Paula Pareto: persistencia y sencillez

Para el medallista olímpico, ganador en Londres 2012, detrás de la disciplina y el trabajo de la judoca, ganadora en Río, asoma su virtud principal: la humildad
Sebastián Crismanich
(0)
23 de diciembre de 2016  

Paula Pareto
Paula Pareto Crédito: Rodrigo Néspolo

Me pone muy feliz que haya sido designada una de las personalidades del año. Tengo varias experiencias muy personales con ella, sobre todo de inspiración mutua. Yo estaba convencido de que en algún momento iba a poder conseguir una medalla olímpica, pero cuando ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing me inspiró.

La esperanza que provocó en mí verla destacarse en una disciplina que tiene casi los mismos orígenes que la que practico -parecidas por la forma de combate y por su esencia y valores- fue lo que hizo despertar en mí una gran confianza. De ahí que mi sueño empezó a hacerse cada vez más real y se concretó cuando pude coronarme campeón olímpico.

Los atletas tenemos ciertas complicidades. Cuando Paula salió campeona olímpica en Río de Janeiro, le conté esta experiencia y ella me dijo que le había pasado lo mismo conmigo. Que yo fui su inspiración para ser campeona olímpica. Y hace poquito, hablando con su entrenadora, también me contaba que ella soñaba con que Paula fuese campeona olímpica inspirada por lo que fue mi medalla de Londres. Entonces creo que esta cosa linda que surge del deporte, lejos de una envidia insana, hace que hayamos formado hace un tiempo una gran amistad y constantemente podamos aprender uno del otro.

Una de las experiencias que compartí con ella ocurrió apenas terminó su hazaña dorada. Me invitó a recorrer la villa olímpica para compartir un poco más de cerca lo vivido. Lo que me sorprendió rotundamente, si bien me había pasado algo similar, fue ver cómo apenas habiendo salido recién campeona olímpica ya estaba mirando hacia adelante. Me acuerdo que le mandé un W hatsApp antes de ir a la villa para avisarle que estaba llegando. Su respuesta fue que estaba terminando de entrenar, y que se demoraría quince minutos. Era campeona olímpica y seguía entrenando como si nada hubiese sucedido. Es una de las razones por las que es una fuera de serie.

El ciclo olímpico es tan exigente que suele quemar tanto física como mentalmente a un atleta. En ese momento, lo que menos se quiere es encerrarse en un gimnasio; el deportista quiere oxigenar su vida, experimentar con todo aquello que tuvo vedado durante tiempos de entrenamiento extenuantes. Paula tenía su mirada puesta en Tokio 2020, donde sin duda puede volver a darnos un gran triunfo.

Su personalidad, su calidad humana, la manera en que se dedica y se esfuerza día a día en todo lo que hace, siempre tan comprometida. Todas estas características la convierten en lo que es, creo que es la atleta femenina más exitosa de todos los tiempos de nuestro país. Brindo por eso, y porque pueda seguir cumpliendo muchos objetivos más. También deseo que pueda inspirar y seguir inspirando como lo hizo conmigo a muchas otras personas en sus vidas.

Del editor: ¿por qué es importante? Con su triunfo en Río, consolidó el bronce en Pekín 2008 y el campeonato del mundo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.