5 etiquetas para redescubrir los vinos argentinos

Durante 2016 la industria vínica local develó muchos secretos que valían la pena ser descorchados; BonVivir arranca el 2017 con cinco vinos que te van a renovar el paladar
(0)
20 de diciembre de 2016  • 11:56

En Mendoza, la principal provincia vitícola del país, las bodegas han demostrado que siempre hay nuevos vinos por descubrir. Y no solo por la diversidad de propuestas que arriban al mercado cada semana sino porque durante los últimos años los enólogos lograron conocer en profundidad cada región y la expresión de cada varietal cultivado. Conocimiento que les permite lograr vinos más sabrosos y refinados. Gracias a la innovación y la investigación, la tierra del sol y el buen vino nos invita a redescrubrir los sabores más tradicionales con etiquetas modernas y novedosas.

"Los amantes del vino siempre esperan continuar aprendiendo para afinar el paladar. Para ellos, descubrir etiquetas que ofrezcan nuevos estilos y sabores es muy importante", comenta Teresa García Santillán, gerente de BonVivir, el principal club de vinos del país. Y desde 2010, los sommeliers del club tienen presente esta consigna a la hora de elegir los vinos que reciben mensualmente sus 15.000 socios.

"Nuestra Selección Exclusiva de febrero 2017 se compone de tres etiquetas que permitirán a muchos aggiornar la imagen que tienen de los vinos mendocinos", explica Alejandro Iglesias, sommelier de BonVivir. "Seleccionamos los varietales más importantes de la provincia para demostrar que hablar de vino argentino es más complejo de lo que muchos suponen". El trío de etiquetas que recibirán este mes los socios se compone de Amado Sur Malbec 2014, un vino que combina regiones de Mendoza con toques de Bonarda y Syrah y da cuenta de un estilo jugoso y moderno. Por su parte Las Perdices Reserva Bonarda 2013 es ideal para apreciar la cara elegante de una de las cepas favoritas de los argentinos mientras Durigutti Cabernet Sauvignon 2015 sirve para comprender por qué el rey de los tintos retomó su rol protagónico en la vitivinicultura argentina. Un vino complejo, sabroso y sutil que plantea un nuevo futuro para los tintos mendocinos.

Selección Exclusiva Febrero

Amado Sur Malbec 2014: Tinto profundo y jugoso que ofrece un estilo moderno y sabroso. Saca provecho de los frutos rojos maduros pero también de las bayas. En boca es expresivo, equilibrado y largo.

Las Perdices Reserva Bonarda 2013: ya no sorprende que la segunda cepa tinta más importante del país de vida a vino complejos y elegantes como éste. Un vino que ofrece profundidad de sabor y frescura con una crianza acertada que brinda estilo.

Durigutti Cabernet Sauvignon 2015:Finalmente los Cabernet argentinos se perfilan hacia un estilo delicado sin perder tipicidad ni carácter. Con buen caudal frutal y matices especiados, este tinto resulta vivaz, sabroso y gastronómico.

Los matices del Malbec

Así como Mendoza ofrece nuevos estilos para sus vinos, el Malbec ha demostrado ser muy sensible a las características de cada terroir. Algo que en la Selección BonVivir Alta Gama de febrero se puede apreciar con claridad. Para esta ocasión los sommeliers del club han elegido dos varietales que llegan de regiones diferentes donde no solo el origen define el estilo sino también la búsqueda de los winemakers. Por ejemplo, Piattelli Gran Reserva Malbec 2014, ofrece la expresión típica de los tintos de Luján de Cuyo donde la sobriedad y elegancia suman una cuota de modernidad y vigor. La otra cara de la moneda es Estancia Los Cardones Tigerstone Malbec 2013 un tinto elaborado en Tolombón, Salta, y que ostenta un carácter brioso y profundo típico de los vinos de altura pero con la personalidad suficiente como para sorprender a muchos buscadores de novedades. Dos expresiones que permiten comprobar que los terruños argentinos aun nos deparan muchas sorpresas.

Selección Alta Gama Febrero

Piattelli Gran Reserva Malbec 2014: Luján de Cuyo es hogar de tintos sobrios e intensos. En este caso se trata de un Malbec elegante de aromática profunda con tonos frutales y ahumados. En boca es brioso, vibrante y voluminoso. Un vinos con un gran futuro en botella por delante.

Estancia Los Cardones Tigerstone Malbec 2013: Malbec exótico y personal. Aromáticamente cumple con el perfil de los vinos de altura aunque suma matices terrosos y balsámicos que lo hacen especial. En boca es amplio y jugoso con buen cuerpo y vigor, un vino que redefine a los Malbec calchaquíes.

Sumate al mundo BonVivir y disfrutá durante 2017 de los numerosos beneficios que ofrece el club de vinos más importante del país. Visitá www.bonvivir.com y comenzá a transitar el mundo del vino de la mano de expertos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios