era el centro de atención de los medios tras su denuncia para dar con los delincuentes Fuente: Archivo
Pasaron casi nueve meses de la recaptura de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez, pero a Martín Franco todavía no le pagaron lo prometido
José E. Bordón
(0)
8 de octubre de 2016  • 18:47

SANTA FE.- Pasaron casi nueve meses (se cumplen mañana) de la recaptura de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, pero todavía hay una cuenta pendiente.

Martín Franco, radicado en Cayastá, 90 kilómetros al Nordeste de esta capital, donde se produjo el desenlace, fue quien con su aviso a la policía, logró poner fin a trece días de una fuga que mantuvo en vilo al país.

Franco todavía sigue reclamando el pago de la recompensa de 2 millones de pesos que ofreció el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, a cargo en ese entonces de Alejandro Granados, por nombramiento del ex gobernador Daniel Scioli, según la resolución 12/2015.

La arrocera de Cayastá, donde ocurrió el secuestro de Franco
La arrocera de Cayastá, donde ocurrió el secuestro de Franco Fuente: Archivo

"Nunca cobré nada. Es todo mentira. Gente del gobierno de la provincia de Buenos Aires confirmó la recompensa pero nadie se acercó a hablar conmigo", se quejó Franco a LA NACION.

"Mi reclamo es como ciudadano, para que no vuelva a ocurrir que cuando se necesita el aporte de la gente se ofrece un dinero pero después, cuando todo pasa, se olvidan. Creen que porque somos del interior nos tienen que tomar el pelo", completó el propio Franco, molesto porque meses atrás se comentó que había recibido tal recompensa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?