Calu y Belén: "Tenemos una amistad de esas con las que te conectás en serio"

CALU: TOP CON VOLADOS Y FALDA (MARGO BARIDON), RELOJ DE CALU.BELÉN: VESTIDO (BLACK MAMBA, $2490), ARGOLLAS (CHANEL)
CALU: TOP CON VOLADOS Y FALDA (MARGO BARIDON), RELOJ DE CALU.BELÉN: VESTIDO (BLACK MAMBA, $2490), ARGOLLAS (CHANEL) Crédito: GUIDO ADLER. PRODUCCIÓN DE FERNI MORENO Y VIRGINIA GANDOLA.
Potenciamos la energía femenina con un encuentro entre dos grandes amigas.
Agustina Vissani
María Eugenia Castagnino
(0)
26 de diciembre de 2016  • 14:11

Nos despertamos a las 6 a. m. Cuando llegaron a la redacción Calu Rivero y Belén Chavanne, no había nadie sentado en su escritorio. Una pasó a buscar a la otra, se nota que son amigas desde hace tiempo: la complicidad y la energía que tienen cuando están juntas es expansiva y por eso las elegimos para reflejar la fuerza de un festejo mágico. Porque este año las dos siguieron sus deseos y la rompieron: Calu proyectó su carrera internacional –participó del proyecto “One city, one girl” para Stella McCartney, firmó contrato con una de las agencias más importantes de Estados Unidos y, fiel a su estilo de vida, dio todo y completó los 42 km del maratón de NY–, mientras que Belén pisó la red carpet del Festival de Venecia gracias a su trabajo en El ciudadano ilustre. “Cuando estamos juntas, siempre es una aventura”, nos contaron.

Son amigas desde hace un montón, ¿qué sienten que las une?

Calu Rivero: Además de nuestra pasión por la actuación y la música, la lealtad. También es importante que somos súper seguras, entonces, no hay competencia.

Belén Chavanne: Y como ya tenemos tantas experiencias vividas juntas, nos miramos y ya sabemos lo que la otra está pensando. Eso nos re pasó cuando hacíamos las fotos. Tenemos una amistad de esas con las que te conectás en serio.

Crédito: GUIDO ADLER. PRODUCCIÓN DE FERNI MORENO Y VIRGINIA GANDOLA.

¿Y las diferencias?

Calu: Somos muy distintas, en realidad, pero eso justamente hace que nuestro vínculo sea tan rico. Yo soy más hiperactiva, me levanto muy temprano y arranco con toda. Ella es más de la noche y yo soy más del día. Yo corro, no paro. Ella es más tranquila.

Belén: Tal cual, yo me despierto y estoy tres horas para entender cómo funciona el mundo. Siempre que nos encontramos temprano, ella ya desayunó tres veces, hizo mil cosas. Ella maneja una vida mucho más pública de una forma muy genuina, juega muy bien ese juego, y yo soy más tímida. Pero, coincido, más allá de las diferencias, ganan las risas. No hay nada más increíble que juntarte con una amiga a cagarte de la risa.

Hay algo de la amistad entre mujeres que nos hace imparables...

Calu: Los vínculos son todo. Tenemos un grupo de amigas que incluye a mi hermana en el que somos muy fans de los proyectos que cada una va haciendo. Al fin y al cabo, las amistades son elecciones constantes. Yo las cuido mucho, soy muy protectora. No me gusta que una amiga sufra, menos por un hombre. Y con el tiempo me di cuenta de que es mucho más importante cuidar la calidad, estar atenta y no querer tener un millón de amistades vacías.

Belén: Sí, y hay que dejar de asociar las amistades femeninas con la terapia, con esa idea de que las chicas nos juntamos a hablar de lo que nos pone tristes. Las mujeres somos poderosas y cuando estamos juntas nos potenciamos. Con Calu tenemos eso. Nunca tuvimos esos momentos de hundirnos en algo, las dos tenemos la energía arriba y cuando nos encontramos vibramos en la misma frecuencia.

