Suscriptor digital

10 momentos en los que lloramos con Gilmore Girls

La serie de Amy Sherman-Palladino, que regresa gracias a Netflix el viernes 25 de noviembre, tuvo grandes escenas emotivas en sus siete temporadas; en esta nota repasamos solo diez
Milagros Amondaray
(0)
22 de noviembre de 2016  • 00:34

*1. RORY SE PIERDE LA GRADUACIÓN DE LORELAI (PERO EMILY ASISTE)

Uno de los primeros enfrentamientos entre Lorelai ( Lauren Graham ) y Rory (Alexis Bledel) en Gilmore Girls se produce luego de que la joven se perdiera uno de los días más importantes en la vida de su mamá: la graduación del colegio nocturno. Sin embargo, aunque Rory llega tarde al evento por haber pasado un día en Nueva York con Jess (Milo Ventimiglia), la tristeza de Lorelai se ve apaciguada por dos factores. Por un lado, al ver a su madre Emily (Kelly Bishop) emocionada como pocas veces y, por el otro, el abrirle los ojos a su hija respecto a sus sentimientos por el sobrino de Luke (Scott Patterson).

*2. LORELAI LLORA POR LA RUPTURA CON LUKE

Si hay algo que define a Lorelai es su capacidad para sobreponerse a las decepciones y conflictos con rapidez verbal y candidez. Por lo tanto, es poco frecuente verla débil o en contacto con el dolor. La excepción a la regla fue su primera separación momentánea de Luke quien, agotado por la intervención de Emily en su relación, decide dar un paso al costado. Deprimida y sin ganas de hablar con nadie, Lorelai es rescatada por Sookie ( Melissa McCarthy ) y por Rory, quien deja sus compromisos en Yale para contener a su mamá.

*3. STARS HOLLOW DESPIDE A RORY

Todo fanático de Gilmore Girls sabe que después de la partida de la creadora Amy Sherman-Palladino, la serie se hundió al punto tal de darnos una temporada lisa y llanamente mala: la séptima. Afortunadamente, para el episodio final, el guionista David S. Rosenthal trabajó mejor en la difícil tarea de mantener la coherencia de los personajes y nos entregó esa inolvidable despedida a Rory, quien se va a cubrir como periodista la campaña presidencial de Barack Obama para un medio digital. Desde la aparición de cada uno de los habitantes de Stars Hollow, pasando por el gesto de Luke de coser una carpa gigante, hasta una conmovedora muestra de afecto de Emily y Richard (Edward Herrmann) a Lorelai, "Bon Voyage" fue un capítulo lo suficientemente bueno como para hacernos olvidar de los traspiés que lo precedieron.

*4. EMILY PIDE "IRSE PRIMERO" QUE RICHARD

Esta escena es particularmente dolorosa porque la muerte del actor Edward Herrmann la resignifica y porque sabemos que la partida del personaje de Richard es el puntapié de "Winter", la primera entrega del especial "A Year in the Life". Como siempre, Kelly Bishop está perfecta cuando debe cesar con los dardos punzantes y mostrar la faceta más vulnerable de Emily, quien se asusta tanto ante una súbita internación de su marido que le recuerda que ella demanda irse primero que él. El intercambio de miradas ratifica la fidelidad, la simbiosis, la perfecta dinámica con la que Richard y Emily compartieron casi todas sus vidas.

*5. RORY SE GRADÚA DE CHILTON

En Gilmore Girls las graduaciones son el momento clave donde los personajes dejan sus diferencias de lado para disfrutar de unos minutos emocionantes. Cuando Rory finalizó su etapa en Chilton y ya se encontraba lista para irse a Yale (y no a Harvard, contra todos los pronósticos), en simultáneo Lorelai compraba The Dragonfly Inn. Ambos logros simbolizan la tenacidad de las mujeres Gilmore quienes, habiendo superado muchísimos obstáculos cuando Lorelai dejó el confort familiar para empezar de cero con una Rory bebé, finalmente cosecharon los frutos del esfuerzo. Asimismo, otra vez las miradas son fundamentales y es imposible no llorar al contemplar la actuación de Lauren Graham y cómo transmite la revolución interna de su personaje.

