La Plata: un recorrido con 12 propuestas para disfrutar la ciudad

Crédito: Santiago Ciuffo
Capturamos la esencia única de esta ciudad: esa que conserva intacto el centenario eje histórico, pero se mantiene siempre fresca con una propuesta gastronómica, cultural y de diseño absolutamente joven
Bárbara Orlando
Santiago Ciuffo
(0)
27 de octubre de 2016  • 12:38

EL MOMENTO DE LA CASA CURUTCHET

La única vivienda que realizó el grandísimo arquitecto Le Corbusier en Sudamérica (conocida por muchos como la casa de la película El hombre de al lado) fue declarada este año Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto con otras 16 obras del arquitecto suizo-francés en siete países. La famosa casa con consultorio, construida para el doctor Curutchet entre el 49 y el 53 es parada obligatoria, y no solamente para los arquitectos: se puede recorrer libremente, vale (y se fomenta incluso) instalarse con un libro o unos mates en la terraza con vista al parque; siempre hay una exposición en la planta baja y el espacio se usa además para espectáculos, instalaciones, proyecciones o recitales, que se comunican con una semana de anticipación en @casacurutchetoficial. Abierta de martes a viernes, de 10 a 17; fines de semana, de 13 a 17. La entrada general cuesta $30, y $15 para estudiantes. Av. 53 320, entre 1 y 2.

LA ICÓNICA CATEDRAL

Crédito: Santiago Ciuffo

En el corazón de la ciudad, donde convergen las cuatro diagonales que la atraviesan, está la plaza Moreno y, dándole la cara, la Catedral de la Plata. La construcción neogótica íntegramente en ladrillo está grabada en un mármol de la Basílica de San Pedro por estar entre las más grandes del mundo. Pero a no confundirse, que el encanto arquitectónico no radica solamente en las dimensiones: los detalles de ebanistería y vitrales son dignas de una postal.

Por lo bajo. En el subsuelo de la Catedral, junto a la cripta donde descansan los restos de Dardo Rocha, fundador de la ciudad, funciona un museo con dos salas permanentes y dos temporarias, con exhibiciones que se renuevan bimestralmente.

Por lo alto. Desde el museo se puede acceder a un ascensor vidriado ubicado en la torre de Jesús. Desde sus dos miradores se puede disfrutar de una vista fabulosa.

Clásicos de ayer y de hoy

UN CACHO DE CULTURA

Crédito: Santiago Ciuffo

La monumental construcción que es hoy el Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha, en la manzana de 49,50, 6 y 7 se inauguró como estación ferroviaria en 1887 y se remodeló en 1928 para adquirir su actual –e irresistible– aspecto de palacio francés. Lo más encantador de esta proeza arquitectónica es su nutrida propuesta cultural. Alberga tres museos de entrada libre y gratuita: el MACLA, de Arte Contemporáneo Latinoamericano; el MUMART, de arte municipal; y el MUGAFO, de fotografía. Además, hay un Espacio INCAA con proyecciones diarias, ciclos semanales y festivales: del 14 al 17 de octubre es el turno del de Cine Independiente ‘Festifreak’.

MOMENTO SIBARITA

Crédito: Santiago Ciuffo

Carne, el flamante e informal restaurante del chef con dos estrellas Michelin Mauro Colagreco se convirtió en parada obligada para los amantes del buen comer. La fama es bien ganada: las hamburguesas son sencillamente perfectas. Nada más lejos de la comida chatarra que esta hamburguesería que enarbola la bandera orgánica: la carne es de vacas de pastoreo, las verduras de huerta y el pan de receta propia libre de aditivos y conservantes. Los entendidos piden la completa y la acompañan con el agua del día. Atenti al Facebook @hamburguesas para horario extendido en fechas especiales o días de show en el Estadio Único. En la calle 50 al 452.

MÁQUINA DEL TIEMPO

Crédito: Santiago Ciuffo

Rodeado del verde del Paseo del Bosque, está el clásico Museo de Ciencias Naturales. ¿El fuerte? Una completísima exhibición permanente, que invita a realizar un recorrido a través del tiempo, desde el origen del Universo hasta el hombre, mediante objetos. Rocas, minerales, imponentes esqueletos de animales fósiles y cerámicas de culturas precolombinas marcan el camino.

