Suscriptor digital

Con intensos debates, el Congreso avanza en una nueva regulación

Ayer, se votó en Diputados por amplia mayoría el proyecto del oficialismo; no se autoriza el autocultivo
Laura Serra
(0)
24 de noviembre de 2016  

Tras un intenso debate, la Cámara de Diputados aprobó ayer un proyecto que garantiza la provisión gratuita, por parte del Estado, del aceite de cannabis (marihuana) a los pacientes debidamente registrados. Sin embargo, la iniciativa no permite el autocultivo de la planta, actividad que continuará penalizada por la ley de estupefacientes.

La iniciativa, que se giró al Senado, se aprobó por unanimidad con 222 votos positivos. El oficialismo impuso su postura frente a los diputados del kirchnerismo y los bloques de izquierda que, en nombre de distintas organizaciones de padres de chicos con diversas patologías, reclamaron en el recinto que la ley autorice el autocultivo y el cultivo cooperativo y solidario.

Sin embargo, como este sector no lograba reunir la mayoría suficiente de votos, acordó acompañar el proyecto del oficialismo, a cambio de algunas modificaciones en el articulado.

La iniciativa autoriza la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, cuyo aceite es usado ya por miles de familias en nuestro país para paliar enfermedades como la epilepsia refractaria, dolores crónicos y fibromialgias.

En este contexto, la iniciativa propone crear un registro nacional voluntario de pacientes y familiares de pacientes que, presentando las patologías incluidas en la reglamentación, sean usuarios de aceite y otros derivados de la planta de cannabis. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) podrá importar ese aceite y su provisión será gratuita para quienes se encuentren incorporados al programa.

"El Estado tendrá la obligación de dar aceite de cannabis, habrá docencia y todo el sistema de salud se pondrá a generar evidencia científica. Además, se prevé que hasta tanto el Estado pueda dar a los pacientes cannabis medicinal, aquellos que se sumen al programa podrán importar gratuitamente el aceite de cannabis o sus derivados", enfatizó el diputado Luis Petri (Cambiemos).

"El aceite importado sirve, pero no para todas las patologías. Además, para obtenerlo, hay que hacer un trámite burocrático ante la Anmat. Su importación no soluciona el problema", retrucó la diputada Carolina Gaillard (Frente para la Victoria), que insistió en autorizar el autocultivo.

"Hoy la ley penaliza y considera narcotraficante a la madre que cultiva para bajarle las convulsiones a su hijo", enfatizó, y advirtió que el Estado no está en condiciones de satisfacer la demanda del aceite.

El diputado Felipe Solá (Frente Renovador) propuso un camino intermedio, que definió como "de transición". Propuso así un artículo para que, hasta tanto el Estado pueda abastecer del aceite de cannabis a partir de la producción propia, se autorice a las familias al autocultivo con fines medicinales. Su propuesta no prosperó, aunque el oficialismo sí aceptó la sugerencia del kirchnerismo para que el Estado, por medio de laboratorios de producción pública, esté autorizado a producir aceite de cannabis para su uso exclusivamente terapéutico.

Enfoques contrapuestos

Luis Petri

UCR-Cambiemos

"Tenemos que involucrar al Estado, en la investigación que certifique los extremos positivos, y en el control. Sin Estado no hay médicos que lo puedan prescribir"

Carolina Gaillard

FPV-PJ

"Se trata de un tema de salud, no de drogas ni de adicciones"

Felipe Solá

Diputado Frente Renovador

"Es preocupante que pase a ser un cultivo más; es imposible detectarlo porque se lo rodea de soja o maíz"

Nilda Garré

Diputada FPV-PJ

"Es fundamental que se permita el autocultivo para evitar situacionesde clandestinidad"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?