Crédito: GUIDO ADLER. PRODUCCIÓN DE FERNI MORENO Y VIRGINIA GANDOLA.

¿Cómo viven esto de ser chicas DJ?

Calu: Pasar música es fascinante, vibrás con la energía de la gente. Pensá que cuando la gente sale a bailar, es porque se quiere divertir, ya está predispuesta –no es como ir al banco–, y si vos podés elevar esa energía que está ahí, es fantástico. Cada vez que termino de pasar música, quedo cansada pero muy enriquecida. Me acuerdo de las miradas, miro a la gente, lo que dice, cómo te mira, cómo te habla. Eso me llevo, la honestidad de ellos, también agradecidos por lo que vivieron, es como un intercambio absolutamente paralelo, nos enriquecemos ambos de la experiencia.

Belén: A mí me enciende mucho la investigación previa y me vuelve loca que la música una a la gente, es como si en ese momento no hubiera individualismo. Me gusta ir a los festivales y decir: “No soy yo sola, estamos todos vibrando el mismo bajo, la misma canción”. Esto tendría que pasar en el colectivo, en el súper, en las calles, creo que seríamos un mundo tanto más feliz y agradable. Ese es el poder de la música: conectarse con la gente.

Y ahora que están las dos solteras, ¿felices?

Calu: Yo estoy muy bien, de verdad, me siento muy plena. Se puede estar sola y estar perfecta. Estoy entretenida, trabajando, súper focalizada en mis proyectos. Por supuesto que compartir el amor me parece lo más bello del planeta, sé que va a llegar. Estoy convencida de que el universo me está preparando algo hermoso. Me está diciendo “esperá un poco”, estoy segura. Aprender a estar sola también es un ejercicio. Igual, es una forma de decir, porque en realidad estoy rodeada de amor, de amigos, de familia, de mi perra, Lionita. Aunque es cierto que en pareja aprendés a saber quién sos y elegir qué querés y qué no querés, lo más importante es cómo fluir con lo que el universo te trae; y si nos trae todo un año de estar solas, es que debe haber un aprendizaje que tenemos que atravesar, bancarnos nuestra soledad. ¿Qué es ser solas?, es escucharte a vos misma todo el tiempo. Por eso, durante muchos años no quería estar sola porque no quería escucharme. Hoy estoy mucho más consciente.

Belén: Para mí es muy nuevo, pero también siento que necesitaba tener un crecimiento de conectarme conmigo misma, aprender de mí y enseñarme. Cada persona que aparece en tu vida viene para mostrarte algo, y creo que tengo que empezar a enseñarme algunas cosas sola, me tengo que reeducar a mí misma. Estoy cambiando la piel y está saliendo una nueva. Necesitaba transitarlo. La clave es tomarse las cosas estilo: “Che, esto lo podemos hacer divertido en realidad”. En vez de decir: “Qué bajón, tengo que ir al banco”, podemos escuchar un tema, charlar con el portero o llevarnos un libro para leer en el colectivo. Disfrutar al máximo todos los momentos.

CALU: VESTIDO (ETIQUETA NEGRA, $3950).BELÉN: MINIVESTIDO (CHER)
CALU: VESTIDO (ETIQUETA NEGRA, $3950).BELÉN: MINIVESTIDO (CHER) Crédito: GUIDO ADLER. PRODUCCIÓN DE FERNI MORENO Y VIRGINIA GANDOLA.

¿Y la moda? ¿Para dónde creen que va?

Calu: Para lo auténtico, lo diverso y la originalidad. Creo que las marcas hacen propuestas más integrales, tienen su música, su estilo de vida, sus valores. En cuanto a looks, creo que cada vez más se trata de proponer algo diferente, jugar un poco con los límites.

