0

Los cosméticos made in Argentina

Perfumes nacionales con esencias internacionales; productosde cuidado de la piel y maquillaje también con insumos de afuera;un mercado chico que promete crecer
Malú Pandolfo
0
12 de noviembre de 2016  

Con asignaturas pendientes y con mucho por hacer, los cosméticos hechos en Argentina compiten entre sí y con productos del mundo, al que tienen mucho por aportar. Alta calidad, insumos que llegan de afuera y laboratorios serios aseguran la carrera de un producto en crecimiento.

Gracias a sus esencias importadas, los perfumes nacionales se paran con dignidad frente a los importados que, con un precio internacional que ronda los 100 dólares, resultan bastante más caros. Vaivenes económicos de por medio, con la suba del dólar aumentaron los importados, aunque siempre llegaron. "En nuestro caso algunos insumos subieron, pero los nacionales nos ayudaron a mantener un precio adecuado", explica Desiderio Láinez, presidente de Comimpar.

Con diseños, mano de obra y alcoholes nacionales pero la mayoría de las esencias, frascos y bombas importados, hoy los tiempos se están "normalizando".

"Argentina no tiene más fábricas de frascos de vidrio, queda sólo una, y no hay fábricas de packaging de cosmética como debería haber. En la medida en que haya previsibilidad tiene que aparecer una nueva camada de emprendedores", recalca Bebe Quesada, presidente de Saint Julien. Más allá de los precios, otro punto fuerte de un perfume nacional es la confianza ganada por las firmas que ya están posicionadas. "Nosotros hicimos contratos con personalidades y con marcas que prestigian la perfumería", según Láinez.

Hay grandes expectativas por salir al mundo. Desde Comimpar están empezando a exportar a Uruguay, y en menor medida a Centroamérica. "Es un trabajo lento en el que hay que convencer a la gente de que habrá previsibilidad. Ahora el mercado empieza a acercarse", agrega Láinez. Una dificultad local son los costos que impiden exportar más agresivamente: logística, impuestos, salarios y falta de infraestructura son temas a resolver. Pero gana el optimismo. "Argentina es un mercado muy chico, es el 1% del mercado mundial en cosmética. Para generar empleo y crecer tenemos que pensar en el mundo", opina Quesada.

Algo más

Marcas de reconocidos laboratorios, Eximia y Dermaglós fabrican productos de cuidado para la piel. Enfocada en la cosmecéutica, Eximia importa insumos para fabricar acá. "Diseño, marketing, envases y cremas son nacionales. No importamos nada terminado. Hacemos cosmética de calidad porque creemos que así como el vino salió al mundo a competir con los mejores, nosotros podemos hacer lo mismo", se entusiasma Martina Mora, responsable de marketing.

"Es una ventaja contar con un laboratorio propio porque producimos a partir del conocimiento de nuestras consumidoras, lo que nos permite crear a para sus necesidades concretas," destaca Natalia Mazzoni, gerente de marketing de Dermaglós. Aseguran estar al día en sus maquinarias. "En un contexto estable podremos estar más actualizados. Ahora estamos comprando nuevas máquinas más eficientes", añade.

Otra que conoce bien el mercado nacional y latinoamericano es Lidherma. "Llegamos a las ciudades con novedades y capacitación. Así fidelizamos y construimos un diferencial en el mercado", apunta Alejandro Maure, director de negocios.

En el caso de las marcas que ofrecen perfumes personales, ambientales y líneas de cuidado, a la competencia directa se suma la indirecta: las marcas de indumentaria que lanzan sus perfumes. "¿Nuestra ventaja? Somos una empresa de cosmética y sabemos cómo realizar perfumes", asegura Sergio Romero, de VZ Bath & Body. E indica que su fuerte, además de un buen producto, es el packaging, un diseño simple y buen precio.

Según Marta Harff de Perfumum Bue, "hay insumos caros y difíciles de conseguir. Juegan los volúmenes del mercado que es chico y recesivo". Para la empresaria es clave contar con una propuesta que se transmite de manera honesta. "No engañamos a nadie prometiendo parecer de veinte años menos", se sincera. Para Liliana Lampuri, de Elementos Esenciales, "lo que hace que una marca dure es la sumatoria de calidad y variedad de productos e imagen. Y saber que el que guía los gustos es el consumidor".

