Volar a El Calafate volvió a ser rentable

En el primer semestre, Aerolíneas ganó US$ 5,13 millones
Diego Cabot
(0)
22 de octubre de 2016  

Fue el destino más polémico de Aerolíneas Argentinas y Austral durante el kirchnerismo. El Calafate, de él se trata, pasó de ser una ruta que se volaba a pérdida en el primer semestre de 2015 a un destino rentable para la empresa en el mismo período de este año.

Según números a los que accedió la nacion, durante los primeros seis meses de 2015, la empresa que manejaba Mariano Recalde perdió alrededor de 2,45 millones de dólares si se suman todos los destinos que tocaron El Calafate. Un año después la ecuación se invirtió y aquellos números rojos se tiñeron de azul. El casillero que marca el resultado operativo de ese destino quedó con una ganancia de 5,13 millones de dólares.

La mayoría de la pérdida estaba en cabeza de Austral, que anotó un pasivo de 1,76 millones de dólares, mientras que Aerolíneas Argentinas hizo lo propio con 784.000 dólares. Este año, la cuenta se invirtió y la línea aérea de bandera aportó 5,27 millones de dólares, mientras que la otra empresa del grupo perdió 144.100 dólares.

Más allá de los números positivos que aportaron a la contabilidad de la empresa estatal dos factores externos, como la devaluación del peso y la caída en el precio del combustible, la nueva gestión que maneja Isela Costantini hizo algunos retoques en las rutas que llegan al pago chico de la familia Kirchner.

La primera tiene que ver con que se viajó menos. Mientras en los primeros seis meses del año pasado Recalde envió 1025 frecuencias con Aerolíneas y 114 con Austral que tocaron en alguno de sus puntos la ciudad turística, Costantini despachó 883 vuelos por la línea de bandera y 15 (sólo en mayo) por la otra compañía. Sin embargo, los pasajeros pagos mejoraron. En 2015 los servicios que en algunos de los puntos tocaron El Calafate transportaron 283.000 viajeros contra 306.000 que lo hicieron entre enero y junio de este año. Así, el coeficiente de ocupación promedio de las rutas pasó de 73% a 77%. A diferencia de lo que sucedía, Costantini trabajó en establecer estacionalidades en algunas rutas. Es decir, dejar de mantener una línea de servicios en todas las temporadas (alta o baja) y mover las frecuencias según la demanda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.