Cómo será el nuevo disco de Andrés Calamaro, Volumen 11

Andrés Calamaro en el último Personal Fest
Andrés Calamaro en el último Personal Fest Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
El músico, en una pausa de su gira Licencia para cantar, habló de su nuevo álbum, que saldrá en diciembre
Sebastián Ramos
(0)
31 de octubre de 2016  • 10:05

ROSARIO.- El compositor no se detiene y como el movimiento se demuestra andando, el 2 de diciembre aterrizará un nuevo álbum de Andrés Calamaro, el primero con canciones originales desde Bohemio, de 2013. Lleva el título de Volumen 11 y cuenta con 18 canciones bien electrificadas. “Quería hacer un disco rockero, con letras fuertes, existencialistas, hablar de drogas, de la vida y de la muerte”, dice antes de apretar el play en su Mac ultrafina, vestido de negro y con la ilusión de un mediodía de sol, confortablemente sentado en el sillón de la habitación de un hotel rosarino.

La placa abre a pura distorsión con “Apocalipsis en el bar”, uno de los dos temas que grabó para una película de su amigo Alex de la Iglesia. “Lo llamé para ver cuándo nos juntábamos a comer y me terminó pidiendo una canción”, cuenta risueño y confiesa que el álbum está pensado en dos partes: una primera más radiable y una segunda más subida de tono, pesada en su formación.

Hay dos canciones que pegarán en el centro del corazón de sus seguidores (“Rock y juventud” y “La noche”) y hay también varias versiones: “Como el viento voy a ver”, de Pescado Rabioso (“le entramos al material sagrado”), “Marea”, de Babasónicos (“Adrián (Dárgelos) me pidió que haga una versión de un tema de Infame para un disco tributo que iba a salir en México pero que nunca se editó”) y “Blues de Santa Fe”, de Pappo’s Blues (“todo el disco tiene referencias a Pappo”, confiesa y muestra orgulloso la letra de “Tan triste no es el blues”, en la que utiliza con gracia y poesía dos frases del imaginario carpeano: “es menester” y “no obstante lo cual” ) y hay también, especialmente en lo que Calamaro llama el lado b (“en un momento pensé que el lado b tendría que ser el lado a realmente”), composiciones de espíritu salmonero, con el Capitán Andrelo al frente del barco y a cargo de toda la instrumentación.

Un álbum que llegará unos días antes de los shows con los que cerrará esta etapa de la gira Licencia para cantar, en el Gran Rex, y que se complementará a todo volumen con el repertorio que por estos días revisita en plan íntimo. Las dos caras de un mismo diablo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?