Ideas para combinar colores y texturas en tu casa

Fuente: Living - Crédito: Segey Anayev y Andrea Martidonna
El multipremiado estudio de arquitectura y diseño Oleg Klodt, con sede en Moscú, nos muestra distintos rincones de sus obras y echa luz sobre una trama de formas y colores muy bien pensada
Inés Marini
Estudio Oleg klodt
(0)
7 de noviembre de 2016  • 11:51

.

EN REUNIÓN. “En un ambiente tan amplio como éste, el color fue clave para darle calidez, pero también para integrarlo. Es muy fácil que los elementos queden ‘desconectados’ en grandes superficies si no se atiende a la proporción y a la paleta de color. En este caso, está basada en distintos tonos de azul, gris, rojo y beige, y recorre desde los textiles hasta el díptico de la artista rusa Olga Shagina”, explica Anna Agapova, directora de diseño de interiores del Estudio. Cortinas (Pepe Peñalver); luminarias (Arteriors); sillones turquesas (Amy Somerville); consola (Julian Chichester) y mesa baja espejada (Ochre).

Fuente: Living - Crédito: Segey Anayev y Andrea Martidonna

PANORAMA. Las obras en este rincón son de Lumas, la galería que en los 90 inauguró el concepto de vender series limitadas de fotos artísticas, como éstas de Erich Lessing (basílica de Santa Sofía en Estambul) y Reinhard Görner (Palacio de Versalles). “Decidimos plastificarlas en lugar de colocarles vidrio y marco. Tan pronto como se enmarca una foto, queda ‘atrapada’, pierde la continuidad espacial. Este sector se logró usando distintos tonos de marrón, que bajan de las fotos a los muebles. La chimenea de piedra negra y la mesa de forma orgánica, también en piedra, contrastan por color y por ‘temperatura’, pero de modo que el equilibrio se mantiene”.

Fuente: Living - Crédito: Segey Anayev y Andrea Martidonna

DISCRETA. “Escondimos los elementos funcionales de la cocina de dos maneras: con un armario de nogal hecho a medida y con una división de hierro y vidrio, esmerilado hasta media altura”, explica Anna Agapova. “Cuando la cocina no se usa, desaparece; lo que queda es un comedor diario con un clima encantador, elaborado con muebles vintage especialmente seleccionados para acomodarse al esquema de color”. La mesa es una réplica del clásico modelo del brasileño Joaquim Tenreiro; las sillas, originales ‘Captain’ del arquitecto norteamericano George Nakashima.

Fuente: Living - Crédito: Segey Anayev y Andrea Martidonna

ESPLÉNDIDO. “A muchos les puede parecer extraño ver sillones en el comedor, es cierto. ¿Los motivos? Elegimos este particular modelo de Walter Knoll porque su altura permite comer con comodidad; además, su amplitud y suavidad brindan una sensación reconfortante que no es fácil de conseguir usando sillas individuales”, explica Anna Agapova.

Fuente: Living - Crédito: Segey Anayev y Andrea Martidonna

BRILLANTE. “En este caso, quisimos que la solución surgiera de la arquitectura y no de la decoración; entonces, llevamos el dibujo de las ventanas a las paredes para darles cierta plasticidad. Lo más llamativo, sin duda, es la luminaria (Ontwerpduo), que está entre la cañería y un gramófono vintage. Las patas del lavatorio, que diseñamos en el Estudio, refuerzan la geometría, mientras que el tapizado de la banqueta hace lo suyo con el leitmotiv metálico”.

Fuente: Living - Crédito: Segey Anayev y Andrea Martidonna

DE CHICOS, PERO NO INFANTIL. “Cuando empezamos a trabajar en este cuarto, se hizo claro que el foco iba a estar puesto en la cama, que se apoya contra un fantástico papel de Juliet Travers. Su motivo transmite algo lúdico, positivo, al margen de tener una geometría interesante que también buscamos en la lámpara y la mesa de luz forrada en cuero con patas finitas como las de las cebras. El respaldo está tapizado en terciopelo sintético, práctico para limpiar pero también agradable al tacto”, dice la directora de interiorismo de Oleg Klodt.

Fuente: Living - Crédito: Segey Anayev y Andrea Martidonna

REFUGIO. “La protagonista indiscutida es la bañadera exenta dentro del nicho revestido en madera de un amarillo rico y profundo que transmite una agradable sensación de relax e ilumina el espacio desde adentro, un factor importante ya que este baño tiene poca luz natural. Este tono se lleva bien con el verde, el marrón, el violeta y el lila de los grandes cerámicos (ivanka.hu): una combinación audaz que refuerza lo escenográfico y lúdico de la propuesta”. Lámpara colgante (Jonathan Adler).

Fotos: Sergey Anayev y Andrea Martiradonna, gentileza del Estudio Oleg Klodt

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios