The Kooks: "Preferimos intentar ser siempre únicos"

Luke Pritchard y Peter Denton, voz y bajo de The Kooks
Luke Pritchard y Peter Denton, voz y bajo de The Kooks Crédito: Emiliano Lasalvia
Mano a mano con Luke Pritchard y Peter Denton, vocalista y bajista de la banda británica que se presentará mañana en Niceto y el domingo en el Personal Fest
Gabriel Hernando
(0)
20 de octubre de 2016  • 11:29

Con sólo doce años de trayectoria, podría decirse sin temor a exagerar que The Kooks ya forma parte de ese selecto grupo de bandas extranjeras que, cuando arriba a nuestro país, “juega de local”. Su primer encuentro cara a cara con el público argentino tuvo lugar en 2009 con dos shows sold out en La Trastienda Club. En 2012 redobló la apuesta y evidenció que ese cariño había crecido al colmar las instalaciones del Luna Park. Y el año pasado, frente a una multitud durante la segunda edición de Lollapalooza Argentina, fue protagonista estelar de un inolvidable set en una soleada tarde en el Hipódromo de San Isidro (un día más tarde tocaron en La Rural, en una noche compartida con Kasabian).

Ahora, el cuarteto británico está de regreso en Buenos Aires y se prepara para dos escalas bien diferentes: la primera será mañana en Niceto Club (las localidades ya están totalmente agotadas) mientras que el domingo 23 formará parte del line up del Personal Fest 2016 en el predio del Club GEBA (sede San Martín). En esta oportunidad lo hace con Hello, What’s Your Name? bajo el brazo, un álbum de remixes de sus últimos temas más un estreno (“Creatures of Habit”) a cargo de conocidos productores y DJ, que surgió luego de que, durante un estadía en Nueva York, los Kooks descubrieran que algunas de sus creaciones estaban formando parte de la escena electrónica. Sin dudas una empresa riesgosa para un grupo que se jacta de sus orígenes pop-rock y de su sonido predominantemente de guitarras pero que, al mismo tiempo, no le teme a los desafíos.

Tras firmar autógrafos y tomarse fotografías con un grupo de fans en la puerta del hotel que los hospeda en Buenos Aires, Luke Pritchard y Peter Denton, vocalista y bajista respectivamente de la agrupación oriunda de Brighton que completan Hugh Harris (guitarra) y Alexis Núñez (batería), se acomodan en los sillones de un amplio salón y reciben a LA NACION para dialogar de manera relajada, entre otros temas, sobre su incursión en la música electrónica, su presente en la escena musical británica, la muerte de David Bowie y el Premio Nobel de Literatura para Bob Dylan. No obstante, es el líder de la banda quien primero toma la palabra para referirse al público argentino: “Desde nuestra primera visita quedamos verdaderamente impactados por la inmediata conexión del público local con nuestras canciones y por la pasión demostrada. También fue increíble descubrir que se habían enganchado con los nuevos temas cuando volvimos en 2012 y aún más el año pasado, así que es un gran orgullo para nosotros”, señala.

–Considerando que esencialmente son una banda de rock de guitarras, ¿cuál fue la respuesta de los fans de The Kooks ante un álbum bailable y de remixes como Hello, What’s Your Name?

Luke Pritchard: –En realidad no sabemos aún el alcance que tuvo este álbum en la gente pero sentimos que era el tratamiento correcto para esas canciones. La idea surgió estando en Nueva York, a partir de un amigo DJ que nos insistía con que algunos temas de Listen tenían una cosa funk y muy bailable que podía sonar en las pistas. Así que nos pareció divertido y, sin pensarlo demasiado, lo hicimos.

–¿Este álbum significa un nuevo comienzo para el grupo o sólo se trató de un experimento?

Pritchard: –Lanzar un disco de estas características no necesariamente significa que hacia allí vamos a apuntar de aquí en adelante. Somos una banda de rock que nos gusta tocar en vivo y muy fuerte. Así que el tema de los remixes fue más bien una sugerencia de gente a la que le gusta lo que hacemos y vio que podíamos sonar en otro ámbito y llegar así a otro público. Fue, más que nada, un divertimento.

