La disidencia cubana, más dividida por el efecto Trump

Un grupo espera que el presidente electo sea contundente en su ruptura con el régimen, mientras que otros mantienen la moderación
Daniel Lozano
(0)
3 de diciembre de 2016  

Los restos de Fidel, ayer, en su paso por la localidad de Las Tunas
Los restos de Fidel, ayer, en su paso por la localidad de Las Tunas Fuente: AP - Crédito: Desmond Boylan

LA HABANA.- La sorprendente victoria de Donald Trump profundizó aún más las diferencias en el seno de la disidencia cubana. Un video hecho por Estado de Sats, proyecto documental dirigido por el opositor Antonio Rodiles, se hizo viral en Internet y levantó una polémica que todavía dura. En el documento audiovisual se aplaude sin fisuras el triunfo del magnate neoyorquino.

El propio Rodiles, Ailer González, el ex preso político Ángel Moya, el músico Gorki Águila (de Porno para Ricardo), el poeta Ángel Santiesteban y los activistas Claudio Fuentes y Raúl Borges, la mayoría militantes del Foro por los Derechos y las Libertades, se alinean con los postulados para Cuba de Trump y de los representantes cubanoamericanos del Partido Republicano, sin ahorrarse críticas contra el actual inquilino de la Casa Blanca. " Barack Obama , ¡al fin te vas! Después de dos años con palos por todos lados, llegó la esperanza. En pocos días ganó Trump y murió Fidel. Algo va a pasar", resume Ailer González para LA NACION.

"Lo anunciamos desde el principio, lo que iba a pasar con el restablecimiento y sin presión contra la dictadura. Sabíamos que Hillary Clinton apostaba por el continuismo, lo que nos suscitaba una gran preocupación tras el fracaso de Obama", añade González.

La activista se refiere al recrudecimiento de la represión contra los opositores, sobre todo las Damas de Blanco y los miembros del Foro, que siguen marchando todos los domingos pese al hostigamiento oficialista. "El régimen no está dispuesto a cambiar y lo demuestra con cada paliza, ya sea a las Damas de Blanco o a nosotros mismos", denuncia Claudio Fuentes.

Los activistas anti Obama reforzaron sus planteos tras conocerse que el presidente electo ha elegido a tres cubanoamericanos, dos de ellos cercanos a sus postulados, para su equipo en la Casa Blanca. Se trata de Yleem Poblete, Mauricio Claver-Carone y Carlos E. Díaz Rosillo.

"Durante su campaña y tras ser electo, Trump dijo que va a condicionar la relación de Estados Unidos con el régimen al respeto de los derechos humanos, la libertad de los presos políticos y la libertad religiosa. Estoy satisfecho y confiado en que va a ser consecuente", vaticina Ángel Moya, coordinador del Foro y marido de Berta Soler, líder de las Damas de Blanco.

El video generó un verdadero terremoto, criticado incluso por los llamados disidentes moderados y recibido con estupor entre medios y grupos a favor del deshielo en Estados Unidos. "Sí, provocó ronchas de todos los colores. Hasta nuestros amigos de Nueva York y Nueva Jersey nos dijeron que nadie nos va a apoyar nunca más. Creemos que es una postura insolidaria. Nosotros somos los que estamos debajo de las balas. Esperamos que Trump cumpla lo que dijo y apriete las tuercas al régimen", sostiene Fuentes.

La reunión que Obama mantuvo con 13 dirigentes de la disidencia interna en marzo pasado, durante su histórico viaje a La Habana, ya aireó las diferencias entre dos grupos claramente distanciados. Por un lado, los escépticos, representados por Rodiles, Soler y Guillermo Fariñas. Por el otro, los pro Obama, con Manuel Cuesta Morúa (Arco Progresista), José Daniel Ferrer (Unión Patriótica de Cuba) y el activista católico Dagoberto Valdés, entre otros, a la cabeza.

"Le pedimos que no facilite las cosas al enemigo común", reclamó al ganador el líder de Unión Patriótica de Cuba, que además reprochó al Papa la comparación que realizó entre comunistas y cristianos: "Si acaso son los comunistas quienes piensan como los cristianos y actúan como Satanás".

"Muchas veces requiere un gran coraje ser activo en la vida civil aquí en Cuba", les dijo Obama en la reunión en la embajada norteamericana. Y tanto. Una de las presentes, Laritza Diversent, abogada al frente de la asociación legal Cubalex, tramita su salida del país con estatus de refugiado. Otro, el conocido rapero "El Crítico", abandonó Cuba hace meses.

"Mi postura es intermedia entre unos y otros", destaca Fariñas. "Creo que Obama cometió un error al no contar con los disidentes internos y con los exiliados, negoció con autócratas a espaldas de la sociedad civil cubana", apunta. El activista, premio europeo de los Derechos Humanos y conocido mundialmente por sus huelgas de hambre, suscribió un documento de cinco puntos de cara a los nuevos tiempos diplomáticos. En él apuesta por el fin de la represión, la libertad de los presos políticos, la legalización de los partidos y elecciones libres.

"El cambio no depende de Estados Unidos, sino de nosotros. Pero necesitamos apoyo democrático", dice Joanna Columbié, del grupo Somos Más.

"Trump es un político poco convencional y su posición es diferente a Obama: si el gobierno cubano cambia, mantendrá el proceso. Hasta ahora, el gobierno no dio nada y además aumentó la represión", sentencia la activista, todavía aturdida por la demostración de poder en las calles del castrismo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.