Suscriptor digital

Daniele Schillaci: "La Argentina se está convirtiendo en un polo de producción de pickups"

El vicepresidente ejecutivo de Nissan dice que resulta una decisión natural que la automotriz venga a producir a la Argentina; buscan diversificar territorialmente la fabricación de vehículos
Carlos Manzoni
(0)
16 de octubre de 2016  

Daniele Schillaci no tiene dudas: la Argentina se está convirtiendo en un polo de producción de pickups. Desde su cargo como vicepresidente ejecutivo de Nissan Motor Co. cuenta que ese fue uno de los puntos centrales por los que la automotriz japonesa decidió invertir en el país US$ 600 millones hasta 2018 para fabricar aquí su modelo Frontier. Además, el ejecutivo comentó que ve una combinación de aceptable crecimiento esperado del PBI con un avance de 14% en el mercado automotor; dos datos que los hacen mirar con buenos ojos la plaza local.

-¿Cómo ve el mercado de la Argentina?

-Si vemos el crecimiento de este año con respecto al anterior, no está nada mal. El mercado sube 14% aproximadamente, y nosotros como Nissan vamos a alcanzar más o menos los 10.000 coches este año. Va a ser un año bastante interesante con un crecimiento de dos dígitos, que no se ve en muchos mercados. Entonces, esperamos que ese crecimiento siga en 2017 y 2018. Es un mercado que hace unos años estaba en 860.000 unidades, luego bajó a 600.000, este año va estar en 700.000 [cifras según el año fiscal japonés, que va desde abril de un año a marzo del otro]. Creo que en poco tiempo se va a volver a 830.000 y vemos para 2020 un mercado potencial de un millón de unidades.

-¿Cuál es la estrategia de Nissan en la Argentina?

-Tenemos un coche muy importante como la pickup Frontier, donde tenemos mucha credibilidad. Va a ser un producto muy importante. Luego, a finales de 2017, podría llegar el Nissan Kit, que ha sido lanzado en Brasil con mucho éxito. Será un producto muy importante, porque ese segmento está creciendo. Y luego claramente tenemos la gama actual [Marche, Marche Active, Versa, Note y Sentra], modelos que se venden muy bien. Yo veo a Nissan Argentina en los próximos años en una situación mucho más favorable.

-¿Por qué decidieron fabricarla Frontier acá?

-Para nosotros, América latina ha sido siempre un área importante, también el Mercosur y dentro del Mercosur, la Argentina. Es un área del mundo que vemos con mucho potencial, entonces era natural para nosotros invertir aquí, porque es un mercado con mucho futuro. Y además ahora hay un efecto de optimismo con la situación en general. Por eso pienso que es natural invertir aquí. Nissan está apostando fuerte en la región y para eso nos apalancamos en los productos en los que somos fuertes a nivel mundial; nuestra Frontier es líder en el mundo, junto con la Hilux de Toyota. Entonces, para poder jugar en primera en Sudamérica, tenemos que tener pickups que se fabriquen acá, para no depender de la importación desde México, que tiene limitaciones porque ya provee al Norte.

-¿Van a exportar desde aquí?

-Seguramente, la Argentina será una base de exportación. La idea es exportar 70% de lo que se produzca de la Frontier. La intención es importar y el mercado brasileño, que es el destino original de nuestras exportaciones, hoy está sufriendo, pero a pesar de eso a la empresa le sirvió mantener el proyecto de inversión a futuro. El plan de producción inicial son 70.000 unidades (entre la Frontier, una pickup para Renault y una pickup para Daimler). Pero el potencial es aún mayor, porque ese volumen es para vender en Brasil, pero todavía podemos complementar con exportaciones a la región.

-¿Cómo ve la competitividad de la Argentina?

-No soy experto en América latina, pero me gusta informarme. Lo que vemos es que hay un aire nuevo, que se ve en el crecimiento del negocio automotriz. Imagino que el consumo en general está mejorando; pienso que se respira hoy en la Argentina un momento positivo y eso se ve desde Japón. Nissan está entrando muy fuerte acá sobre la base del potencial país. Y se está trabajando fuertemente con el Gobierno para entender las áreas de oportunidades. A nivel competitividad, se ve que el consumidor es receptivo a las nuevas tecnologías.

-¿Qué impacto puede tener en la Argentina el mal momento del mercado brasileño?

-En Brasil lo que hemos visto hasta ahora es que va a terminar el año con dos millones de coches vendidos. Está lejos de los 3,7 millones que tenía. Pero claramente, el sector automotor, como la economía en general, es muy cíclico, así que pensamos que Brasil en el mediano plazo va a subir a 2,6 millones de unidades.

-¿A qué mercados van a exportar desde la Argentina?

-Principalmente, a Brasil. Toda la estrategia industrial de exportación aún está en desarrollo; pero estamos tratando de salirnos de la dependencia que tenemos de México y empezar a tener productos de la región para la región. En breve, 70% de nuestras ventas serán de productos fabricados en la Argentina y Brasil.

-¿Tienen limitaciones de importación?

-Hoy, para poder desarrollar nuestro potencial país, como importadores estamos limitados. Si queremos estar entre las marcas protagonistas del mercado nada más que con la cuota de importación que tenemos, se nos va a hacer muy difícil. La Argentina se está convirtiendo en un centro de producción de pickups más grande de toda la región. México no produce 350.000 pickups como va a producir la Argentina. Entonces, este país va a ser muy competitivo fabricando pickups.

-¿De cuánto es la inversión total?

-Estamos mandando ya todas las maquinarias, tenemos un contingente de japoneses trabajando en Córdoba y vamos preparando la planta. Va a ser una inversión total hasta fines de 2018 de US$ 600 millones.

-¿Cómo ve la economía argentina en general?

-En general, se ve que el PBI va a crecer en los próximos años a niveles que no se estará creciendo en Japón y en Europa. Los datos hablan de un crecimiento por encima de 3,5%. Eso es algo excelente; entonces veo por varias circunstancias que en los próximos tres años se estará en un momento positivo. También vi que el desempleo está en torno del 8,9%, que es una cifra que sin ser la ideal no es tan dramática. Una combinación de 3,5% de crecimiento y un mercado automotor que sube 14% hace que la economía local esté en un momento positivo.

-¿Ve con preocupación el alto nivel de inflación en el país?

-La inflación muestra números muy altos en comparación con Europa. Pero en este caso lo importante es que se esté trabajando para reducirla . Yo creo que hay un plan atrás para empezar a bajarla gradualmente en los próximos años.

-¿Qué otra variable analizan de la economía para decidir invertir en la Argentina?

-Nos enfocamos mucho en lo que hacen los competidores, todos los parámetros geopolíticos y económicos. También se ve el dinamismo de la población. La Argentina es un país relativamente joven en su promedio de edad y ese es un punto importante. También vemos la pasión por los coches, que es muy fuerte. Hay una combinación de parámetros que nos dicen que este es un país interesante para el presente y para el futuro. Un tema importante es la infraestructura, porque si no hay un desarrollo ahí, buscar competitividad es difícil. Si queremos exportar, debemos ser competitivos. Además, vemos que se ha generado acá un polo de producción de pickups.

-¿Sus pickups tendrán gran componente de autopartes locales?

-Sí. Estamos buscando un nivel de componentes locales altos. No puedo dar el número, pero ese es una instrucción clara de nuestro CEO.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?