La ruta de los Siete Lagos

(0)
24 de noviembre de 2009  • 00:00

La RN 234, que conecta San Martín de los Andes y Villa La Angostura tiene 110 kilómetros. Sin conocer los atractivos de la ruta uno podría pensar que ese viaje se sortea en un par de horas. Pero no es una ruta cualquiera, es un destino turístico en sí mismo.

Por eso, lo más probable es que te lleve cinco o seis días recorrerla, alojándote en algún camping, una pequeña hostería o una cabaña. Algunos turistas con espíritu deportista realizan el circuito en bicicleta.

Desde la ruta hay varios accesos que llevan a miradores de los Siete Lagos: Hermoso, Machónico, Falkner, Villarino, Escondido, Espejo y Correntoso. Algunos lagos, como el Machónico, a 30 kilómetros de San Martín, son de color azul y basta detener el auto a un costado de la ruta para poder apreciarlos desde un balcón de altura.

Otros, como el lago Hermoso, requieren más tiempo. En este caso, un desvío de dos kilómetros de ripio lleva hasta la playa. Aquí es posible acampar o quedarse en algún bed & breakfast. Un camino de dos kilómetros conduce a la laguna Pudu Pudu.

Ya dentro del Parque Nacional Lanín hay un cartel que anuncia el mirador de la cascada Vulignanco. Vale la pena hacer la caminata hasta el gran salto en medio del bosque. Se recomienda hacer silencio: hay abundantes aves para ver.

Siguiendo por la 234, los lagos Villarino y Falkner están unidos por un río y separados por la ruta. En el primero hay una hostería con gran chimenea en el living. Además de comer y dormir, se alquilan embarcaciones para navegar por el lago. Y si la temperatura acompaña, las playas son buenas.

El próximo lago, en el kilómetro 60, aparece rodeado de un bosque de coihues: es el Escondido. Un poco más adelante está el Pichi Traful. A esta altura, una recomendación: hacer el desvío por la RP 65 a Villa Traful, una aldea de montaña creada por Parques Nacionales en 1937.

Tiene muy buena infraestructura y muchos paseos para hacer a orillas del lago Traful. Hacia el final de la ruta, se encuentra el lago Correntoso. Desde allí es posible desviarse dos kilómetros hasta el Espejo Chico, lago con linda playa. El próximo, 12 kilómetros antes de llegar a Villa La Angostura, es el Espejo, con área de camping, hostería y escenario de película.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?