Cartas de los lectores

Centro cultural; La realidad cubana; Beneficios y abusos; La Copa Davis; Veredas rotas; El guardián de la plaza; El canto del zorzal
(0)
2 de diciembre de 2016  

Centro cultural

Siempre me pareció una pérdida de tiempo el cambio de nombres a calles y edificios emblemáticos, pero si se insiste en esta modalidad para el tan polémico Centro Cultural Kirchner creo que por su función sería una buena decisión ponerle Centro Cultural Sarmiento. ¿Quién más que él puede ser referente de la cultura en el país?, ¿qué cultura se podría haber forjado si no se hubiera esforzado tanto el gran maestro por erradicar el analfabetismo?

Creo que sería un buen desagravio para alguien tan maltratado por el anterior gobierno.

Gustavo Garavilla

DNI 11.450.373

La realidad cubana

Estas líneas las escribo a título personal y no en mi carácter de presidente de la honorable Convención del Partido Demócrata, ante el fallecimiento del sangriento dictador cubano Fidel Castro, que conculcó la libertad de su pueblo, violó todos los derechos humanos y sumergió a los ciudadanos de su país en privaciones económicas extremas, además de establecer en la Constitución la existencia de un partido único. Comparto lo expresado por el lúcido Carlos Reymundo Roberts en su última nota, donde atribuye a Castro como su gran éxito haber ganado "la guerra cultural", al lograr transmitir al mundo un relato deformado de la realidad cubana. Este éxito lo vemos hoy en todas las voces de los distintos ámbitos, que ponderan la figura de este nefasto personaje que tanto mal hizo a su patria y al mundo. Quiero felicitar al jefe de gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y al jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, por sus declaraciones ajustadas a la realidad referidas al fallecimiento del dictador cubano.

Albero Allende Iriarte

Diputado de la Nación (MC)

albertoallendeiriarte@hotmail.com

Beneficios y abusos

En la cuadra donde vivo he llegado a contar unos diez autos estacionados en infracción, pero que no son sancionados como el resto de los mortales. Tienen una oblea de discapacitado. Pero? ¿es discapacitado el auto o la persona a la que se le concede ese beneficio? En la gran mayoría de los casos en que por casualidad vi subir o bajar de esos autos a sus usuarios, parecían muy saludables y atléticos.

He visto que algunas tarjetas tienen un nombre, que presumo es el de la persona autorizada. Pregunto: ¿cuántas actas de infracción fueron libradas en este año por incumplir con esa norma? ¿Se sanciona al sobrino o al primo del autorizado por estacionar donde se le ocurre? He visto en otros países autos estacionados que tenían colgado de su espejo retrovisor una tarjeta con una gran foto color del titular del permiso. Esa persona es la autorizada, y el pudor o la sanción quizás evitan los abusos que hoy vemos en nuestra ciudad.

Elías Zubcov

ezubcov@gmail.com

La Copa Davis

En la sección Deportes del lunes pasado, Sebastián Fest nos pregunta: "¿Dónde estabas cuando ganamos la Davis?" Tuve la suerte y el privilegio de haber estado y llorado con mi hijo Gastón en el Arena Zagreb los tres días de la final. Empecé a jugar al tenis en 1960, y desde entonces soñaba con que la Argentina ganase la famosa ensaladera. Felicito y agradezco a Sebastián Fest: al escribir ese artículo se puso en la piel de muchísima gente, tenistas y no tenistas, y nos hizo viajar a través del tiempo en una extraordinaria síntesis que, no creo exagerar, nos permite hacer unas cuántas extrapolaciones -entre otras- acerca de la argentinidad, el espíritu deportivo y el trabajo en equipo.

Felipe Gustavo Sandler

DNI 7.605.180

Veredas rotas

Hace unos días caminando por la avenida Pueyrredón, al llegar a la calle Vicente López tropecé con una baldosa y caí, golpeándome la cabeza. Como estoy anticoagulado la sangre no cesaba de brotar y estuve tres días internado en una clínica. Para colmo de males tuve que suspender un viaje a los Estados Unidos y la aerolínea me facturó casi 6000 dólares por el cambio de fecha. Problemas como éste pasan todos los días y es necesario encarar una solución.

Sugiero que el gobierno de la ciudad cree una aplicación -similar a la Waze, utilizada para información de tránsito en tiempo real- para que todos podamos informar sobre el estado de las veredas y ayudar a intimar a los frentistas para que realicen el arreglo. Ayudaría mucho si el Banco Ciudad establece una línea de créditos blandos para ayudar a los consorcios a enfrentar los costos.

Jacobo Fiterman

DNI 4.060.305

El guardián de la plaza

Hace pocos días habilitaron el ingreso a la plaza Irlanda (avenida Gaona y Donato Alvarez, CABA), luego de varios trabajos de mantenimiento. Quedó muy linda. Ahora, ¿cuánto va a durar? ¿Por qué no se vuelve a implementar el puesto de guardián de la plaza para que no se juegue a la pelota donde no se debe, que los perros vayan a los caniles, que no se rompan los bancos, etc.? Se entregan subsidios a muchas personas. ¿Por qué no se les paga un sueldo y que realicen ese trabajo? Ya se dijo en estas páginas: no se debe regalar el pescado, sino enseñar a pescar.

Luis Marcelo Perasso

DNI 12.010.621

El canto del zorzal

En este momento los medios informan y alaban el colorido e impactante espectáculo de los jacarandás en plena floración en las calles de la ciudad. Pero al mismo tiempo, la primavera nos regala anualmente un espectáculo sonoro, el canto del zorzal, que se escucha no solo en las plazas, sino en todos los centros de manzanas arbolados y que en general pasa desapercibido para los porteños, Todos conocen quién fue Carlos Gardel, "el Zorzal criollo" , y reconocen su inconfundible voz, pero pocos reconocen y escuchan el alegre canto del zorzal.

Espero que los lectores se detengan un instante en su caminar para escuchar al zorzal y así rendirle un merecido homenaje a este otro gran cantor.

Fernando Romero Carranza

DNI 4.165.315

En la Red

Facebook

Moreno Ocampo y las falencias del Consejo de la Magistratura

"Debe investigarse el Poder Judicial a fondo y expulsar por juicio político a los jueces y fiscales corruptos"-

Christian Martín Murúa

"Si no van presos los corruptos, la Argentina no tiene futuro. No tenemos futuro"

Jorge E. Reinoso

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.