Un símbolo de la aristocracia argentina

Mariano Haedo y su familia lo habitaron por primera vez; él era directivo del ferrocarril
(0)
14 de noviembre de 2016  

El palacio Haedo fue habitado por primera vez por la familia de Mariano Francisco Haedo, un empresario que había nacido en Uruguay en 1816. Fue más conocido como José Haedo, debido que firmaba como Mariano F. Haedo y en su caligrafía la F parecía una J: muchos historiadores, por eso, lo llamaron José. En esa casona vivió junto con sus hijos y su mujer, Rosa Santa Coloma Azcuénaga, perteneciente a una de las familias más poderosas de Buenos Aires desde la época del virreinato.

"Haedo era de una familia tradicional de clase alta argentina. Fue presidente de la comisión directiva del Ferrocarril del Oeste, hoy ferrocarril Sarmiento. En su honor llevan su nombre la estación Haedo y la localidad de Haedo en Morón, provincia de Buenos Aires. Fue director del Banco de la Provincia de Buenos Aires, que en esa época se llamaba Banco y Casa de Moneda de la Provincia de Buenos Aires, y senador provincial", detalla el historiador Daniel Balmaceda.

Una de sus descendientes, quien falleció recientemente con 102 años, fue la escritora y periodista Elsie Krasting de Rivero Haedo, autora de varias obras teatrales y gran devota de Nuestra Señora Gaucha del Mate. Con su seudónimo Virginia Carreño, fue autora del libro Estancias y estancieros del Río de la Plata. Se inició en el periodismo colaborando en la revista El Hogar y en el diario The Standard, en inglés. Luego, durante nueve años dirigió la revista femenina Rosalinda.

Los primeros Haedo, como tantas otras familias de clase alta, decidieron mudarse a la zona de Retiro huyendo de la fiebre amarilla de 1871. El entorno de la plaza San Martín, originalmente Plaza de Toros, pasó de ser un barrio marginal a una zona cada vez más cotizada, cuando esas familias se desplazaron desde sus casas coloniales en el centro porteño hacia la calle Florida, siguiendo hacia el Norte por la plaza San Martín y, finalmente, hacia la actual avenida Alvear y el Paseo de la Recoleta. Barrio Norte comenzaba a ser privilegiado por la aristocracia argentina vinculada al modelo agroexportador de fines del siglo XIX.

En 1880, los Haedo le vendieron la mansión al coronel Reynaldo Villar. Los Villar debieron hipotecar la vivienda en la década del 30; fue luego adquirida por el Banco Popular y permanece en manos del Estado hasta hoy.

Daniel Balmaceda
Daniel Balmaceda

Daniel Balmaceda

Historiador

"En honor de Mariano Haedo llevan el nombre la localidad de Morón y la estación del tren Sarmiento homónimas"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.