Brian Castaño se consagró campeón mundial de boxeo: el video del KO, su indiscutible récord y la influencia del Chino Maidana

Brian Castaño, nuevo campeón mundial
Brian Castaño, nuevo campeón mundial Crédito: @GilberticoWBA
El púgil, oriundo de Isidro Casanova, se impuso por nocaut técnico en el sexto round ante el puertorriqueño Emmanuel De Jesús
Andrés Vázquez
(0)
27 de noviembre de 2016  • 09:32

Quizás su carrera sea más brillante, más trascendental, de lo que es hoy. Quizás el futuro le depare todos los halagos que el boxeo les reconoce a los grandes campeones. Quizás la próxima pelea la realice en Nueva York, Los Ángeles o Las Vegas... Por lo pronto, Brian Carlos Castaño anoche dio el primer gran paso para la reconfirmación de sus condiciones: ante 6000 espectadores, en el Polideportivo Juan Domingo Perón de González Catán, derrotó por nocaut técnico en el sexto round al puertorriqueño Emmanuel De Jesús y conquistó el cetro mundial interino mediano junior AMB.

Estoy orgulloso de toda la gente que me acompañó y me apoyó en los momentos más duros de mi vida. Por suerte pude cumplir mi sueño de ser campeón mundial
Brian Castaño

El triunfo de Castaño, nacido y criado en el Barrio La Chaca, de Isidro Casanova, significa un envión revitalizante para el alicaído boxeo argentino, que -hasta anoche- sólo sostenía su orgullo mundialista en la figura de Jesús Cuellar, monarca mundial pluma AMB. También abre grandes esperanzas para que vuelva a surgir un boxeador cautivante, capaz de despertar fervor en la gente ajena al noble arte, como lo hicieron hace poco Maravilla Martínez y el Chino Maidana. "Estoy orgulloso de toda la gente que me acompañó y me apoyó en los momentos más duros de mi vida. Por suerte pude cumplir mi sueño de ser campeón mundial", comentó el Boxi, visiblemente emocionado, minutos después de convertirse en el boxeador argentino número 40 en ganar una corona mundial.

La noche en el corazón de la Matanza fue un verdadero museo de novedades. Hinchas del club Almirante Brown, figuras del espectáculo, la política y varios boxeadores, entre ellos los ex campeones mundiales Chino Maidana y Marcelo Domínguez, se congregaron para disfrutar de la consagración del hijo prodigo del municipio. Ajeno al clima espeso que despertaron los triunfos previos de Alan, su hermano menor, ante José Villalobos y Fabián Maidana, contra Cristian Romero, Castaño subió al ring con la idea fija de no dejar pasar la gran oportunidad de consagrarse campeón mundial ante su gente. "Yo sabía que iba a ser una pelea difícil. Por suerte la buena preparación que hicimos con mi equipo me permitió reponerme rápido", comentó Castaño, quien estiró su récord de invicto a 16 triunfos (11 KO).

Consciente de la diferencia de preparación y trayectoria que traía De Jesús, Castaño salió dispuesto a llevarse rápido el triunfo. Sin embargo, en el segundo round un golpe cruzado del puertorriqueño hizo mella en el mentón del argentino, enviándolo a la lona y causando un momento de estupor en todo el estadio. Visiblemente sentido, el argentino pudo terminar el round.

Con paciencia, ya en la cuarta vuelta, comenzó a trabajar en ataque, quebrando la cintura en ofensiva, cerrando la guardia y metiendo buenas combinaciones. Más suelto y con una línea boxística acorde a sus condiciones comenzó a volcar el combate a su favor. Cuando el boricua resistía y apostaba a contragolpear, una derecha potente de Brian Castaño a la boca del estomago del Pirata De Jesús decretó el nocaut en el sexto round.

Más allá del desenlace prematuro, Emmanuel De Jesús, de 28 años, demostró ser un rival acorde para disputar un título mundial. Lejos de amilanarse por los gritos del público y la potente pegada de Castaño, se mostró se seguro y ambicioso por dar un gran golpe. Su mayor talla y alcance de brazos complicaron demasiado al argentino, que en varios pasajes del combate recibió muchos golpes voleados en contra. Así y todo, cuando muchos comenzaban a preocuparse por los embates de De Jesús, en nuevo campeón dio muestras de sus condiciones boxísticas y se hizo dueño una porción del cetro superwelter AMB, que tiene como súper campeón al cubano Erislandy Lara y como campeón regular al ecuatoriano Jack Culcay.

"Tengo ganas de hacer historia grande. No me quiero conformar con haber cumplido mi sueño
Brian Castaño

Desde su aparición como amateur, allá por el año 2009, Brian Castaño nunca la tuvo fácil más allá portar el mote de futura estrella. Contratiempos con su anterior manager, rebeldía y problemas de salud (durante diez meses padeció ataques de pánico) amenazaron con esfumar su incipiente. Sin embargo, la decisión de emigrar a Estados Unidos y sumar a las filas del Team Maidana, que lidera Sebastián Contursi, le cambió rápidamente las perspectivas futuras.

Ahora, Ray Sugar -como lo apodó el periodista Edgardo Rossani, por su estilo parecido a Leonard- debe enfocarse en redoblar la apuesta y combatir con los mejores superwelter del momento, porque es lo único que le dará mayor lustre a su carrera."Tengo ganas de hacer historia grande. No me quiero conformar con haber cumplido mi sueño", dijo Brian Castaño. Quizás, de ahora en más, todo sea más brillante.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.