Céntrico

EMERGENTE

Crédito: Santiago Ciuffo

Siberia es una mixtura personalísima de rubros, que funciona justamente por eso: hay un delicado equilibrio que hila todo. El local de la calle 51 503 tiene un bazar con piezas de cerámica y decoración de diseñadores innovadores y una librería con títulos de editoriales independientes, maravillas escurridizas que Magdalena, su dueña, se encarga de compilar con impecable gusto. Como si eso fuera poco, también se venden obras (enmarcadas o como lámina) de artistas locales o amigos de la casa que exhibieron en la galería: sí, detrás del local, hay una galería de arte. Este mes se exhibe “Todo recuerdo es presente”, de la platense Leticia Barbeito.

A PIE

Crédito: Santiago Ciuffo

Para un pantallazo del sector más céntrico, se puede caminar desde la Plaza Rivadavia (frente a la Casa Curutchet), pasando por la Plaza San Martín, hasta la Plaza Moreno. Ese trayecto tiene joyas arquitectónicas como el Palacio Municipal, el Ministerio de Seguridad en la calle 2 y la Casa de Gobierno en la calle 6, pero además comprende muchos locales gastronómicos y de compras (se lleva cantidad de laureles el paquetérrimo shopping Pasaje Rodrigo en 51 entre 4 y 5).

ESCALA TÉCNICA

Crédito: Santiago Ciuffo

En Charola siempre hay gente: al mediodía, las ensaladas y platos del día marchan sin pausa, y a la tarde es una fiesta. En el centro de este café ambientado con onda cálida se despliega una barra con tortas y dulces para acompañar las enormes tazas de café. El cheesecake merece una ovación de pie, y los canelés son una magia esponjosa que es imprescindible probar (vale pedirse cosas para llevar). Tiene un patio encantador y un sector de bazar. Queda en 51 479.

Nocturno

DE COPAS

Crédito: Santiago Ciuffo

El grueso de los bares en La Plata se amucha en la diagonal 74. Alejado del barullo, en 60 y 27, está Laurus: una cervecería fundada por un grupo de amigos y maestros cerveceros en una casa antigua que destila onda por doquier. Barra larga de madera, seis canillas de cerveza artesanal producida in situ, generoso patio y amplia carta invitan a quedarse largo. ¿Sugerencias de los dueños? Picar el mix de chips (de papa, batata, remolacha y plátano) con una Pilsen checa, acompañar el papón Laurus con una Ale belga o probar la degustación de tres hamburguesas combinada con la premiada Ipa Austral.

ELEGANTE SPORT

Crédito: Santiago Ciuffo

Después de una gran remodelación, el Teatro Municipal Coliseo Podestá, en 10 733, se reinauguró para celebrar sus 130 años. Concebido como un teatro lírico a la italiana y adquirido por un circo criollo, tiene en su ADN la mixtura: expresiones populares se disfrutan con pompa y estilo. Entre las obras programadas para octubre está la consagrada comedia Toc Toc y el excelente unipersonal de Mercedes Morán, Ay, amor divino.

Además

  • Si el día está lindo y el plan es relajarse, el Paseo del Bosque es el lugar. El predio verde más grande de la ciudad (entre 50, 60, 115 y 122) tiene un gran lago que se puede recorrer alquilando un bote, una construcción de cemento en forma de gruta y muchos senderos para pasear. Ahí mismo están el Jardín Zoológico, el Museo de Ciencias Naturales y el Observatorio Astronómico.
  • Los fines de semana hay movida en el Barrio Meridiano V. La zona que rodea la vieja (y hermosa) estación de tren se llena de ferias de antigüedades y artesanías, hay eventos en las calles, y gente en bares y restaurantes. De nochecita, Ciudad Vieja, en la esquina de 17 y 71, siempre tiene música en vivo para disfrutar con una cerveza artesanal.
  • El bar Mulata, en la calle 55 937, abre de miércoles a sábados y ofrece una dupla que no falla: buena barra de tragos y bandas en vivo. En lo que a la coctelería respecta, acá la estrella es el White Russian.
  • Masse Boulangerie, en la esquina de la diagonal 74, 47 y 10, es emblemática. Hacen exquisitos panes de masa madre, caserísimos que se pueden pedir para llevar o degustar ahí mismo. También tiene heladería y cocina. Un lujo.

MÁS LEJOS

  • A escasos 9 km del centro está la localidad de City Bell, una zona residencial y tranquila. “Como un Cariló sin playa”, dicen los platenses. En los últimos años se consolidó como polo gastronómico en el que cabe destacar La Usina, un clásico del chef Diego Cortés.
  • En el km 48,5 de la ruta 36 está Mizujo Campo Libre, una cuidadísima granja criolla con espíritu japonés. Los más chicos alucinan con los estanques con carpas koi atravesados por puentes y el bioparque con animales de corral. Además, tiene un vivero bien variado y una verdulería de cultivo propio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.