Es ley el proyecto que pena con multas económicas y hasta 60 días de cárcel a quienes agredan a docentes

Lo aprobó la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires en la última sesión del año
Rosario Marina
(0)
23 de diciembre de 2016  • 17:58

LA PLATA.- Se convirtió en ley el proyecto que pena con multas económicas y hasta 60 días de cárcel a quienes agredan verbal o físicamente a docentes de la provincia de Buenos Aires. Lo aprobó la Cámara de Diputados en la última sesión del año.

El proyecto agrega el artículo 74bis al Código de Faltas de la provincia, e incluye a docentes y no docentes de establecimientos educativos públicos y privados bonaerenses que sean agredidos.

El Poder Ejecutivo provincial sancionará con arresto de entre 5 y 30 días o con multas que rondarán entre los 6 mil y 15 mil pesos "a la persona que, invocando un vínculo con el alumno, dentro del establecimiento de gestión pública o privada o en las inmediaciones, hostigue, maltrate, menosprecie o perturbe emocional o intelectualmente a un trabajador de la educación, sea docente o no".

Las penas también alcanzarán a quien arroje "un elemento de cualquier naturaleza" a un trabajador de la educación o "contra un bien de utilidad educativa", con lo que se incluye a los edificios escolares. Las sanciones "se duplicarán" en caso de que estas acciones sean cometidas frente a otros alumnos. Por eso, el arresto llegaría hasta los 60 días.

"Hay una estadística que dice que en el 2015 se registraron 236 agresiones al personal docente, y 7 de ellas fueron con armas. A eso hay que sumar lo que no es denunciado", explicó el presidente de la Comisión de Educación del Senado, Juan Pablo Allan (Cambiemos).

Estas sanciones comenzarán a aplicarse en el próximo ciclo lectivo. El proyecto había sido aprobado por la Cámara de Senadores en el mes de agosto. "En lo va que del año escolar ya se detectamos seis casos graves de violencia de padres dentro del ámbito escolar. Sabemos que esta reforma no va a solucionar la cuestión de fondo, pero es una acción concreta para que los maestros se sientan protegidos", había dicho en ese momento el senador Allan.

El proyecto fue elaborado por el gobierno de María Eugenia Vidal a través de la Dirección General de Cultura y Educación. Alejandro Finocchiaro, titular de esa cartera, dijo, cuando se presentó el proyecto en agosto, que el objetivo es que quienes "sienten la tentación de agredir tengan un freno inhibitorio, que sepa que le puede costar días de arresto o una multa de 6 mil pesos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.