*6. LORELAI ENFRENTA A EMILY

Si bien Emily es uno de los mejores personajes de la serie - quizás el mejor junto con Lorelai -, es cierto que al espectador se le complica defenderla cuando ella intenta hacer algo bueno por su hija pero bajo sus propios parámetros. La gota que rebalsa el vaso en la tensa relación entre ambas es la forma descarada en la que Emily busca sabotear la gran relación que Lorelai tiene con Luke, dado que su esnobismo le impide ver que efectivamente él es el hombre ideal para su hija. Cuando quiere revertir el plan y acercarse a Lorelai, ella se niega rotundamente y le pide que se calle a los gritos, generando así un distancia entre ambas que tardará en achicarse.

*7. DEAN DEJA A RORY (Y ELLA SE VA CON JESS)

No cabe duda de que "They Shoot Gilmores, Don't They?", el séptimo episodio de la tercera temporada de Gilmore Girls, es uno de los mejores de la serie. Ambientado en una de esas fascinantes tradiciones de Stars Hollow - el maratón de baile que Lorelai se empecina en ganar -, el capítulo se desarrolla como una olla a presión al mostrar la inevitable confesión de Rory sobre sus sentimientos por Jess. Cuando Dean (Jared Padalecki) percibe que su novia está enamorada de otro joven, la deja en pleno baile y a la vista de todos. Posteriormente, Rory se apoya en su madre y llora no tanto por la ruptura sino más bien por lo que implica decirle adiós a una etapa de su vida - la que representa el primer novio - para enfrentar una mucho más incierta.

*8. RORY RECHAZA LA PROPUESTA DE CASAMIENTO DE LOGAN

Gilmore Girls supo mostrar muy bien los momentos bisagra de la vida de Rory en función de sus tres parejas. Dean (como ya hemos visto) representa la ingenuidad del primer noviazgo, Jess simboliza la necesidad de algo menos cómodo pero más atractivo, y Logan (Matt Czuchry) es la perfecta representación del magnético Casanova que sabe cuándo es momento de sentar cabeza y hacer las cosas bien. En síntesis: es quien saca a relucir lo mejor de Rory y con quien la joven tuvo la relación más estable y madura. En consecuencia, cuando él le propone casarse en un extremo "a todo o nada" y ella lo rechaza para seguir cultivando su independencia, Logan no mira hacia atrás y se aparta de su camino. Es un escena triste porque el ultimátum no resulta verosímil, por lo cual hay que esperar para ver cómo se retoma el conflicto en el inminente especial.

*9. LANE SE VA DE SU CASA

Las dos mejores amigas de Rory, Lane (Keiko Agena) y Paris (Liza Weil), también forman parte de la lista de personajes para destacar de Gilmore Girls. En el caso de Lane hay que decir que la serie no siempre la trata de la mejor manera, a pesar de ser una de las mujeres más cultas, encantadoras y tenaces de su universo. Uno de los momentos en los que sí podemos ver a Lane "triunfando" es cuando es echada de la casa de su madre por no poder seguir viviendo bajo sus estrictos mandatos y empieza a concentrarse unívocamente en su pasión de ser baterista en una banda (Hep Alien). De todas formas, para poder ser ella misma, Lane debe despedirse de su mamá en una escena triste, pero luminosa por todo lo que implica para la joven no tener que ocultar su identidad. Dato: el personaje de Lane está basado en Helen Pai (anagrama de Hep Alien), la mejor amiga de Amy Sherman-Palladino.

*10. EL KARAOKE DE LORELAI DEDICADO A LUKE

Para poder ver nuevamente juntos a Lorelai y Luke, luego de la inexplicable ruptura por el ingreso de uno de los personajes más discutidos de la serie (April Nardini, hija de Luke), tuvimos que padecer capítulos monótonos de la sexta y séptima temporada. ¿El peor? "French Twist", el infame episodio en el que Lorelai cree que es acertado casarse con Christopher (David Sutcliffe), el papá de Rory, en un viaje a París. Para alivio de todos, el divorcio no tardó en suscitarse y tiempo después Lorelai se acercó a Luke con gestos indirectos (o no tanto) para reconstruir su vínculo. Uno de los mejores es el de la escena en la que Lauren Graham se luce cantando torpemente en un karaoke "I Will Always Love You" - la composición de Dolly Parton inmortalizada por Whitney Houston -, tema que le dedica a Luke con nerviosismo y los ojos llenos de lágrimas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?