La Pasionaria tiene como "valor agregado el ser una empresa nacional que trabaja con una paleta de aromas propios y del país, donde realiza el producto", señala Carana Caravazza. Además, hace hincapié en su identidad que se sostiene en sus locales, packaging, productos, mensajes y atención al público.

Hoy, experta en color y textura, Regina Cosmetics está posicionada como una marca argentina que conoce las necesidades de la piel de las argentinas y fabrica para darles una respuesta. ¿Dificultades? "Las condiciones poco claras, el tipo de cambio y las trabas en las importaciones", señalan desde la firma. Sin embargo aseguran que hoy "no hay apertura total pero las cosas llegan más rápido". En la elaboración de sus cosméticos elaboración usa un mínimo de materias primas importadas.

Desde Universo Garden Angels ponen el acento en la calidad certificada de sus insumos y en la fabricación nacional. "El país es un gran productor de aceites naturales como la rosa mosqueta, la lavanda, el aceite puro de limón y la oliva. De lo que importamos, hoy hay más flexibilidad de ingreso al país", aseguran. Así, cuentan con aceites puros importados y esencias que vienen de Francia.

Maquillaje local

Respecto al maquillaje, en Argentina hay muy buenas materias primas como siliconas, aceites esenciales y aromatizantes pero otros componentes, como los pigmentos para elaborar bases de maquillaje o brillos labiales, tienen que importarse. "En un producto muchas veces hay un mix de materia prima importada y nacional", afirma Andrea Pellegrino.

¿La clave para competir con grandes marcas de afuera? "Calidad, precio y presentación. Mis bases correctivas no tienen nada que envidiarles a las marcas importadas y tienen precios más baratos", asegura.

Quiénes son

Comimpar. En los 80 elaboró perfumes para marcas extranjeras, que se vendían en Argentina. Hoy produce, entre otros, los de Benito Fernández, Laurencio Adot y Rapsodia.

Perfumum Bue. De Marta Harff, perfumes ambientales, para textiles y purificadores de aire son su especialidad; ahora suma una línea de cuidado, esta vez, con activos naturales.

Saint Julien. Con 40 años de trayectoria, su más reciente creación es Despertar de Guillermina Valdez, que se suma a Acqua di Vertiente y Petit Enfant. Produce además la línea de cremas Arex.

VZ Bath and Body. Empresa creada por Verónica Zuberbuhler hace 15 años con locales en Buenos Aires, el interior del país y en Chile, Paraguay y Bolivia. Con accesorios para baño y relax y seis líneas de perfumería y tocador.

E: e. Elementos Esenciales es una marca de Armonie S.A., una empresa familiar nacida en 2001. Geles para la ducha, perfumes, sales relajantes, home diffusers son algunos de sus productos preparados para provocar los sentidos. Además, ofrecen servicios en gabinetes de tratamientos corporales, faciales y capilares.

Eximia. De Laboratorios Roemmers, se lanzó en 2013 y se vende en farmacias. Ofrece productos de dermocosmética.

Dermaglós. Lo suyo es el cuidado de la piel, con cremas, emulsiones y protectores solares, desde hace 40 años. Una marca de Laboratorios Andrómaco (que ya cumplió 90).

Lidherma. Desarrolla productos cosmecéuticos desde 1989, para profesionales de la estética: dermatólogos, cirujanos, esteticistas, kinesiólogos, cosmiatras, cosmetólogos, centros de estética y de spa.

La Pasionaria. "Eso que nos gusta e identifica puede ser un perfume" dice Carina Cavazza de la yerba mate, el dulce de leche, vinos como el Malbec, flores como la del ceibo. Y con esta idea abrió una jabonería gourmet en Rosario que extendió por el país y el exterior, y hoy cuenta con cientos de puntos de venta en Argentina, Paraguay, Costa Rica y Japón. Las líneas se fueron sumando y tienen perfumes, cremas, aromas para el hogar y aceites.

Universo Garden Angels. Es una firma de aromacolorterapia que asocia conceptos de aromaterapia, colorterapia y de esencias florales para un producto que busca el equilibrio emocional en las personas.

Regina Cosmetics. Cuando en la crisis del 2001 Regina Kuligovski no encontraba el material suficiente para trabajar, arrancó con la producción de desarrollos a medida. El de boca en boca la llevó a ampliar su extensa línea de maquillaje que cuenta con veinte locales de venta al público.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.