Caso Hotesur: los fiscales piden embargar los bienes de Máximo y Florencia Kirchner

Florencia y Máximo Kirchner
Florencia y Máximo Kirchner Fuente: Archivo
Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques solicitaron el embargo preventivo de 16 propiedades en Santa Cruz y CABA así como las acciones en tres sociedades y un automóvil
(0)
29 de noviembre de 2016  • 15:28

Los fiscales que investigan a Cristina Kirchner en la causa Hotesur pidieron hoy el embargo preventivo de los bienes de los hijos de la ex presidenta, Máximo y Florencia. La medida aplica tanto a aquellos heredados de su fallecido padre, Néstor Kirchner , como aquellos que les donó su madre luego de ser llamada a declaración indagatoria por la Justicia.

En el planteo ante el juez federal Julián Ercolini, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques solicitaron "el embargo preventivo de los bienes inmuebles, muebles registrables y acciones societarias" heredados por los hijos del fallecido ex presidente Kirchner y de aquellos que formaban parte de la sociedad conyugal y les fueron donados en vida por su madre.

Se trata de 16 propiedades en Santa Cruz y la ciudad de Buenos Aires, las acciones en tres sociedades -Los Sauces, COMA y Hotesur- y un automóvil Honda que en la actualidad están a nombre de los dos hermanos, según el dictamen.

También se pidió embargar un terreno que sigue a nombre de Cristina y que según ella habría sido entregado al detenido empresario Lázaro Báez como parte de pago por obras de remodelación de un hotel familiar, "Los Sauces", algo que no aparece reflejado en escritura alguna.

Para los fiscales hubo actos demostrativos de "la intención de las personas investigadas de diluir el voluminoso patrimonio que registran en pos de que no pueda ser tutelado por la justicia".

También aludieron a las pruebas sobre la participación de Cristina, Florencia y Máximo Kirchner en una de las sociedades investigadas, Hotesur, a través de "retiros sucesivos de fondos".

Ercolini deberá decidir si ordena la medida preventiva, que tiene por objeto resguardar ese patrimonio en caso de una futura condena judicial que habilite al recupero de esos bienes por parte del Estado Nacional si se concluye que fueron fruto de hechos de corrupción.

Florencia Kirchner ya tiene embargados cinco millones y medio de dólares hallados en una caja de seguridad y en dos cuentas del Banco Galicia, dinero que le fue donados en vida como adelanto de herencia por su madre.

El dictamen de los fiscales

"Resulta insoslayable advertir que en paralelo al avance de investigaciones penales en los que se encuentran implicados en orden a delitos de corte económico, Cristina Fernández de Kirchner, Florencia Kirchner y Máximo Kirchner, realizaron distintas operaciones sobre la numerosa cantidad de bienes que integran el acervo hereditario del ex presidente Néstor C. Kirchner y sobre los bienes de la sociedad conyugal, que implicaron el traslado de la titularidad sobre los mismos", advirtieron los fiscales.

Y señalan que el 16 de marzo pasado, la ex presidenta "cedió y transfirió todos los bienes, derechos, activos financieros y acciones que le correspondían en el acervo sucesorio, así como también su parte de los bienes gananciales, tanto los inscriptos a su nombre como al de su esposo, reservándose para sí únicamente el usufructo vitalicio de dos de ellos, mientras que sus hijos ese mismo día, pero ante otro notario, aceptaron y agradecieron la donación realizada por su madre".

En el dictamen advirtieron que Cristina "no sólo cedió a sus dos hijos la parte de la herencia que le correspondía por los bienes gananciales adquiridos por su marido, sino que además, cedió la totalidad de los bienes gananciales inscriptos a su nombre, sobre los cuales únicamente sus hijos deberían haber heredado el 50% correspondiente a Néstor Kirchner y el otro 50% permanecer en el patrimonio de la ex mandataria".

Los fiscales, que tienen delegada la investigación por decisión del juez Ercolini, recordaron en su dictamen que se investigan "presuntas maniobras de retorno a la ex familia presidencial de parte de los fondos obtenidos de manera ilícita, entre otros canales, a través de la matriz de corrupción creada en torno a la obra pública vial".

Las presuntas maniobras "se habrían instrumentado mediante el arrendamiento de los complejos hoteleros de su propiedad y la falsa contratación de habitaciones".

La investigacion, remarcaron, se orienta a "determinar la existencia de una asociación ilícita dirigida desde las más altas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional, en primer término por el ex presidente Néstor Kirchner y luego por su esposa, la ex primer mandataria Cristina Fernández, quienes conjuntamente con funcionarios de distintas reparticiones del Estado y un reducido número de empresarios amigos, se habrían dedicado de manera sistemática y constante a llevar a cabo negocios espurios con el objetivo de apropiarse de fondos públicos".

La ex presidenta fue indagada ya por Ercolini en una causa que se tramita de manera paralela a Hotesur, vinculada a la adjudicación del 80 por ciento de la obra pública de Santa Cruz al detenido Lazaro Báez durante el kirchnerismo.

Ercolini debe resolver la situación procesal de la ex mandataria, quien ya está procesada en la causa por la venta de dólar futuro al final de su gobierno, una causa en la que el juez federal Claudio Bonadío inhibió sus bienes y cuentas bancarias.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.