En ocho años hubo 99 femicidios de hijas

Más de la mitad de las víctimas eran niñas de entre 2 y 12 años
(0)
26 de noviembre de 2016  

De los 2094 femicidios registrados desde 2008 hasta el año pasado, 99 fueron cometidos por padres o padrastros de las víctimas, de las cuales 17 presentaban indicios de haber sido abusadas por su asesino.

Así ocurrió en el caso de la joven mendocina Ayelén, de 19 años, quien había denunciado a su padre el pasado 14 de septiembre por violencia sexual. Una semana después, su progenitor, Roque Arroyo, de 54 años, la mató, luego de violar una orden de restricción de acercamiento que le había impuesto un juez.

En ocho años hubo 99 femicidios de hijas de los cuales más de la mitad eran niñas de entre 2 y 12 años
En ocho años hubo 99 femicidios de hijas de los cuales más de la mitad eran niñas de entre 2 y 12 años Fuente: Archivo

El dato surge de un análisis del Observatorio de Femicidios Marisel Zambrano, dependiente de La Casa del Encuentro, que identificó que 65 asesinos eran padres, 17 padrastros, seis eran ex pareja y 11 eran parejas de las madres de las víctimas.

Un dato no menor que detectó la ONG corresponde a 30 de los femicidas, quienes se suicidaron luego de asesinar a sus hijas o hijastras; 14 de esos hombres tenía denuncias previas y cuatro tenían prohibiciones de acercamiento.

Las edades de las víctimas son preocupantes, ya que más de la mitad eran niñas, de entre 2 y 12 años, y 18 eran bebes de hasta un año. Las otras 14 víctimas eran adolescentes de entre 14 y 18 años.

Asesinatos intrafamiliares

La mayoría de los asesinatos -51 femicidios- ocurrieron en las viviendas familiares. Por su condición de hijas e hijastras, existe una relación de confianza con el adulto progenitor o el adulto referente, por eso es más común que el hecho transcurra en el hogar. Además, se lo considera un ámbito seguro, que se convierte en un lugar peligroso.

Un caso en particular conmocionó a la provincia de Córdoba, el de Brisa Argüello, de 17 años. Su cuerpo fue hallado en una vivienda humilde, en un campo a 150 km de la capital. Había recibido un disparo de una escopeta en la cabeza, y sin embargo pudo llamar al 911 para pedir auxilio antes de morir. Su asesino estaba en pareja con la madre de la adolescente, y luego de matarla, se quitó la vida, con la misma escopeta. En el caso de Brisa, había serias sospechas de un abuso sexual por parte del padrastro.

De acuerdo con la citada investigación, hubo 13 femicidios de hijas e hijastras en 2008; 10, en 2010; 23, en 2011; 11, en 2012; 6, en 2013; 12, en 2014, y 14 en 2015.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios