5 mercados de Londres

Dar con un vinilo único, encontrar antigüedades, descubrir diseñadores independientes, escuchar música en la calle, probar comida étnica. Del clásico Borough Market a los mercados de última moda de East London.
Carolina Cerimedo
(0)
6 de septiembre de 2016  • 00:00

Borough Market

Cruzo el río por el London Bridge y al mirar a la izquierda, tengo la suerte de ver al puente levadizo de la Torre de Londres abriéndose. De estilo victoriano, este fue uno de los puentes que se construyó (en 1894) a medida que la ciudad se fue expandiendo y fue necesitando pasos que unieran las dos orillas del Támesis. El primero que se hizo fue el London Bridge, que a su lado tiene al mercado de comida ma´s antiguo de la capital: Borough Market. Lejos de ser un museo, esta feria milenaria vibra con los productores que traen lácteos, embutidos y carnes de sus granjas, mermeladas elaboradas con frutas de su huerta, el pan que amasaron con sus manos. Además, en Borough Market se consiguen jugos naturales recién hechos y comida étnica callejera para llevar. Por su cercani´a a Bank, el predio recibe a ejecutivos que durante su pausa del mediodi´a se relajan con una hamburguesa gourmet y una jarra de Pimm's, la bebida oficial del verano, sobre todo de este que marca máximas de treinta y pico. El "clericó londinense" lleva frutas y lonjas de pepino con hielo, limón y el destilado de gin que creó Pimm en 1851, hijo de un granjero y propietario de un bar de ostras en Londres. A este pabello´n enorme también llegan los turistas, a curiosear, a probar comida egipcia y pastelería belga, a degustar aceites de trufa y acetos balsámicos de autor, a comprar dulce de leche, camembert de Normandi´a y masitas árabes. 8 Southwark street, SE1 1TL, London, UK. boroughmarket.org.uk

Columbia Road Market

Con la man~ana del domingo, la calle Columbia se transforma en un jardi´n que florece durante todo el año. Lo mejor es llegar temprano, pedir un latte en alguno de los múltiples Coffee to Go y aprovechar que todavía no hay tanto público para recorrer los puestos ambulantes de plantas y flores. De girasoles a tulipanes, orquídeas, cactus, rosas y todos los ramos que te imagines para decorar y regalar. Los amantes de la música pueden seguir el paseo por Play Vinyl London, un templo que guarda fabulosos equipos de sonido de otras épocas, discos y reproductores que son muebles de decoración. En esa misma calle está Ezra Street yard- market y la bakery Lilly Vanillli para un desayuno delicioso y la posibilidad de llevarse a casa las recetas con su libro de cocina. De regreso en Columbia Road visitamos sus pequeñas galerías de arte, donde se consigue arte joven europeo con foco en el disen~o gra´fico y la ilustración. Al final de la calle se encuentra uno de mis shops favoritos: Vintage Heaven & Cakehole. Entrar a este agujero en el tiempo es perderse entre telas y porcelanas que invitan a imaginar co´mo se vivi´a en otra época. Al fondo del local y un desnivel ma´s abajo, funciona una casa de té mi´nima. Columbia Road, E2 7RH, London, UK. columbiaroad.info

Broadway Market

Si se viene desde la estación Hackney Central, para llegar a la feria hay que atravesar London Fields, el manto verde de esta zona que antes medía tres veces más que las 12 hectáreas de hoy y era utilizado por los pastores para el descanso de sus animales en el camino al mercado central. Un sendero arbolado con su ciclovía une al Pub on the Park con el Broadway Market vía un campo de flores inglesas silvestres. La feria al aire libre está repleta, su convocatoria sigue aumentando. Actualmente, el mercado es una excusa y la razón es reunirse, en estas calles del Este de Londres que son el meeting point de fashionistas. Por aquí andan Keyra Knightley o Viggo Mortesen, cuando vienen a cenar a Buen Ayre, la famosa parrilla argentina. Quien prefiera sentarse para almorzar también puede hacerlo en una mesa comunitaria deli La Bouche. Para probar comida callejera, hay decenas de stalls. Los escandinavos preparan gravlax de salmón; los franceses, los cre^pes; los italianos, la pasta fresca; y los a´rabes, fala´fel; mientras los asiáticos cocinan en woks y sirven café a la vitnamita. El espacio de la moda esta´ dominado por el puesto de Paul, que ofrece ropa vintage a buen precio. Para comprar texanas de cuero, camisas hawaianas, jeans de tiro alto frente a la librería Artwords, especializada en diseño, fotografía, arte y gastronomía, con una impecable selección de libros visuales y revistas internacionales

Broadway Market, E8 4QL, London, UK. broadwaymarket.co.uk

Old Spitafields Market

Para cerrar el paseo, otro de los antiguos mercados de la capital inglesa, uno que data del siglo XIII. De feria rural a hot spot, el Old Spitafields Market ha sido siempre sitio de fusión entre el este y el oeste, un territorio de inmigrantes que acoge una iglesia, una capilla metodista, una sinagoga y la mesquita. En su mercado sucede igual, se mezclan chocolaterías de lujo, teterías, boutiques, decorerías y souvenirs con mucha onda como los de To Home from London. Para moda, lo mejor es venir el sábado al Style Market y conocer a 88 diseñadores independientes que muestran que Londres es buena en esto. Aquí a la vuelta funciona el Arts Market que, dos veces al mes, trae a Market Street (entre Brushfield Street y Crispin Place) un catálogo de artistas internacionales que ofrecen obras accesibles para coleccionistas jóvenes. Brushfield Street, E1 6AA, London, UK. spitalfields.co.uk

Brick Lane Market

La ruta dominical por el Este continúa en Brick Lane, una calle con edificios bajos de ladrillos "grafiteados" que concentra tiendas, diseño emergente, puestos de ropa usada, mercadillos y patios de comida que exportan platos del Caribe, Asia, Medio Oriente, África y América del Sur. Desde 1970, esta zona congrega la mayor inmigracio´n de Bangladesh de la ciudad y por eso también incluye un distrito de restaurantes de comida típica. Lo más: pedirse un mango lassi y salir a acecho de accesorios y joyería. Brick Lane, E1 6QL. bricklanemarket.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?