Belén: Para mí es todo parte del mismo juego, me divierte mucho jugar, no pretender ni seguir ningún preconcepto de que “esto va con esto o no”. Hay veces en que una se viste por vestir, que come por comer y cocina por cocinar, y hay veces en que una dice: “Voy a cocinar un platazo” o “voy a salir a la calle vestida con un pijama”. Y eso va a generar algo en la gente. Al estreno de una peli afuera fui vestida de traje: con una gorrita, una camisa de hombre, pantalón. Hoy juguemos a eso. Y saquemos todos esos preconceptos de que “una tiene que estar bien vestida, o ser canchera”. Me re aburre.

¿Se sienten influencers ?

Calu: A veces me pregunto: “¿Influencer de qué? ¿Solo porque tengo muchos seguidores en las redes sociales soy influencer?”. Trato de entender porque no me gusta ir teniendo rótulos porque sí. Ser influencer significa tener influencia sobre distintos temas. Bueno, yo puedo influenciar y promover la vida sana, el amor, el cuidado ambiental. Si es eso, soy feliz. Creo que depende de qué querés compartir.

Belén: A mí me cuestan las etiquetas en general. Si hasta cuando me preguntan si soy actriz, mi respuesta es: “Actúo”. No me siento DJ, solo paso música. Uso el verbo en presente, lo que estoy haciendo ahora, no me gusta encasillarme. Lo único que puedo decir es que me gustan mucho las redes; a veces pasan cosas increíbles, sobre todo cuando se genera un diálogo y un feedback con gente que por ahí se está sintiendo igual que vos o que está escuchando el mismo tema al mismo tiempo. Una manda un mensaje al mundo y no sabe realmente a dónde va a llegar. Hay que ser muy responsable igual.

CALU: TOP Y FALDA (STELLA MCCARTNEY), MEDIAS VINTAGE, ZAPATOS (STELLA MCCARTNEY). BELÉN: VESTIDO (HOUSE OF MATCHING COLOURS, $9600), SANDALIAS (LAS PEPAS, $3490)
CALU: TOP Y FALDA (STELLA MCCARTNEY), MEDIAS VINTAGE, ZAPATOS (STELLA MCCARTNEY). BELÉN: VESTIDO (HOUSE OF MATCHING COLOURS, $9600), SANDALIAS (LAS PEPAS, $3490) Crédito: GUIDO ADLER. PRODUCCIÓN DE FERNI MORENO Y VIRGINIA GANDOLA.

¿Y los comentarios negativos?

Belén: Cuando tenes un pensamiento positivo, pasan un montón de cosas en tu cuerpo, y en tu vibración, que empiezan a afectar a tu alrededor. Cuando tenés un pensamiento negativo pasa lo mismo, pero al revés. Una está mandando energía, suena re new age, pero una es una amplificadora de energías. Yo siempre le digo a la gente: “Tomate cinco segundos antes de poner lo que vas a poner, antes de decir lo que vas a decir”, para ver si está bueno, si es constructivo y si es lindo. Si no es constructivo, si es agresivo, no lo digas, porque te hace muy mal a vos y se expande. Mucha gente se pone en el lugar de hater y te critica tipo: “Está todo tan bien en tu vida que siempre estás con una sonrisa”, y obvio que no, sabés que por ahí estás triste por dentro, pero la sonrisa ¿por qué la voy a borrar? Y si yo la saco para afuera, por ahí me vuelven mas sonrisas y mi día deja de ser malo. Creo muchísimo en el movimiento de energías.

Calu: Totalmente. El universo nos escucha. Cuando veo a la gente que habla mal de otras personas, siento que es lo que proyecta de ella misma. Y en esto las redes te exponen muchísimo. Muchos no se dan cuenta, pero todo lo que se dice, la crítica positiva o negativa, todo habla, sobre todo, de quien comenta.

Las redes también fueron clave en muchas movidas para la igualdad de género, ¿cuánto se involucran?

