Suscriptor digital

Jennifer Aniston: “Trabajé duro como para ser reducida a una triste mujer sin hijos”

Jennifer Aniston, cansada del escrutinio de la gente
Jennifer Aniston, cansada del escrutinio de la gente Crédito: revista Marie Claire
La actriz se confesó en una entrevista y djio estar harta de que los medios sólo la tengan en cuenta por temas personales y no por sus trabajos
(0)
12 de noviembre de 2016  • 00:28

Avergonzada. “He sido avergonzada por mi estado civil, por mi divorcio, por la falta de un compañero, por mis pezones”. Y harta de sentirse así, Jennifer Aniston decidió escribir, a mitad de este año, un fuerte artículo publicado por The Huffington Post para gritar por el lugar injusto en el que la actriz siente que la coloca la prensa. “¿Por qué sólo miramos a las mujeres a través de esa lente particular?”, se preguntó. La nota escrita y dada a conocer en el mes de julio comenzaba: “No estoy embarazada, lo que estoy es harta”. Y apuntaba duro contra “la cosificación y el escrutinio a los que sometemos a las mujeres”.

Es la primera vez que Aniston se refiere a aquella carta pública, en la cual lamentaba el acoso permanente de los paparazzi y la presión de los medios de comunicación sobre la vida de las estrellas. Y en la que focalizana el modo en el que son tratadas las mujeres, a partir de su caso particular.

Con 47 años y los pies bien plantados sobre la tierra a causa de una madurez ganada a los porrazos, Jennifer habló sobre esto en una extensa entrevista que dio a la revista Marie Claire, en donde expuso su más profunda visión sobre este tema. La actriz de Mi novia Polly, Loco por ella, Marley y yo, entre otras películas se quejó de que su nombre aparezca en la prensa por cuestiones personales y rara vez por su labor profesional. “Trabajé muy duro como para ser reducida a una triste mujer sin hijos”, dictaminó.

No faltaron las palabras amorosas para su marido, Justin Theroux, actor, guionista y director, con quién se casó en 2015 en Los Ángeles. “¿Por qué es el adecuado para mí? Saca la mejor parte de mí y me siento adorada. Y es una persona tan buena, que me duele pensar que alguien le haga daño”, compartió.

Pronto, la veremos en la comedia Fiesta de navidad en la oficina, que se estrena el 8 de diciembre en nuestro país y un día después en los Estados Unidos. “La gente simplemente va a amarla”, promete la actriz. Luego de este trabajo, aseguró que se tomará un tiempo libre y analizará con calma su próximo paso laboral porque busca encontrar un papel que le toque el corazón.

En la entrevista con Marie Claire confesó estar algo confundida. “Este es un momento en el que no estoy totalmente segura de lo que estoy haciendo. Estoy en esta especie de encrucijada tratando de averiguar lo que me inspira profundamente en mi núcleo”, detalló. “El mayor desafío ahora es tratar de averiguar qué es lo que hace a mi corazón cantar”, agregó. Y sobre cómo elige ella sus roles especificó: “Tenés que estar locamente enamorado del personaje, pensar que vas a estar muy molesta si no podés ir y jugar a ser esta persona... especialmente en estos días con Justin en Melbourne. Tiene que valer la pena”.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?