Más opciones electrónicas para recargar la tarjeta SUBE

Se podrán realizar créditos virtuales en PagoMisCuentas; el proceso requiere una validación posterior en una terminal de autoservicio
(0)
14 de noviembre de 2016  

Desde hoy no será necesario rastrear un lugar en la vía pública donde se pueda cargar la SUBE con dinero en efectivo. Los 13 millones de usuarios de la tarjeta podrán ahora también acreditar saldo para viajar en el transporte público por medio de la Red Banelco. Para que la suma quede efectivizada a favor, los beneficiarios deben acercarse luego a una terminal automática autorizada, pero sin portar billetes.

A través del servicio online PagoMisCuentas, la nueva opción de recarga del Sistema Único de Boleto Electrónico estará disponible por homebanking, teléfono celular, cajeros automáticos o mediante el débito de dinero de la cuenta bancaria. Hasta ahora, estaba activa la Red Link, indicaron las fuentes consultadas.

El Ministerio de Transporte de la Nación anunció que la nueva opción de recarga se podrá utilizar desde hoy. "No sólo se expande el servicio de carga, sino que la nueva opción les permite a los usuarios tener siempre saldo disponible, ahorrar tiempo de viaje al evitar la cola para aumentar el monto a favor y no tener que llevar dinero encima para poder viajar", informó la cartera que dirige Guillermo Dietrich en un comunicado.

De igual manera, las tarjetas podrán continuar recargándose en quioscos, puntos de carga oficiales y boleterías de la red de subterráneos.

El procedimiento

Los 13 millones de usuarios que actualmente tienen activa la tarjeta para viajar en colectivos, trenes y subtes podrán cargar saldo desde el servicio PagoMisCuentas, disponible en distintas plataformas electrónicas. El monto a acreditar sumado al saldo restante de la tarjeta no debe superar los $ 600.

Una vez realizada la recarga, los beneficiarios deben acercarse a una terminal automática de SUBE y apoyar la tarjeta en el lector para "descargar" el crédito, de modo de efectivizar así la operación virtual. Se puede consultar la ubicación de esos puntos oficiales en la página www.sube.org.ar.

Algunos de esos dispositivos amarillos fueron instalados en ciertas estaciones de subte. Los primeros ya funcionan en la línea D. La empresa estatal que administra todas las líneas, Subterráneos de Buenos Aires, planificaba instalar 250 de esas terminales de autoservicio a lo largo de toda la red.

Apenas se conoció el anuncio del Ministerio de Transporte nacional sobre el nuevo método de recarga de la tarjeta por instrumentarse desde hoy, algunos usuarios cuestionaron a través de las redes sociales que la acreditación del saldo no se realice automáticamente y que, en cambio, requiera de un paso más para confirmarse.

Facilitar el acceso

Hace una semana que la SUBE puede adquirirse en más de 120 boleterías habilitadas de las estaciones de subte de todas las líneas. El costo oficial es de $ 25 y uno de los objetivos es evitar que los futuros compradores abonen de más en locales que imponen un costo extra.

Al respecto, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia, dijo: "Queremos brindar a los vecinos un servicio de subte integral. Que puedan adquirir la tarjeta SUBE en las boleterías les va a facilitar el acceso, al igual que a los miles de turistas que visitan la ciudad".

Esta iniciativa se inscribe en el Plan de Modernización de la red de subtes. Ya incluyó, desde el primer día hábil de mayo, la migración a un sistema único de acceso con tarjetas sin contacto y se dejó de vender la tradicional Subtepass. Desde entonces, los medios de pago habilitados para abonar el pasaje son SUBE y Monedero.

Actualmente, la red del Sistema Único de Boleto Electrónico cuenta con 4000 puntos de obtención de la tarjeta y unos 6500 lugares para su carga. Para averiguar el más cercano, los usuarios pueden ingresar al mapa georreferenciado del portal web oficial.

Desde esa misma página del sistema, los usuarios pueden denunciar a los comerciantes que quieran cobrar un adicional para recargar el saldo -piden hasta dos pesos de más por cada transacción- o bien para vender el plástico.

A partir del 1° de junio último se amplió el saldo negativo disponible para la SUBE de $ 10,50 a $ 20. Se trata de un crédito adicional que se activa cuando se termina el saldo a favor del usuario. Una vez que la persona realiza la recarga correspondiente, el saldo negativo se recupera de esa acreditación.

Recarga virtual

Nueva opción: Se habilita la carga de la tarjeta SUBE por medio de PagoMisCuentas, que ofrece la Red Banelco desde los canales homebanking, teléfono, cajeros automáticos y débito de la cuenta bancaria.

Validación: Una vez realizada la carga, los usuarios deben ir a una terminal automática de SUBE y apoyar la tarjeta en el lector para acreditar el dinero. En www.sube.org.ar se halla el listado de esos puntos.

Compra de tarjetas: Hace una semana que se pueden adquirir en las boleterías del subte. El costo oficial es de $ 25. También allí está habilitado la carga del saldo.

Twitter

@BriianGomez

¿La carga en PagoMisCuentas hay que validarla en una terminal? Al menos deberían ampliar la cantidad de terminales

@diegomolle

Increíble. Solucionaban el tema de la carga en horario nocturno, pero si hay que validar el problema es el mismo

@ggiuse

Con Link ya se puede hace meses al menos

@alf565

Buena noticia para los usuarios de la #SUBE

@dzapatillas

Bien porque se podrá cargar la SUBE con PagoMisCuentas o Homebanking. Ahora falta la resolución que permita expresamente compartirla

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.