Dos propuestas para un cuarto de varón

Llega la adolescencia y las necesidades de chicos se van dejando de lado. Espacios funcionales y con personalidad para una nueva etapa de la vida

15 de diciembre de 2016  • 11:16

La adolescencia es una etapa compleja, llena de cambios y definiciones de la personalidad. El cuarto tiene que acompañar este proceso y reflejar la impronta de su dueño en crecimiento. Hoy vamos a ver dos ambientaciones con tintes masculinos y mobiliario orientado a la practicidad.

CUARTO DE VALENTINO

En el baño hicieron una apuesta sencilla y masculina, con una pared revestida de venecitas azules. Los espejos se mandaron a cortar a una vidriería en forma de círculos y debajo de la bacha (Barugel Azulay), se ubicó un desfile de dinosauriosMagalí Saberian
1 de 7

Se aspiró a un diseño arquitectónico atemporal, y no a una variedad de muebles sueltos.

Se eligieron tonos neutros para los muebles para que se destaquen los objetos de colección. Ubicando las guitarras en la escalera que sube al baño, se convirtió un lugar de paso en un rincón temático práctico y agradable.

CUARTO DE MATEO

Las guitarras de Mateo encuentran su rincón: en su estuche, apoyada sobre la pared contraria al escritorio; o fuera de él, sobre un canasto de mimbre que desborda de CD con su música preferidaDaniel Karp
1 de 7

Para darle la bienvenida a una nueva etapa, este espacio se adaptó a las recientes necesidades de su dueño. Como punto de partida generó áreas diferenciadas: una de descanso con cama extra, un escritorio y un vestidor para tener la ropa a mano y ¡ordenada!

En la zona de descanso, el nicho en la pared sirvió de base para diseñar un mueble con espacios de guardado y estantes. Debajo, además, se agregaron canastos de mimbre para colaborar con el orden.

TEMAS EN ESTA NOTA