Suscriptor digital

Pepe Mujica en el velorio de Jorge Batlle: "Es hermoso, cayó militando; me gustaría irme de forma parecida"

Despiden los restos de Jorge Batlle
Despiden los restos de Jorge Batlle Fuente: AP - Crédito: Matilde Campodónico
El ex presidente uruguayo recordó a su colega y dijo: "Nos hemos peleado toda la vida muchísimo toda la vida y si tuviéramos dos vidas, seguiríamos peleando"
(0)
25 de octubre de 2016  • 11:33

MONTEVIDEO.- Emocionado al despedir a uno de sus principales rivales en la política, el ex presidente uruguayo José "Pepe" Mujica remarcó hoy al llegar al velorio de Jorge Batlle la forma en que éste encontró la muerte y lo recordó como "un pedazo de historia del siglo XX".

"Se nos va un pedazo de historia del siglo XX. Se nos va la imagen de un luchador, de gente que cree que la política es una pasión, una pasión creadora a la cual no se puede renunciar mientras estamos vivos", dijo Mujica, en la entrada al Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, en Montevideo, donde se vela el féretro de Batlle con honores de Estado.

En el velorio, donde antes había tomado la palabra el presidente Tabaré Vázquez , Mujica destacó la "peculiaridad del Uruguay" porque políticos de "todos los sectores y todos los partidos" fueron a despedir al ex presidente del Partido Colorado. "Es una particularidad del Uruguay que ojalá no perdamos nunca. Es una actitud que nos dignifica", dijo.

En ese sentido, en referencia a su relación con Batlle, expresó: "Nos hemos peleado toda la vida muchísimo toda la vida y si tuviéramos dos vidas, seguiríamos peleando".

Como conclusión, Pepe Mujica habló sobre la caída de Batlle en una reunión política en Tacuarembó, el pasado 13 de octubre, lo cual le provocó el traumatismo encéfalo craneano que lo llevó, ayer, a la muerte.

"Nadie elige cómo muere pero es hermoso, cayó militando. Me gustaría irme de forma parecida", expresó Mujica.

Las palabras de Mujica

03:00
Video

La despedida de Tabaré Vázquez

"Hoy tenemos que despedir a una de las personas más inteligentes que he conocido en mi vida y venimos a despedirlo con enorme respeto y con un sentimiento de dolor real que parte de lo más profundo de nuestro ser", dijo por su parte Tabaré Vázquez en el Palacio Legislativo.

El mandatario dijo no tener duda de que el nombre de Batlle, que gobernó Uruguay entre 2000 y 2005, "quedará para siempre grabado en los muros" del Palacio Legislativo y "en la mejor historia" de Uruguay.

Calificó a Batlle, que hoy hubiese cumplido 89 años, como "un hombre liberal convencido de sus ideas, que las puso en práctica" y "un provocador del pensamiento" que "más allá de las discrepancias pautaba y marcaba distancias muy definidas de cada una de sus expresiones".

"Fue un político de estirpe, de fuste y así honró y vivió su vida hasta el último día (...). Él vivió como quiso vivir, fiel a su convicción, fiel a su pensamiento", afirmó Vázquez.

El presidente de Uruguay llegó al velatorio en torno a las 8.50 hora local y ofreció su pésame a la viuda de Batlle, Mercedes Menafra, y a otros familiares y allegados.

El Ejecutivo decretó duelo oficial para todo el día de hoy con honras fúnebres y bandera a media asta en todas las reparticiones del Estado, tanto dentro del país como en el exterior.

El velatorio comenzó a las 8 y el féretro fue recibido por su viuda y por políticos como los senadores del Partido Colorado -fuerza de centroderecha en la que militó Batlle- Pedro Bordaberry y José Amorín.

Amorín, quien también es familiar del fallecido, cubrió el féretro con la bandera nacional de Uruguay.

Las puertas del Palacio Legislativo estarán abiertas hasta las 15 para que los ciudadanos que lo deseen acudan a expresar sus respetos al ex presidente.

Batlle nació en Montevideo el 25 de octubre de 1927 y proviene de una familia que llegó Uruguay desde la ciudad española de Sitges, 200 años atrás.

Fue diputado, senador y candidato a presidente por el Partido Colorado en cinco oportunidades, logrando ser elegido mandatario en su quinto intento, en las elecciones de 1999, cuando contaba con 72 años de edad.

El mandato de Batlle estuvo principalmente marcado por la gestión de la grave crisis económica que azotó al país en 2002.

Su presidencia fue la cuarta de una saga familiar que comenzó con su bisabuelo, Lorenzo Batlle y Grau, mandatario entre 1868 y 1872; continuó con su tío abuelo, José Batlle y Ordóñez, quien dirigió al país en tres ocasiones, 1899, 1903-1907 y 1911-1915; y prosiguió con su padre, Luis Conrado Batlle Berres, que desempeñó la primera magistratura entre 1947-1951 y 1954-1958.

Agencia EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?