Suscriptor digital

Un 2017 de estrellas y sorpresas en Mozarteum y Nueva Harmonía

Habrá ópera, ballet y, entre las muchas estrellas, estarán András Schiff, Emmanuel Pahud y Vadim Repin
Helena Brillembourg
(0)
4 de diciembre de 2016  

El flautista Pahud, una de las atracciones del Mozarteum
El flautista Pahud, una de las atracciones del Mozarteum Crédito: Mozarteum

Cuando algunos están por preparar el balance del año transcurrido para reflexionar sobre aciertos y fracasos, hay otros que trabajan siempre con la mirada puesta en lo que vendrá. Esta es la fórmula que funciona para el Mozarteum Argentino y Nuova Harmonia, dos instituciones que tienen el objetivo común de hacer de la ciudad de Buenos Aires un referente mundial en el acontecer de la música clásica. Y así lo reafirman ambas, al presentar la programación para 2017, un año que promete grandes voces, orquestas y solistas con un repertorio que abarca desde el barroco (se cumplen 450 años del nacimiento de Claudio Monteverdi) hasta la música contemporánea.

Para celebrar los 65 años de actividad ininterrumpida, el Mozarteum Argentino promete una temporada en la que se hizo énfasis tanto en las novedades como en el regreso de artistas que mantienen un estrecho vínculo con la institución. Esta programación es posible gracias al esfuerzo que realiza Gisela Timmermann, su directora artística y ejecutiva. "Planificar una temporada es un trabajo que no para nunca, uno siempre está pensando en ese futuro que llega rápidamente. No es algo que se estudia, se aprende haciéndolo. Yo lo hice trabajando al lado de Rebeca Aguirre de Castro, esposa de Juan José Castro, uno de los directores de orquesta más prestigiosos de este país, que además era hija del compositor Julián Aguirre. Estuve muchos años a su lado y desde su retiro tomé esta labor que es la que más disfruto. Cada temporada tiene un marco: dos ciclos de diez conciertos en el Teatro Colón y un presupuesto que nos rige. Resulta prácticamente una composición al tener todas las variables de una obra musical: la novedad, la tradición, las distintas épocas y las combinaciones de instrumentos. Hay que lograr una secuencia armónica con la finalidad de crear un nuevo atractivo al público para que vuelva", explica.

La colaboración de Daniel Barenboim con el Mozarteum lleva más de tres décadas, siendo esta la temporada número 13 en que la institución contará con su visita. Será en agosto al frente de la West Eastern Divan Orchestra con obras de Richard Strauss y Chaikovski. Para la inauguración en abril, vuelve la Orquesta de Cámara de Munich y presenta en su debut argentino a la violinista germana Veronika Eberle. Otro que regresa es el flautista Emmanuel Pahud, en junio, acompañado del Kammerakademie Postdam bajo la guía del director y clavecinista inglés Trevor Pinnock.

En agosto, la violinista Carolin Widmann vuelve en esta ocasión junto al Trío Osmanthys acompañada de la violonchelista María Elisabeth Hecker y del pianista Martin Helmchen. En octubre retorna también la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse, agrupación sinfónica francesa integrada por 125 músicos y dirigida por Tugan Sokhiev y con la participación como solistas del pianista Bertrand Chamayou. Vivaldi estará presente en mayo, con la visita de la Orquesta Barroca de Venecia interpretando sus composiciones con instrumentos de la época y con la actuación de la mezzosoprano Romina Basso.

El pianista Javier Perianes, premio Nacional de Música de su España natal, se presentará por primera vez en el Colón en mayo, interpretando a Schubert, Ravel y De Falla. Una de las más prestigiosas agrupaciones corales europeas: el Netherlands Chamberchoir traerá para septiembre su versión del Requiem de Gabriel Fauré y junto a ellos estará la Amsterdam Sinfonietta dirigida por Candida Thompson. Ese mismo mes contará con la visita del violinista Ray Chen junto al pianista norteamericano Julio Elizalde.

En noviembre el Mozarteum será anfitrión de la primera visita de la reconocida Cappella Mediterránea, ensamble de música barroca dirigida por el argentino Leonardo Garcia Alarcón.

La Filarmónica de Praga llegará de la mano de Nuova Harmonia
La Filarmónica de Praga llegará de la mano de Nuova Harmonia Crédito: Mozarteum

Nuova Harmonia se expande

La renovación no ha sido solo para el Teatro Coliseo, sede de casi todas las presentaciones de Nuova Harmonia, esta transformación también la ha experimentado su programación al incorporar lírica y ballet a su propuesta tradicional. Para 2017 suben aún más la apuesta presentando una ópera, y lo harán para la apertura, en abril, con la Incoronazione Di Poppea, de Claudio Monteverdi, con regie de Marcelo Lombardero y en coproducción con Buenos Aires Lírica y el Teatro Regional de Rancagua, Chile.

Elisabetta Riva, su directora general es quien está a cargo de la planificación. "Hay una idea de abrir el abanico, sin desvirtuar la identidad propia de la temporada, pero si ampliándola para captar nuevas audiencias, hay que encontrar la manera de seducir a los más jóvenes. La programación es un trabajo que realizamos en equipo, teniendo en cuenta lo artístico y el riesgo que podemos permitirnos correr, no se puede ser solamente conservadores. Lo más lógico quizás hubiese sido un título más popular para la vuelta de la lírica al Coliseo, pero nos decidimos a hacerlo con algo muy exquisito. Otro experimento que dio un resultado fantástico fue la danza, y con ella volveremos a cerrar la temporada cuando en noviembre nos visite Aterballeto, la principal compañía de producción de danza de Italia", afirma.

El Teatro Colón, será la sede en agosto del recital de piano de Andras Schiff, con el libro I de El clave bien temperado de Bach y también dirá presente en mayo cuando la Orquesta Estable del teatro visite el Coliseo, dirigido por Carlos Vieu para acompañar al pianista Stefano Bollani interpretando Gershwin y tangos junto a Diego Schissi. Octubre y noviembre serán otros dos meses para este instrumento, primero con la presentación de la Orquesta de Cámara de Zurich junto al Swiss Piano Trio y luego el concierto a dos pianos de la argentina Marcela Roggeri junto al francés Francois Chaplin interpretando el programa "Le boeuf sur le toit" , que incluye obras de Milhaud, Poulenc, Ravel, Gershwin y Debussy.

En junio, la Orquesta del Teatro Regio de Torino presentará las Cuatro estaciones de Vivaldi recompuestas por Max Richter. A finales de ese mismo mes será el turno de otra orquesta: La Filarmónica de Praga, dirigida por Milan Turkovic y la actuación del violinista Vadim Repin. El Cuarteto de Cuerdas Americano presentará en agosto obras de Beethoven, Shostakovich y Ravel. Noviembre comienza con la Orquesta Sinfónica de Bucarest dirigida por Benoit Fromanger y con la soprano Joanna Wos y el tenor Tadeusz Szlenkier interpretando arias de óperas italianas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?