Tu próximo celular tendrá 5 horas de autonomía con 5 minutos de carga

El USB-C habilita la posibilidad de enviar más energía por el cable USB que en un microUSB
El USB-C habilita la posibilidad de enviar más energía por el cable USB que en un microUSB
Qualcomm adelantó detalles sobre su próximo procesador, el Snapdragon 835, que mejora el sistema de carga rápida de la batería
Ricardo Sametband
(0)
17 de noviembre de 2016  • 15:57

Qualcomm anunció un nuevo procesador para dispositivos móviles, el Snapdragon 835. Sucede al 821 actual y será, cuando esté disponible, el más poderoso de la compañía, y el candidato a estar en el corazón de los smartphones de alta gama de 2017. No se sabe mucho de este chip. El único dato concreto que difundió la compañía: trae Quick Charge 4.0, la cuarta versión del sistema de carga rápida de la compañía, una tecnología que eventualmente estará disponible en procesadores más económicos.

Quick Charge 4.0 habilita dos cosas: por un lado, un sistema de carga rápida que, según la compañía, logra darle 5 horas de autonomía con 5 minutos de carga al dispositivo en cuestión. Y permite llevar su batería de 0 al 50% de carga en 15 minutos.

Pero claro, el número real probablemente no será ese con exactitud, ya que dependerá de varios factores, como el consumo general del equipo mientras se carga, el tamaño de la batería y la carga presente, ya que Quick Charge carga más rápido cuanto más descargada está la batería; según Qualcomm es un 20 por ciento más veloz y un 30 por ciento más eficiente que Quick Charge 3 (presente hoy en el LG G5, Moto X y otros equipos con procesadores Qualcomm; el Galaxy S7 usa la segunda generación de Quick Charge).

El otro cambio en Quick Charge es estratégico: esta versión es compatible con USB-PD, el estándar de carga rápida que inauguró el USB reversible (USB-C), y que Google está promoviendo para Android (y recomendando su uso antes que el sistema propietario de Qualcomm). Es esperable que Mediatek y otras compañías que tienen sus propias tecnologías de carga rápida hagan algo parecido, es decir, modificar sus tecnologías de carga rápida para hacerlas compatibles con el estándar que apoya Google.

Qualcomm dice que en los próximos meses dará más información sobre el resto de las características del Snapdragon 835, que estará fabricado por Samsung (que ya fabrica a su antecesor, el Snapdragon 820) con su tecnología de 10 nanómetros, que permite hacer procesadores más compactos y con menor consumo de energía que los actuales, hechos con tecnología de 14 nanómetros.

Como sucedió con Quick Charge 3 (disponible en un equipo de gama media como el Lenovo Moto G Plus) este nuevo sistema de carga llegará a otros chips y modelos de teléfonos más económicos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.