Cuatro momentos de Gustavo Santaolalla, en el teatro Colón

Gustavo Santaolalla en el teatro Colón
Gustavo Santaolalla en el teatro Colón Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
El artista se presentó anoche en el emblemático coliseo
Alejandro Lingenti
(0)
13 de diciembre de 2016  • 10:22

Gustavo Santaolalla , el popular músico nacido en El Palomar y radicado hace años en los Estados Unidos, repasó su extensa carrera en un concierto inspirado y muy emotivo, realizado en el teatro Colón, que duró más de dos horas.

Unos cuantos músicos se acercaron a ver su show, que formó parte del ciclo LN Cultura. Los que llegaron más temprano fueron el uruguayo Luciano Supervielle, compañero del ex Arco Iris en Bajofondo; Machi Rufino, el histórico bajista de Invisible; y Lito Vitale, con su pareja y compañera radial en Nacional Rock Hilda Lizarazu, entre otros. También estuvieron la famosa diseñadora de moda Elsa Serrano -obviamente, muy elegante- y el cineasta Pablo Trapero, con su esposa, la actriz Martina Gusmán.

Repasamos aquí algunos momentos que vale la pena destacar...

Gustavo Santaolalla en el teatro Colón
Gustavo Santaolalla en el teatro Colón Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

EL RECUERDO DE LA NEGRA SOSA. En pocos días se cumplirán treinta y dos años de un recordado recital de Mercedes Sosa llevado a cabo en la cancha de Vélez Sarsfield. Ese día, la notable cantante tucumana fallecida en 2009 estuvo muy bien acompañada por León Gieco y el brasileño Milton Nascimento. El disco Corazón americano / El Gran Concierto registra el singular encuentro artístico, y su primer track es "Río de las penas", un tema de Santaolalla que ayer fue parte de la velada. "Ella siempre decía que le gustaba mucho esta canción", aclaró Gustavo antes de interpretarla, visiblemente orgulloso.

Gustavo Santaolalla en el teatro Colón
Gustavo Santaolalla en el teatro Colón Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

SECRETO EN LA MONTAÑA. Parte de la fama internacional de Santaolalla se debe a su excelente trabajo para la banda sonora del film Secreto en la montaña, premiado en 2006 con un Oscar. No fue la única vez que el músico argentino se llevó la preciada estatuilla que otorga la Academia de Hollywood: una año más tarde repetiría por el soundtrack de Babel. En una noche dedicada a revisar su vasta trayectoria, ese dato no podía quedar soslayado. En el Colón, hubo entonces una pequeña suite dedicada a revivir la música de aquella traumática historia de amor protagonizada por el malogrado Heath Ledger y Jack Gyllenhaal, dirigidos por el taiwanés Ang Lee.

Gustavo Santaolalla en el teatro Colón
Gustavo Santaolalla en el teatro Colón Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

MAS CINE EN EL COLON. La de Secreto en la montaña no fue la única alusión al cine en el concierto. Antes de interpretar una preciosa versión del tema "De Ushuaia a la Quiaca" -incluido en su álbum Ronroco (1998)-, Santaolalla recordó que el brasileño Walter Salles la usó muy cerquita del emotivo final de Diarios de motocicleta (2005), película basada en los diarios de viaje del Che Guevara y Alberto Granado, protagonizada por Gael García Bernal y Rodrigo de la Serna. El uruguayo Jorge Drexler ganó el Oscar destinado a la mejor canción original por su composición "Al otro lado del río" para ese mismo largometraje.

Gustavo Santaolalla en el teatro Colón
Gustavo Santaolalla en el teatro Colón Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

UN VIAJE INOLVIDABLE. Cuando le tocó presentar "Vecinos", un tema de su disco GAS (1995), Santaolalla reveló que la inspiración para escribir esa letra fue un viaje en avión a Nueva York que una de sus hijas (tiene dos, Luna y Ana) tuvo que hacer sola cuando tenía apenas diez años. "Obviamente, la estaban esperando en el aeropuerto", aclaró muy pronto el papá, antes de arrancar a cantar "Qué lindo que es subirte a un avión / Y después llegar donde te esperan / Amigos queridos de tu alma... Vecinos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?