El "boicot" a la prueba, con baja adhesión en el interior

Los reclamos docentes y las protestas estudiantiles no alteraron el operativo
(0)
19 de octubre de 2016  

Alumnos de la Escuela Superior A. Mentruyt, de Banfield, tomaron el edificio
Alumnos de la Escuela Superior A. Mentruyt, de Banfield, tomaron el edificio Fuente: LA NACION

Con normalidad en la mayoría de los establecimientos, aunque con polémicas, protestas y hasta toma de escuelas en el conurbano, se desarrolló ayer la primera jornada de la Prueba Aprender. Desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, informaron que el operativo se cumplió "de manera exitosa" en los 10.662 colegios, ya que "así lo hicieron saber las autoridades del 85% de las escuelas involucradas".

Fueron los principales gremios docentes los que rechazaron la evaluación. "El operativo atrasa", dijo la secretaria gremial del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba), María Laura Torres. "No sirve para saber cómo está la educación", indicó. Mirta Petrocini, de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), criticó no haber convocado a los gremios.

Estudiantes y padres tomaron siete escuelas del conurbano. Desde el viernes, más de 150 estudiantes, padres y docentes ocupan la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM), de Banfield. Impidieron el ingreso de docentes y veedores. Lo mismo ocurrió en cuatro escuelas de Lomas de Zamora, en la Escuela Normal de Quilmes y el Colegio Nacional de Adrogué.

En Mar del Plata, para los alumnos no hubo temas complicados. Sí les llamó la atención las preguntas que medían condiciones sociales y pautas de convivencia. "Está bueno que haya inquietud sobre cómo es el trato con los docentes", comentó Nicolás, de 17 años, en un colegio privado del barrio Playa Grande. "Pero incomodaban o no se entendía por qué habían preguntas sobre nuestras casas o muy personales", agregó. A algunas de sus compañeras les llamó la atención la pregunta sobre si estaban embarazadas.

En Tucumán, a pesar de la resistencia de los gremios y el malestar en algunos padres y alumnos, unos 45.000 estudiantes cumplieron la prueba. La jornada, según informó el Ministerio de Educación, fue normal. Los gremios coincidieron con el Gobierno en que el "boicot" que se alentó por las redes sociales pasó desapercibido. "No hubo mayor nivel de ausentismo que en un día normal y la evaluación se hizo con normalidad", dijo David Toledo, de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales.

En cambio, Río Negro suspendió la evaluación por un paro docente de 48 horas de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro. Reclaman la reapertura de paritarias, con seis días sin actividad para este mes. La prueba se hará la próxima semana. Hubo protestas estudiantiles en Bariloche, General Roca y Cipolletti. Docentes ocuparon el edificio ministerial en Viedma.

La Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) también comenzó un paro por 48 horas, pero no se suspendió la prueba, que alcanzó a 21.000 alumnos.

En Santa Fe, el operativo avanzó con normalidad. En el centro y el Sur, la asistencia fue del 65 por ciento. El secretario general de la Asociación del Magisterio de Santa Fe-Rosario, Gustavo Teres, subrayó: "Este tipo de preguntas estandarizadas salta por encima de los regionalismos: diversas culturas y condiciones sociales".

En el Instituto Provincial de Educación Media (IPEM) N° 335, de Valle Hermoso, Córdoba, un grupo de alumnos protestó contra la evaluación. "Lo único que estamos haciendo es defender la escuela pública", argumentaron. Pero el Ministerio de Educación negó la toma del IPEM, donde 27 de 47 alumnos de sexto año hicieron la prueba, 11 faltaron y nueve se negaron a hacerla.La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) planteó dudas sobre el método.

En Mendoza, no hubo sobresaltos: el operativo tuvo más del 85% de asistencia, aunque docentes y alumnos se sorprendieron por la cantidad de preguntas personales. Esta vez, ese cuadernillo demandó más tiempo para responder que los de las asignaturas específicas. Doce de las 1200 escuelas participantes tuvieron que postergar la prueba porque no habían recibido el material o por el mal tiempo. En esos casos, la evaluación se hará la semana que viene.

El Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) denunció en la Legislatura local que fue una medida inconsulta con la comunidad educativa, de acuerdo con la ley provincial de educación.

Informe de los corresponsales

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.