¿Qué es de la vida de Daniel Kuzniecka?

Daniel Kuzniecka: «Hoy uso actuar para ayudar a los demás»
Daniel Kuzniecka: «Hoy uso actuar para ayudar a los demás»
El actor habló con LA NACION sobre por qué se alejó del medio; cuál es su verdadera pasión hoy
Hernán Rizzone
(0)
30 de noviembre de 2016  • 00:21

Hace años su estilo de galán clásico supo robarle suspiros a la platea femenina. Participó de muchos ciclos exitosos como Grande Pa, Son de Diez, Verano del 98 y Muñeca Brava y si bien nunca tuvo un perfil mediático, en el último tiempo lo bajó aún más porque se concentró en otros objetivos laborales y sociales. Pero, ahora, Daniel Kuzniecka volvió a un gran amor: el teatro [dirige y actúa la obra El espacio entre tú y yo] mientras sigue apostando a la comunicación transmedia y a las ficciones que se pueden ver en nuevas plataformas. Pero esto no es todo lo que ocupa su tiempo, ya que el actor también está atento a desplegar su saber para ayudar a otros.

-¿Dónde quedó el galán?

-Francamente, no estoy interesado en la actuación como un elemento de mi carrera. Hoy uso actuar para ayudar a los demás. Mi vocación está anclada en un punto antropológico, vocacional y creativo. La carrera del actor la siento pasada, aquello que parecía un fin ha sido un medio para llegar a esta etapa.

-Y en el plano personal, ¿cómo estás?

-Estoy un gran momento de disfrute con mis seres queridos. Estoy feliz con mi hijo Ian, quien tiene 20 años y tiene intereses varios, desde la física hasta las artes marciales. Te juro que me siento reflejado en él. En 25 años, jamás hablé de mi vida sentimental, sólo te digo que estoy feliz.

-Cambiando de tema, estás trabajando en un proyecto de contenidos transmedia, ¿qué nos podés contar al respecto?

-Es un cambio en aquello que se llamaba franquicia e involucra a la ficción que es mi especialidad. La transmedia permite colocar en cada contenido una historia y en cada área desplegás otra parte de la historia distinta. Aquí se traen varios productos a la vez y cada idea lleva una fórmula diferente de narrativa. Para los curiosos pueden ver algunas cosas en la cuenta de Twitter @fixi_on

Daniel Kuzniecka
Daniel Kuzniecka

-¿Tenés alguna propuesta para volver a la pantalla chica?

-Dejé de trabajar en la TV para dedicarme a la televisión del futuro que es hoy. Ojalá pueda regresar con estas cosas anteriores que te mencioné.

-Hace un tiempo estuviste trabajando en Brasil...

-Sí, fue hace unos años con el ciclo Insomnio, que fue una propuesta que me llevó a estudiar portugués. Después trabajé para la cadena O’ Globo en una miniserie y más tarde, llegaría el tiempo de sumarme a la exitosa telenovela Avenida Brasil.

-Naciste en Panamá algo que pocos recuerdan...

-Sí, Llegué a los tres años a la Argentina, soy hijo de padre polaco y madre uruguaya y mis hermanos son nacidos aquí. Me he criado en Buenos Aires.

-¿Qué otros proyectos tenés?

-Soy un amante de antropología y me acompaña en todo momento. La actuación conforma muchas cosas y trabajo con la mirada y el movimiento más el interés que tengo desde hace años en las artes marciales. Así terminé trabajando en varias oportunidades gratis con gente con el síndrome de Angelman, que es una enfermedad que genera dificultades de motricidad en diversos aspectos. Me acerqué a chicos con este problema junto a profesionales del tema, ha sido algo maravilloso. Hemos tenido una gran conexión con estas personas, fue genial.

-¿Has utilizado algunas herramientas de la actuación para ayudar a los chicos?

-Exacto. En el momento de la conectividad con el otro es importante conectarse de manera real.

Daniel Kuzniecka, en El espacio entre tú y yo
Daniel Kuzniecka, en El espacio entre tú y yo

-Ahora estás actuando y dirigiendo la pieza El espacio entre tú y yo, ¿cómo es llevar adelante ambos roles?

-Por un lado, aprovecho la ocasión para invitar al público para que venga a vernos los viernes, a las 22.30, en el Actor’s Studio (Av. Díaz Vélez 3842). El elenco también lo integran Mary Colombres, Juan Cruz Cancheff y María Alejandra Jaef. Es una comedia romántica, donde se narra la historia de una psicóloga de 45 años que vive con su madre judía y absorbente. De golpe, aparece un astrofísico que se cruza con ella en medio de otros conflictos familiares. Cada uno en su mundo interior se relacionan entre sí, con mucho humor. En cuanto a actuar y dirigir a la vez, sinceramente se dieron las cosas así porque un actor tuvo una dificultad y básicamente hizo que me subiera al escenario para actuar un rato, nada más.

-¿Cómo es ser tu propio director?

-Siempre me pasó que al estar frente a una cámara tenía la sensación de tener un desdoblamiento, como poder sentirme mirado por mí mismo. Era algo mágico. En el teatro pareciera que estuviera una parte de mi persona en la platea viéndome y juego con mis ganas de dirigir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?