La Copa Davis, Pareto y Lanús, en el podio de los éxitos

Claudio Cerviño
Christian Leblebidjian
Claudio Mauri
(0)
26 de diciembre de 2016  

Del Potro, Pareto y Lanús, en lo más alto
Del Potro, Pareto y Lanús, en lo más alto

10 puntos

La Copa Davis: un título para saldar una deuda histórica

En Zagreb se acabó una añeja relación asimétrica: la cultura y el histórico potencial tenístico de la Argentina no conseguían ponerse a la altura de un título de Copa Davis . La explicación más aproximada pasaba por una mezcla de maleficio y autodestrucción. El crecimiento que faltaba para alcanzar la estatura de campeón estuvo en la visión estratégica del capitán Orsanic y en un Del Potro que dejó de sentirse un paciente para volver a ser un estupendo jugador. En un año en el que expectativas eran entre mínimas y mesuradas, la Argentina consiguió la codiciada ponchera. Siempre de visitante en las cuatro series. Sin Del Potro ante Polonia, con el tandilense en el dobles ante Italia y en una versión colosal en los triunfos ante Murray y Cilic.

10 puntos

Río 2016: Tres oros argentinos después de 68 años

Pasaron 68 años para que la Argentina volviese a ganar tres oros olímpicos, con todo el esfuerzo y complejidad que ello implica. De Londres 1948 a Río 2016. Fueron cuatro medallas en total. No es una cantidad abrumadora, pero fueron de alta calidad. Con Santiago Lange , a los 54 años y recuperado de un cáncer, y Cecilia Carranza en yachting, la yudoca-médica Paula Pareto y su mensaje de que todo es posible, y los Leones haciendo historia en el hockey masculino, brillando con luz propia. También, con la plateada resplandeciente de Juan Martín del Potro, en el comienzo de su fabuloso comeback a la elite, venciendo a Djokovic y a Nadal. Fueron los grandes símbolos de unos Juegos Olímpicos inolvidables.

9 puntos

Lanús campeón: el que mejor jugó

El equipo de Jorge Almirón no sólo dio la vuelta olímpica en la cancha de River tras golear a San Lorenzo, sino que además fue protagonista de un nivel colectivo superlativo, que nació desde el dibujo 4-3-3 y finalizó en un gran entendimiento entre sus intérpretes. En lo táctico, manejó con oficio y convencimiento las cuatro facetas del juego: el ataque, la defensa y las transiciones de ataque-defensa y de defensa-ataque. Y no dejó al azar el plus de las pelotas paradas. Lanús fue salida desde el fondo y avances respaldados con triangulaciones y la proyección de sus laterales, pero también superioridad numérica para defender, con un gran sacrificio de Acosta y Mouche en los extremos. Fútbol total.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.