Adiós a Beatriz Día Quiroga: la actriz fetiche de Narciso Ibáñez Menta

De los 60 y hasta el éxito de los 80, El pulpo negro, se destacó en las miniseries del popular autor y actor
Adolfo C. Martínez
(0)
18 de octubre de 2016  

La actriz, en una imagen de los años 60
La actriz, en una imagen de los años 60

Por años, la grácil figura de Beatriz Día Quiroga, que falleció el viernes, a los 79 años, ocupó las pantallas televisivas a través de numerosas telenovelas y series. Había nacido el 19 de octubre de 1936 como Beatriz Zulema Día Quiroga y desde muy joven se sintió atraída por la actuación. Lentamente fue ocupando puestos en algunos elencos radiales que comenzaron a mostrarla como una actriz dúctil de exquisita voz y de enorme calidad para el drama. "Mi sueño fue siempre ponerme en la piel de mis personajes con la intención de no traicionarlos y lograr, así, hacerlos creíbles al público", dijo más de una vez, y su vocación se transformó en una gran realidad cuando, en 1960, Narciso Ibáñez Menta la convocó para cubrir uno de los más importantes roles de la miniserie televisiva El fantasma de la Ópera, que le valió el premio Martín Fierro a la revelación femenina. Su desempeño fue tan brillante que Ibáñez Menta la incluyó en el reparto de La carreta fantasma, emitida ese mismo año; en La pata del mono, que salió al aire en 1961, y en El muñeco maldito, que llegó al público en la temporada siguiente.

Ya con una popularidad bien cimentada, la actriz participó, también en el 61, en la telenovela Un porvenir en la baldosa roja y, en 1964, protagonizó, junto con Fernando Siro, el teleteatro La novela Odol de la tarde. Otras de sus muchas incursiones en la pantalla chica fueron en las telenovelas Malevo (1972) y Alguna vez, algún día (1976).

En 1985, Ibáñez Menta volvió a contar con su presencia en el elenco de la popular El pulpo negro. El elenco del programa radial Las dos carátulas la tuvo en numerosas oportunidades como protagonista de obras de autores locales y extranjeros, mientras que en el cine participó sólo en el film Tierra del Fuego (1948). Estuvo casada con el escritor y guionista Jorge Bellizzi, fallecido en 2002. Su rostro y su sólido carácter para componer los más disímiles personajes la convirtieron, durante años, en una de las más importantes figuras de la televisión argentina a través de cincuenta miniseries y telenovelas. Sus restos recibieron sepultura en el panteón de la Asociación Argentina de Actores de la Chacarita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.