Suscriptor digital

¿Cuánto vale una foto? Precios más allá de la ley de la oferta y la demanda

BAPhoto, que se inauguró ayer, llama la atención sobre un mercado con reglas inciertas; la foto vintage, lo más buscado
Daniel Merle
(0)
13 de octubre de 2016  

El sueño de todo artista que se inicia, al menos en los tiempos que corren, es vender su obra. Y la primera vez, siempre decisiva, marcará el rumbo de su producción y probablemente de su bienestar económico futuro. Después del clásico trueque entre colegas, viene el momento de recibir algún dinero real por la obra. ¿Quién será el comprador? ¿Un no iniciado que simplemente compra de acuerdo con su gusto personal? ¿Un coleccionista que llega al taller y demuestra ser un conocedor del arte actual? ¿Una institución en la búsqueda de nuevos talentos?

En el mercado del arte, la formación de los precios de las fotografías no tiene la tradición común a las otras disciplinas habituales. Sin embargo, muchos de los aspectos que un conocedor tiene en cuenta a la hora de adquirir una fotografía son tomados de esas otras disciplinas, que no siempre coinciden perfectamente con un medio que tiene la desventajosa condición de posibilitar la reproductibilidad infinita e idéntica de la obra.

Marina Pellegrini (Galería Vasari) se maneja con artistas ya consagrados. "Un artista es consagrado cuando su obra está en los principales museos de su país. Para mí tiene más valor el museo que el coleccionista. Los coleccionistas a veces siguen modas o lo que dice la prensa."

Esta idea de consagración no es la misma de Julia Sbriller (Galería Siberia): "Las instituciones son un medio de consagración, pero no son el único ni el más importante. Hay artistas jóvenes con mucho potencial que elegimos para darles espacio y visibilidad desde una mirada que no es la consagración". A pesar de su juventud, Florencia Giordana Braun (Rolf Art) tiene una idea muy clara de lo que significa ser un "consagrado". Braun hace una lista: "Participaciones en bienales. Premios. Múltiples participaciones en muestras nacionales e internacionales. Muestras individuales y publicaciones. Un libro. Y, finalmente, que el autor tenga proyectos".

Leontina Etchelecu (Galería Leku) señala la importancia de los críticos y curadores, que desde sus lugares posicionan a un artista favorablemente hasta el punto de instalarlo en el mercado, y puede ocurrir que a partir de esto una institución se fije en ese artista. Etchelecu piensa, además, que el mercado de la fotografía en Buenos Aires todavía es un poco tradicional. "Priman los grandes nombres o la temática de corte político y social. Nosotros ponemos el acento en la obra que resulta de la imbricación de un proceso tecnológico y artístico."

Consagración, series limitadas, vintage, trayectoria del artista, trayectoria de la obra, el rol de las instituciones y de los coleccionistas. La combinación de estas variables parecen ir definiendo la posibilidad de poner un precio a las obras. Pero, aun así, todas ellas son muy relativas. Desde su galería, Braun es consciente de los cambios que puede llegar a imponer la técnica fotográfica en la comercialización de las obras. Hay que pensar que en los años 90 todavía no existía localmente un mercado y para darle un precio a la fotografía se la limitó en series, lo que generó muchos conflictos. La reproductibilidad de la técnica es incontenible.

Parece ser que el precio de una obra fotográfica en el mercado actual estará determinado por el nivel de consagración de un artista. Ya desde el primer círculo de colegas con los que se intercambia obra, comienza el proceso de consagración que culmina en el museo. Ésos son los pasos obligados para cualquier fotógrafo o fotógrafa que quiera vivir de su trabajo. Como dice Leontina Etchelecu: "Consagrado es aquel que puede sostenerse en el mercado a pesar de los vaivenes económicos. Cuando su obra lo trasciende".

Cotizaciones en voz baja

  • Aunque nadie se anima a decir precios, los trabajos de Grete Stern, Horacio Coppola, Alicia D'Amico o Juan Di Sandro suelen rondar los 6000 y 7000 dólares en el mercado local. Internacionalmente, esa cifra sube alrededor del 20%

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?