Suscriptor digital

Un llamado de Obama a volver a empezar

Reconoció que el mensaje de Trump fue más efectivo y les pidió a los demócratas no bajar los brazos
(0)
15 de noviembre de 2016  

NUEVA YORK.- Antes de partir en su último viaje como presidente de Estados Unidos, Barack Obama ofreció un mensaje para los demócratas, humillados por la dura derrota en la elección presidencial que coronó a Donald Trump: hay que mejorar el mensaje.

"Cuando tu equipo pierde, todo el mundo se desinfla", reconoció Obama en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. "Creo que tenemos las mejores ideas. Pero también creo que las buenas ideas no importan si la gente no las escucha", apuntó.

Fue un reconocimiento tácito a la efectividad del mensaje de campaña de Trump ( Make America Great Again), que le permitió capitalizar la revuelta populista contra Washington e imponerse a la campaña de Hillary Clinton, una maquinaria política moderna, profesional y dotada de recursos que terminó de rodillas ante el magnate inmobiliario.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama Fuente: EFE

Obama convocó a los demócratas a "competir en todos lados" y a trabajar "en las bases". Y, optimista, les recordó que en 2004 también perdieron todo y cuatro años más tarde recuperaron la Casa Blanca y el Congreso.

El mandatario también ofreció más detalles sobre su encuentro con Trump. Dijo que Trump había expresado "gran interés" en preservar las relaciones estratégicas de Estados Unidos y que estaba "comprometido" con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Trump había criticado a la OTAN en campaña y había prometido que intentaría reformarla y exigiría a los socios que pagaran para que Estados Unidos los defendiera.

"No hay un debilitamiento de la voluntad cuando se trata del compromiso de Estados Unidos de mantener una relación fuerte y robusta con la OTAN y un reconocimiento de que esas alianzas no sólo son buenas para Europa. Son buenas para Estados Unidos y vitales para el mundo", dijo Obama.

Varios periodistas le preguntaron si, tras su encuentro con Trump, había cambiado de opinión respecto de si era apto o no para ser presidente. Obama eludió brindar una respuesta directa, pero, una vez más, llamó a los norteamericanos a darle una oportunidad a su presidente electo, al que calificó de "pragmático" más que "ideológico".

Obama también evitó meterse en la polémica por el nombramiento de Stephen Bannon, acusado de ser racista y antisemita, como asesor principal de Trump.

Obama también lamentó, otra vez, no haber podido cumplir su promesa de cerrar la prisión de Guantánamo, en Cuba, ícono de torturas, y anticipó que le "urgirá" a Trump que preserve las protecciones para los jóvenes inmigrantes indocumentados, conocidos como dreamers.

"La mayoría de los norteamericanos no quiere que esos chicos empiecen a esconderse de nuevo", dijo Obama.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?