0

Aumentaron el hurto y el contrabando de equipos

Se denuncian unas 5000 sustracciones por día en todo el país
Vanesa Listek
0
11 de noviembre de 2016  

No hay una manera mágica para reducir el robo y contrabando de celulares. Según los especialistas es importante desalentar estos negocios ilegales con un conjunto de medidas preventivas tales como modificar y agilizar los procesos penales, aumentar las penas, incentivar las denuncias de los usuarios y exigir a los fabricantes que hagan dispositivos seguros.

En la Argentina se denuncia un promedio de 5000 robos de celulares por día ante las operadoras del servicio, según las últimas estadísticas del Groupe Speciale Mobile Association (GSMA), una entidad global que agrupa a los jugadores del ecosistema móvil.

"Crear un registro de IMEI -las siglas en inglés del número de Identidad Internacional del Equipo Móvil- legalmente terminaría siendo poco eficaz, ya que pueden ser adulterados y cambiados por otros «legales». Es clave que los fabricantes intensifiquen los esfuerzos para robustecer el IMEI y, así, desalentar los robos de celulares", dijo a la nacion Lucas Gallitto, gerente de Tecnologías del GSMA.

Actualmente, el hurto de celulares tiene una pena de uno a tres años de prisión. Generar barreras para el negocio de compra y venta en el mercado paralelo e ilegal de celulares es fundamental; en ese sentido, implementar mayores controles a los equipos móviles ayuda a reducir el delito.

Según un informe de la Cámara de Agentes de Telecomunicaciones Móviles de la Argentina (Catema), ingresan en el país 205.470 teléfonos celulares de contrabando por mes, es decir, 6849 equipos por día. Se trata de un negocio ilegal que creció de manera alarmante en los últimos tres años: entre 2014 y fines de este año habrá un crecimiento del 66,7%.

"Mientras los precios de los dispositivos móviles en la Argentina sean el triple que en otros mercados, el incentivo al contrabando será muy alto", especificó Gallitto.

Según las estadísticas, las zonas calientes del contrabando de teléfonos celulares son la frontera con Chile y la triple frontera con Brasil y Paraguay.

Por su parte, la World Customs Organization -un cuerpo independiente que mejora la eficacia de las aduanas de todo el mundo- podrá acceder a la base de datos de IMEI para corroborar que los teléfonos ingresados en el país coincidan con el número de identificación único del equipo, un avance en la lucha contra el contrabando.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.