Se ampliará en 2018 la restricción para ingresar con auto al centro de la ciudad

La prohibición, que rige en el microcentro desde 2012, se extenderá hasta la plaza San Martín, Tribunales y Monserrat; además, se prolongará la franja horaria; fuerte rechazo entre los garajistas
Mauricio Giambartolomei
(0)
16 de diciembre de 2016  

En los próximos años cada vez menos vehículos transitarán por el centro porteño. Por una ley aprobada ayer, se ampliará a más calles la restricción al ingreso de automóviles particulares durante los días hábiles y también la franja horaria en la que regirá la prohibición. Será una aplicación progresiva a partir de 2018, en espacios que se irán sumando a la zona comprendida entre las avenidas Córdoba, Carlos Pellegrini, de Mayo y Leandro N. Alem, donde la medida está vigente desde 2012.

La restricción, que se extenderá a partir de abril de 2018, consolida la política de la administración porteña de desalentar el uso de vehículos con el objetivo de que los porteños se vuelquen al transporte público y disminuir la contaminación. Se suma a otros proyectos en la misma línea, como la expansión del estacionamiento medido y la extensión de carriles exclusivos para colectivos.

Fuente: LA NACION

En los próximos meses, la Secretaría de Transporte y Tránsito deberá generar las condiciones para crear la llamada Área Ambiental Buenos Aires Centro, tal cual quedó plasmado en la ley sancionada ayer tras un intenso debate en la Legislatura porteña. La propuesta del Poder Ejecutivo sufrió modificaciones importantes respecto del texto original para garantizar su aprobación. El oficialismo pretendía aplicar la nueva zonificación a partir de abril próximo, aumentando el número de calles y la franja horaria en tres etapas hasta febrero de 2020.

Ante la presión del sector de garajistas por los perjuicios a la actividad, los legisladores postergaron un año la entrada en vigor y eliminaron a San Telmo de la futura ampliación de la restricción vehicular. Como contrapartida se adelantó el cierre del proceso, que se realizará en 15 meses entre el 1° de abril de 2018 y el 1° de julio de 2019. Los cambios fueron consensuados entre el oficialismo y la oposición sobre la hora, mientras avanzaba el debate de otras leyes.

La primera ampliación, entonces, se aplicará el 1° de abril de 2018 hacia Carlos Pellegrini, Bernardo de Irigoyen, Belgrano, Paseo Colón, La Rábida, Leandro N. Alem, San Martín, Florida y Santa Fe, con restricción entre las 11 y las 16, el horario que rige actualmente.

En una segunda etapa, en octubre de ese año, la limitación llegará a la zona de Tribunales. Y el 1° de julio de 2019 se procederá a expandir la franja horaria a nueve horas, entre las 9 y las 18.

La ley incluye la creación de un Registro Área Ambiental Buenos Aires Centro (Rebac) para los usuarios que deseen solicitar un permiso de circulación. "Los propietarios o locatarios mensuales de cocheras, los remises no registrados en la ciudad, los vehículos de servicio de transporte para el turismo y los padres, tutores o encargados de niños en edad escolar que acrediten la concurrencia a una escuela pública o privada, nivel inicial o primario" deberán pedir una autorización en el Rebac que abonarán al momento de iniciar el trámite, según el texto aprobado ayer. Todavía no se estipuló el valor. Quedan exceptuados los vehículos de emergencia y de transporte.

Hoy ya hay limitaciones
Hoy ya hay limitaciones Crédito: Hernán Zenteno

Las modificaciones de último momento sintetizan el camino polémico que transitó el proyecto, principalmente, por el rechazo de los propietarios de garajes y estacionamientos que ayer volvieron a protestar en la Legislatura.

"¡Es una locura!", se quejó Eduardo Sánchez, presidente de la Cámara Argentina de Garajes y Estacionamientos de la República Argentina. Según explicó, el negocio es insostenible sin las cocheras por hora. Además reprobó que el gobierno diseñara el proyecto sin haber conversado con la Cámara para estimar cuántos puestos laborales se perderían. En tanto, en el sindicato de los empleados de estacionamientos calcularon que cerrarían sus puertas unos 450 garajes y se perderían unos 2500 puestos de trabajo.

A las voces críticas se sumaron las de algunos legisladores que votaron en contra de la ampliación de la restricción, aprobada ayer con 29 votos positivos. "Nos preocupa la estabilidad laboral a causa de las restricciones y la destrucción del capital invertido", opinó Marcelo Guouman, de Suma+. El jefe de ese bloque, Hernán Rossi, agregó: "Esta ley es un ejemplo de cómo una buena idea mal planificada puede transformarse en una pesadilla para los vecinos. Este tipo de iniciativas requiere altos niveles de consenso y participación de los actores involucrados".

Desde el oficialismo defendieron el proyecto. "El objetivo primordial de esta ley es la promoción del transporte público y los medios de movilidad más saludables, procurando la preservación del espacio público", sostuvo la diputada de Pro Cristina García. Mientras que la vicepresidenta primera de la Legislatura, Carmen Polledo, opinó: "Esta ley toma la filosofía del Plan Urbano Ambiental que tuvo un amplio consenso de todos los sectores y busca desalentar la utilización de automóviles mediante la restricción vehicular. Cuando esté plenamente vigente, los efectos sobre la calidad de vida de los vecinos serán equiparables a los que generó el Metrobus".

Opiniones de comerciantes y vecinos

Walter Ibáñez

Encargado de cochera, Retiro

"Vamos a tener que aumentar los precios. El servicio se convertirá en un lujo"

Eber Molina

Playero de garaje, Monserrat

"Las cuentas no me van a cerrar más. Mi ganancia depende de las cocheras por hora"

Carlos Killinger

Médico cardiólogo, Tribunales

"Venir al centro en auto es un incordio. Comparto la ley. Buscaré otras alternativas"

Juan Francisco Moles

Empleado, Retiro

"En Tribunales hay mucho bondi, moto, gente, autos y bicis. Estoy a favor de la restricción"

Con la colaboración de Fernando J. de Aróstegui

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.