Calu: Es una causa que hay que apoyar sin dudas, y yo, así como estoy a favor de la no violencia animal, estoy a favor de la no violencia de género y la no violencia en general. Y creo que la mejor manera de hacer un cambio es desde el ejemplo, parándonos frente al otro desde el amor y el respeto. Y sí, todo lo que se va gestando viene de un impulso colectivo de hacerse escuchar y tener más conciencia.

Belén: Coincido en que cuando se necesita un cambio, lo mejor que puede pasar es que la gente se una. Pero todavía estoy tratando de pensar mi postura, no soy de distinguir los géneros, hay algo de esa distinción en la que no me siento identificada. Me parece que está bueno que se instale la conciencia, están pasando cosas horribles y los medios se aprovechan muchas veces de una manera fea. Pero creo que lo que más me entristece es la agresión que hay de la mujer a la mujer, ahí es cuando digo: “Chicas, despertémonos, no nos pongamos en ese lugar”. Es horrible, por ejemplo, que digan que las mujeres se pelean siempre o que somos todas enemigas. Hagámonos valer; la agresión más fuerte la veo de la mujer hacia la mujer, veo mucho feminismo misógino. Y sí, aunque parezca de 1950 que tengamos que luchar por el lugar que ocupa la mujer y por la equidad, ahí estoy firme y te digo que sí, por eso lucho: por la igualdad, por el respeto, por la no agresión y por cuidarnos entre nosotras.

TOP Y PANTALÓN (ETIQUETA NEGRA, $3400 Y $4000), SANDALIAS (PEDRO GARCÍA)
TOP Y PANTALÓN (ETIQUETA NEGRA, $3400 Y $4000), SANDALIAS (PEDRO GARCÍA) Crédito: GUIDO ADLER. PRODUCCIÓN DE FERNI MORENO Y VIRGINIA GANDOLA.

En este mes de pura celebración, ¿cómo festejan ustedes?

Calu: Para mí la celebración es fundamental. Siempre sobran las razones. Trato de invitar a mis amigas a que estemos todas juntas. Los últimos años estuvimos en Uruguay e hicimos el ritual de la valija, que es salir a dar una vuelta a la manzana con un carry-on, y eso simboliza todo lo que vas a viajar en el año. Lo hicimos y funcionó. Yo no paro. Y después, bailar, aunque seamos tres o cuatro, poner música, celebrar, soy la primera en decir “festejemos”.

Belén: ¡No caigo en que ya son las fiestas! Me divierte mucho. Me deprimo un poco el 25 y el 1° de enero, porque siento que están todas las expectativas en las noches previas y en esos días que deberían ser mágicos no pasa nada. Calu, ¿hacemos una fiesta en Punta del Este el 1° de enero? Me encantaría pasar todo el día juntas.

El título de tapa es “Festejá la magia” , ¿ustedes creen en los momentos serendipity?

Calu: Sí, tengo tatuado “niña mágica” desde hace muchos años para no olvidarme de encontrar la magia en las cosas cotidianas. Yo creo que el universo siempre nos está trayendo cosas y una elige qué ver, está bueno estar alerta, observar.

Belén: A mí lo que me alucina es cómo las cosas se van dando y una va creando su realidad junto con el universo, o lo que sea. Y me vuelve loca pensar que ahora estamos por empezar un año nuevo y... ¿qué vendrá? Cómo te sorprende la vida y el universo, cómo todo se va acomodando, como si fueran piezas de un rompecabezas, es increíble. •

Y vos... ¿Cómo vivís la amistad? ¿Tenés una amiga inseparable? ¿Sentís que tus amigas te potencian? También leé: 15 hitos feministas que ocurrieron en 2016 y La consistencia digital

Maquillaron Luciana Romero y Consuelo Tapia para Frumboli Estudio con productos Lancôme.

Peinó Maia Rohrer. Agradecemos a Carola Blaksley por su colaboración en esta nota.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?