Suscriptor digital

Advierten sobre los efectos de la pirotecnia

Los grupos más vulnerables pueden sufrir con los estruendos
Fabiola Czubaj
(0)
24 de diciembre de 2016  

Recomendaciones para evitar accidentes con pirotecnia

01:51
Video

Los más de 100 decibeles (dB) que puede alcanzar la explosión de un petardo hoy a la noche y en la bienvenida de 2017 no sólo pueden causar lesiones en la vista o la audición (el oído humano resiste hasta 90 dB sin daños); hay grupos vulnerables que sufren con los estruendos mientras otros festejan: los bebes, los adultos mayores, las personas con discapacidad y también las mascotas.

Para los chicos con trastornos del espectro autista (TEA), por ejemplo, las explosiones son "una tortura", de acuerdo con padres y entidades que se suman a pasar estas fiestas con pirotecnia cero. "Cuando se aproximan las fiestas de fin de año -dijo el psicólogo Claudio Hunter Watts, coordinador terapéutico del Instituto San Martín de Porres-, en las redes sociales proliferan las campañas sobre lo que sufren perros y otras mascotas por los petardos y los fuegos artificiales, lo que es muy loable, pero es necesario difundir que para las personas con TEA la pirotecnia es una verdadera tortura."

"Les generan crisis de llanto, berrinches, actitudes agresivas y hasta llegan a lesionarse -precisó Hunter-. Tienen la necesidad de un orden y una regularidad y todo aquello que altere su ambiente provoca que se incremente su nivel de cortisol en sangre, se pongan muy tensos, generando conductas estereotipadas, repetitivas y agresivas."

En Concordia, Entre Ríos, una ordenanza del Concejo Deliberante prohíbe la pirotecnia, pero recién desde mayo próximo. En la Legislatura porteña, el Partido Socialista Auténtico presentó un proyecto de ley para prohibir la pirotecnia que supere los 70 dB, como las bombas de estruendo. La campaña No al uso de la pirotecnia ruidosa en la CABA, del legislador Adrián Camps, ya reunió 3800 firmas en el sitio change.org.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?