Samsung cesa la producción del Galaxy Note 7 y pide a sus dueños que dejen de usarlo de inmediato

Samsung decidió retirar del mercado al Galaxy Note 7
Samsung decidió retirar del mercado al Galaxy Note 7 Fuente: AP
La compañía decidió retirarlo del mercado en forma permanente; es porque se conocieron nuevos casos de explosión de este smartphone, pero de la segunda versión que en teoría resolvía el problema original
(0)
11 de octubre de 2016  • 09:10

Samsung pidió ayer en un comunicado a los dueños del celular Galaxy Note 7 que apaguen el equipo en forma inmediata y dejen de usarlo, al tiempo que frenaba sus ventas en todo el mundo. Es mientras investiga nuevos reportes de explosiones y fuego de al menos cinco unidades de este equipo, pero de la segunda tanda de producción del teléfono, que en teoría corregía los problemas de sobrecalentamiento de la batería que tuvo la primera edición (con una treintena de casos reportados de ignición), y que hizo que aerolíneas de todo el mundo pidieran a sus dueños que no usaran el equipo en vuelo por temor a un incendio.

Hoy el Wall Street Journal reporta que en una presentación ante un ente regulador de Corea del Sur, la compañía confirmó que decidió cesar por completo la producción de este teléfono, que presentó a principios de agosto con muy buena recepción de la crítica especializada, puso en venta internacional el 19 de agosto y debió retirar el mercado a principios de septiembre luego de múltiples reportes de teléfonos que se calentaban y prendían fuego.

Una vista del Galaxy Note 7 que se prendió fuego en un vuelo de Southwest Airlines
Una vista del Galaxy Note 7 que se prendió fuego en un vuelo de Southwest Airlines Crédito: Gentileza The Verge / Brian Green

La compañía ya había fabricado al menos 2,5 millones de smartphones y estimaba vender 19 millones de equipos, e inició una campaña de recambio que implicaba pedirle a los dueños el Note 7 que lo cambiaran por una segunda versión de este modelo, que supuestamente corregía los problemas originales.

Esto representaba una pérdida de mil millones de dólares para Samsung, el mayor fabricante de smartphones del mundo. Tras el anuncio de ayer, se desplomó el valor de las acciones de la compañía surcoreana y perdió 17.000 millones de dólares de capitalización bursátil, mientras se especula con que Samsung podría dejar de desarrollar esta línea de teléfonos, que nació en 2011 e impulsó el uso de smartphones con pantallas grandes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?