Recelos en la Justicia por el traspaso de juzgados a la órbita de la ciudad

Son decenas de jueces de los fueros penal, laboral y del consumidor; hay inquietud por las diferencias de nivel salarial
Adrián Ventura
(0)
10 de noviembre de 2016  

El gobierno nacional y el porteño avanzan contra reloj para firmar, el 30 de noviembre, el traspaso a la Ciudad de más de 20 juzgados penales, unos 30 juzgados laborales y también el fuero del consumidor.

"El presidente Mauricio Macri y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tienen la decisión política de hacer la transferencia y estamos trabajando para firmar los convenios. Pero la vamos a hacer con mucho cuidado, para no herir susceptibilidades y no producir daño. Por eso, hay muchos temas que todavía no están cerrados", dijo a LA NACION Enzo Pagani, presidente del Consejo de la Magistratura de la ciudad.

Cerca de Juan Bautista Mahiques, representante de Macri en el Consejo de la Magistratura de la Nación, confirman que la voluntad existe. Pero el tema del traspaso, saben en ambas jurisdicciones, despierta muchos recelos.

Por un lado, la idea de ambos gobiernos y consejos es firmar el último día de noviembre cinco convenios, que estarán en línea con uno de los proyectos del paquete Justicia 2020 que impulsa el ministro de Justicia, Germán Garavano, y que el Congreso todavía no aprueba.

Esos convenios, luego, deberán ser sometidos a la aprobación del Congreso y de la Legislatura porteña, con todo el tiempo que ello demanda. Está claro, entonces, que los aludidos acuerdos entre ambas jurisdicciones sólo serían el puntapié inicial de un largo proceso que llevaría buena parte de 2017.

En segundo lugar, tampoco está decidido si pasarán sólo los juzgados vacantes respecto de los que el Consejo nacional no haya celebrado concurso para cubrir las vacantes o si también se transferirán los juzgados concursados e, incluso, algunos juzgados ya cubiertos. Tal vez, un candidato que concursó para juez nacional terminaría siendo un juez porteño.

El dato parece menor, pero eso genera mucho recelo en la justicia nacional. Primero, porque los jueces porteños ganan sueldos inferiores a los que paga el Poder Judicial nacional. En la Ciudad aseguran que a los jueces y juzgados que procedan de la Nación se les respetará el nivel salarial. Esto significa que la Ciudad deberá elevar los salarios a los jueces locales, para que no queden en inferioridad de condiciones. El problema, sin embargo, es que la Ciudad no tiene presupuestada aún las partidas necesarias, dicen en el Consejo porteño.

También habría que resolver problemas serios vinculados con el procedimiento. Ahora, una causa laboral, por ejemplo, se tramita en primera instancia y en la cámara del fuero. Pero si parte del fuero pasa a la Ciudad, también debería existir una apelación ante el Superior Tribunal porteño.

En esa línea, este año, las cámaras de Apelaciones en lo Civil, en lo Comercial y la del Trabajo dictaron sendas acordadas oponiéndose al desmembramiento de esos fueros.

Pero, como si fuera poco, hay otro dato que agrega más tensión: la Asociación de Magistrados está en plena campaña electoral para los comicios que harán los jueces el 24 próximo, es decir, pocos días antes de la fecha prevista para los convenios entre la Nación y la Ciudad. Gabriela Vázquez, representante de la Lista Celeste y consejera de la Magistratura de la Nación, impulsa "la resistencia al traspaso por motivos constitucionales".

Más allá de cualquier solución, también hay que recordar que la Corte Suprema, hace varios meses, instó al Consejo de la Magistratura a trabajar con mayor celeridad para cubrir las más de 200 cargos judiciales que están vacantes. El conflicto por el traspaso debería también tener en cuenta la necesidad de cubrir esos cargos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.