–De todos modos, más allá del rock y el folk de sus orígenes, en Listen (2014) ustedes demostraron interés por el hip hop, el funk y el gospel. ¿Esto quiere decir que, tras los remixes, puede venirse un álbum de dance electrónico de The Kooks?

Peter Denton: –Ja, ja. No descartamos nada pero no lo creo. Las cosas cambian demasiado rápido y siempre aparece algo nuevo que nos interesa investigar.

Pritchard: –En este momento, al menos en Inglaterra, la EDM (Electronic Dance Music) está obteniendo toda la atención. Está bien que así sea y estamos abiertos a todo lo que pueda venir, pero precisamente para diferenciarnos de todo eso creo que vamos a ir más por el lado del rock, queremos recuperar eso. En lo personal, nuestra incursión electrónica fue más bien un juego y una manera de demostrar que está bueno dejarse llevar por sonidos diferentes, pero no estamos siempre pendientes de las modas sino en seguir siendo The Kooks.

–¿Cómo logran mantenerse en pie dentro de una escena musical británica tan dinámica y siempre cambiante?

Pritchard: –Creo que tratando de concentrarnos en ser cada vez mejores y de seguir manteniendo un contacto fluido con el público. En realidad, nunca nos interesó seguir una tendencia determinada o la moda imperante en la escena británica. Preferimos intentar ser siempre únicos, nosotros mismos y, en ese sentido, nunca cambiar. Aunque, al mismo tiempo, nos inspiran distintas músicas. Cuando una canción es buena y te gusta no importa el estilo. Creo que eso es algo de este milenio, de esta generación: se escucha todo tipo de música, hay cada vez más fusión pero eso no va a hacer que yo me siente a componer un tema al estilo de Skrillex sólo porque es exitoso. O quizás sí, no lo sé… (se ríe).

–El grupo debe su nombre a un tema de David Bowie ( "Kooks” , 1971). ¿Cómo repercutió en ustedes la noticia de su muerte?

Denton: –Quedamos paralizados. Jamás imaginamos algo así y nos provocó una enorme tristeza.

Pritchard: –Sí, tal cual. Pero más allá de que falte su presencia física, él está muy vigente cada vez que la gente lo nombra o lo recuerda. Desafortunadamente no pudimos conocerlo en persona y eso es lo que más nos duele, en especial a mi que siempre me gustó y fue uno de mis ídolos. Como bien decís, el nombre de la banda está inspirado en un tema de él y de no haber existido Bowie quizás nos hubiéramos llamado de otro modo. Por eso siento que estamos conectados. Fue una pena que se haya ido siendo tan joven.

–Luke, una de tus más grandes influencias como compositor es Bob Dylan. ¿Qué te pareció toda la controversia generada la semana pasada alrededor de su Premio Nobel de Literatura?

Pritchard: –Creo que es algo grandioso que le dieran el premio a él. Es un artista único, irrepetible y que llevó a la música popular hacia un lado diferente del que estaba. Fue muy inspirador para muchísimas personas al introducirnos en el mundo de la poesía. Y no sólo dejó su huella en la música, creo que su influencia está presente también en muchos libros, películas y programas de televisión. Entonces, al abarcar tantos ámbitos, me parece que darle el Nobel era algo más que merecido. Quizás algunos no lo consideren un escritor, en el sentido estricto del término, y allí surge la polémica, pero para mí es obvio que sí lo es.

–¿Qué opinan hoy de Inside In/Inside Out, el álbum debut de The Kooks, a diez años de su lanzamiento?

Denton: –Con el paso del tiempo muchos músicos consideran que su primer disco fue una mierda pero para nosotros sigue siendo un gran álbum. En ese momento era difícil darse cuenta porque estábamos en medio de la vorágine de la promoción, de los shows y de la excitación que te genera enterarte que al público le gustó y a la prensa también.

Pritchard: –Recuerdo que una vez que salió me quedé como congelado y sin poder controlar todo lo que sucedía alrededor con tanta velocidad. Pero diez años después puedo decir que me siento orgulloso de ese álbum debut; luchamos mucho para llegar a él y para demostrar que no se trataba de una banda intentando alcanzar un hit sino de lograr una obra completa. Y creo que el tiempo nos dio la razón.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?