Suscriptor digital

Descubren huesos del dinosaurio más grande que jamás haya existido

Era un herbívoro, de unos 50 metros de largo, que paseaba hace casi 100 millones de años por la Patagonia.
(0)
18 de enero de 2000  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Cuesta imaginar a un animal de cincuenta metros de largo, con el peso de más de veinte vacas, pastando en el fango de una laguna exuberante de vegetación. Y cuesta más todavía si el lugar donde vivía aquel gigante es hoy casi un desierto donde a duras penas se crían cabras y ovejas.

Pero no se trata de un ser común y corriente: posiblemente sea el más grande de los dinosaurios conocidos por el hombre, tal vez ocho metros mayor que el primero de la lista: el Argentinosaurus huinculensis.

La pista de su monumental anatomía la dio una vértebra de 1,20 metros de altura, encontrada entre las piedras de un campo fiscal explotado por un criancero, 90 kilómetros al sur de la capital neuquina.

Se trata de un cañadón, conocido como La Buitrera, en inmediaciones del cerro Policía, un paraje aislado de la estepa rionegrina, donde la dureza del clima impone su rigor a los escasos pobladores que perduran.

Fósiles al paso

Uno de ellos, Raúl Avelaz, comunicó la novedad a los investigadores. "Es un sitio excelente; basta ir caminando para ver fósiles entre las piedras", se entusiasma el técnico paleontólogo Carlos Muñoz, director del Museo de Ciencias Naturales Florentino Ameghino, de Cipolletti.

Muñoz lleva 27 años al frente del museo; en marzo, la comunidad científica conocerá por la Revista Argentina de Paleontología que el mayor titanosaurio clasificado hasta el presente lleva su nombre: Rocasaurus muñozis.

"Este hallazgo es espectacular", sostiene Muñoz. Durante todo un año se trabajó en el lugar, junto a la dirección paleontológica del Museo Rivadavia, de Buenos Aires, con un equipo de nueve estudiantes e investigadores al mando de Fernando Nova.

Además de la vértebra se hallaron un fémur de más de dos metros de largo e indicios de otros huesos, que dan una idea de su porte: similar al de los típicos dinosaurios, de largo cuello, cabeza pequeña y la cola más larga que el Argentinosaurus.

El animal, todavía no clasificado, vivió por lo menos medio siglo durante el cretácico superior, hace unos 95 o 100 millones de años. Eso fue aproximadamente 20 millones antes de que se hundiera esta parte de la Tierra y de que, durante otros 10 millones de años, la Patagonia se convirtiera en un mar de aguas cálidas.

Las marcas del tiempo

En las bardas del cañadón se ven con claridad los estratos dejados por cada cambio climático que permiten la datación.

Junto a los fósiles se hallaron otros de carnívoros y lagartos que darán una idea del hábitat. "Será necesario trabajar un mes más allí y luego llevar todo al museo, para su limpieza y clasificación", indica Muñoz.

Uno de los investigadores porteños, Sebastián Apesteguía, se explayó sobre cómo se calcula el tamaño del dinosaurio hallado en Neuquén: "Las cervicales de otros dinosaurios enormes, por ejemplo uno hallado en China, no pasan de los 80 centímetros de largo -sostuvo el científico-, y siguiendo el tamaño proporcional, este animal encontrado en La Buitrera habría medido más o menos unos 50 metros de largo".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?