Salinas Grandes: el mar de sal

La blancura de las Salinas Grandes atravesada por una laguna de sal.
La blancura de las Salinas Grandes atravesada por una laguna de sal. Fuente: Lugares
(0)
12 de febrero de 2014  • 00:00

Si desde Purmamarca se toma la RN 52 hacia el norte, a 17 km se entra a la Cuesta de Lipán, uno de los caminos más populares de la Quebrada. La cuesta sube por un camino de cornisa de 23 km hasta los 4.170 metros de altura. La ruta es espectacular: va cortando la montaña a medida que muestra las tonalidades de los diferentes estados geológicos. En el km 30, al cruzar el Abra de Potrerillos, se entra a la Puna. Poco más adelante se alcanza la altura máxima, donde vale la pena detenerse para disfrutar de la inmensidad del paisaje desde el mirador sobre la cuesta.

Un cactus de sal en las Salinas Grandes.
Un cactus de sal en las Salinas Grandes. Fuente: Lugares

Luego empieza el descenso. A los 70 km de Purmamarca, todo se vuelve blanco: son las Salinas Grandes, un mar de sal de doce mil hectáreas a 3.450 metros de altura. Allí es posible ver cómo los trabajadores que recogen la sal deben cubrirse el rostro con una especie de pasamontañas para que el reflejo del sol no les lastime la piel. Los viajeros no deben olvidar llevar anteojos oscuros, protector solar y sombrero. Deben considerar, además, llevar agua y picnic ya que no hay servicios en la zona. Lo ideal es visitarlas pasado el mediodía, cuando el sol está más bajo y regala un espectáculo al atardecer. Quienes viajen con auto particular tengan en cuenta que está prohibido transitar por fuera de la ruta. Para recorrer las salinas hay que estacionar el auto y caminar. Otra forma de llegar es en combi o en remis.

Salinas Grandes, en el límite de Jujuy y Salta.
Salinas Grandes, en el límite de Jujuy y Salta. Fuente: Lugares

Caravana de Llamas Este es el nombre que Santos Manfredi le dio a su trekking con llamos carguero. Si bien el paseo suele comenzar en el corral que posee en Maimará, también cuenta con uno más cerca de las Salinas desde el cual se pueden hacer travesías con llamas sobre el extenso campo de sal. Esta excursión se extiende medio día ($480 con almuerzo). Bajo pedido, organiza una salida nocturna entre los meses de abril y noviembre que incluye pernocte bajo las estrellas. Quienes no cuenten con suficiente tiempo pero quieran tener la experiencia de mimar y alimentar a las llamas pueden elegir la nueva versión express de la caravana. Dura 45 minutos y consiste en una visita al corral, donde se puede interactuar con la tropilla de llamas y tomar un té bajo la sombra de un pesebre, con pastelería casera y queso de cabra artesanal. Reservar.

Calle Corte y Viltipoco, Tilcara. T: (0388) 495-5326. C: (0388) 15 408-8000. contacto@caravanadellamas.com.ar www.caravanadellamas.com.ar Purmamarca es la localidad más cercana a las Salinas. Allí se ofrecen camionetas y remises para llegar a las Salinas. Además, es una buena opción para pasar la noche. Encontrá más información en la Guía de Hoteles y Restaurantes de Purmamarca.

Nota publicada en febrero de 2014. Podés encontrar más información de la Quebrada en la revista de este mes, dedica da al norte junto con una guía de hoteles de la Quebrada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.