Eduardo Bosch: "El sector hotelero evoluciona hacia una mayor concentración"

El director general para América latina de NH Hoteles dice que a la Argentina le falta promoción turística

31 de diciembre de 2016  

NH Hoteles llegó a la Argentina en 1998 y desde esa fecha hasta la actualidad no ha tenido un solo año con resultado negativo, pese a los vaivenes de la economía local. Ahora, la firma emprende un programa de tres ejes con el que intenta crecer en el país y la región: apalancamiento de los activos que ya tiene, crecimiento con socios estratégicos e incorporación de estructuras independientes que están buscando el expertise de una cadena internacional.

En medio de este panorama, Eduardo Bosch, director general de la Unidad de Negocio para América de NH, dice que la oferta hotelera va a hacia una mayor concentración, afirma que la alta inflación afecta de manera notable en su negocio y confirma que 15 de los 24 proyectos que tienen en el mundo están en América latina, como parte de una inversión global de 200 millones de euros. Por todo esto, afirma: "Airbnb no es un competidor para NH, no nos quita clientela".

-¿Cómo está el negocio hotelero en la actualidad en la Argentina?

Vemos que 2016 es un año de transición importante. Vemos un potencial de crecimiento importante para los próximos años, por los incentivos que se ha dado al sector; en concreto, la liberalización del tipo de cambio ha permitido un crecimiento en el nivel de las tarifas. Además, el incremento de la demanda que se está viendo está permitiendo que, pese a ser un año de transición, el panorama sea bastante interesante.

-¿Van a hacer inversiones en la Argentina?

Nuestro modelo de crecimiento está basado en tres ejes: uno es vía apalancamiento de los activos que tenemos; otro es vía crecimiento con socios estratégicos, y por último, vía incorporación de estructuras independientes que están buscando la profesionalización y el carácter internacional de una cadena como la nuestra. Estos tres ejes implican una inversión realmente importante.

-¿Podría dar una cifra de esa inversión?

Hay una parte de información que no puedo dar, porque corresponde a nuestros socios estratégicos. Pero lo importante es la inversión inducida que generamos, desde el punto de vista del real estate, de los proveedores que nos rodean, etcétera...

-¿Van a construir nuevos hoteles?

Estamos valorando distintas opciones. Sí hay algunos proyectos entre los que hemos firmado y los que aún no. Por ejemplo, en San Luis tenemos un proyecto para la construcción de un hotel. En Chile y Brasil también. Va a haber construcción de hoteles, pero lo que vemos es una concentración de oferta. El mercado argentino está muy atomizado, entonces los propietarios de estos activos están buscando cadenas como las nuestras que les permitan una mayor rentabilidad.

-¿Es decir que NH haría el gerenciamiento?

Exacto. Nosotros entramos en la Argentina en 1998 y desde esa fecha, pese a todos los ciclos económicos, ninguno de nuestros hoteles ha dejado de dar resultados positivos. Lo que tenemos para ofrecer es ese expertise.

-¿También puede ser que compren alguna cadena, así como pasó en España con Hilton?

Por ahora no estamos valorando ninguna cadena en especial. Lo que sí es verdad es que llevo once años trabajando para este grupo y siempre ha habido rumores sobre fusiones y adquisiciones. Sí estoy convencido de que la tendencia va a ser cada vez más a la concentración de la oferta hotelera. Porque tiene unos costos estructurales muy importantes, y la concentración permite sinergias y potenciar toda la parte de comercialización. El sector sí o sí va a evolucionar hacia una mayor concentración.

-¿Qué es lo que le piden en la actualidad los clientes?

El cliente está dispuesto a pagar más si se le da un servicio diferencial y una experiencia diferencial. Lo que hemos visto con nuestra marca Collection, que es nuestra marca premium, es que ese potencial se confirma. El mercado ha evolucionado y no está buscando ya el commodity de un producto bueno, bonito y barato, sino que busca una experiencia diferencial.

-¿Cómo ve el turismo en la región?

En América latina vemos el turismo con un gran potencial. De hecho, de 24 proyectos en el mundo, 15 están en esta región. Hay una gran oportunidad, tanto para NH como para los propios países, porque es un eje fundamental para las políticas estratégicas que llevan a cabo los distintos gobiernos. La Argentina al día de hoy tiene 6 millones de turistas al año, contra los 50 millones que tiene México o los 75 millones que tiene España, por eso vemos que este país tiene mucho para crecer en ese sentido.

-¿Cuánto les impacta la alta inflación en las tarifas y en su negocio?

Impacta de manera notable. Pero en 2016 el impacto más importante ha sido la liberalización del tipo de cambio. Lo que sí vemos es que normalmente el tipo de cambio junto con la inflación son dos elementos que influyen de manera importante en América latina, sobre todo en países donde hay una gran influencia del dólar.

-¿Pueden ajustar las tarifas sin que se resienta la demanda?

Nos hemos demostrado que somos capaces de aumentar las tarifas incluso en situaciones adversas. Lo que hace falta es tener una estrategia muy bien estructurada. A nosotros la segmentación de marcas nos ha permitido ajustar tarifas independientemente del proceso inflacionario. Lo que sí es verdad es que una inflación galopante de dos dígitos no puede ser sostenida en el tiempo.

-¿Cuánto les ha impactado la aparición de Airbnb?

El fenómeno Airbnb, desde mi punto de vista, completa la oferta de alojamiento. Evidentemente, el mercado lo estaba demandando, pero desde nuestro punto de vista no es un competidor de NH. Sí puede llegar a ser un competidor para las low cost hoteleras. A nosotros no nos quita clientela. Cuando uno está posicionado en un alto nivel, lo que ofrece al cliente es una garantía de una experiencia diferencial, mientras que Airbnb ofrece algo que no puede garantizar. Vemos que puede ser una alternativa para nuestros clientes en un momento puntual, pero no como un competidor estructural.

-Es decir que no sería el equivalente en hotelería a lo que son las low cost en el negocio de las aerolíneas. -Es decir que no sería el equivalente en hotelería a lo que son las low cost en el negocio de las aerolíneas.

No, porque si bien las aerolíneas y los hoteles se parecen como estructura de negocios, hay elementos que diferencian mucho. Las compañías aéreas han vivido durante muchos años oligopolios de ofertas, por lo tanto, la aparición de nuevos operadores ha diversificado mucho la oferta. En nuestro caso, nuestros competidores están restringidos a la ubicación en la que está el hotel, por eso el impacto ha sido distinto.

-¿Cuál es su visión de cómo está la economía argentina?

Vemos que los principales indicadores macroeconómicos son positivos. Vemos con buenos ojos los incentivos que se están generando para asegurarse que la economía siga creciendo y funcionando. Hay un notable potencial gracias a estos incentivos que ha permitido que haya más demanda por una parte y más solicitud de inversiones; es decir, se está trayendo capital hacia la Argentina.

-Además de la inflación, ¿ve algún obstáculo más aquí para su negocio?

-Creo que hay que seguir haciendo de la Argentina un destino turístico. Al día de hoy la oportunidad es muy importante y se está viendo la determinación de convertir a Buenos Aires en un destino internacional. La Argentina está atrasada en cuanto a la cantidad de visitantes turísticos, porque no ha habido planes estructurales de promoción turística y eso ha hecho que pierda una ventaja competitiva enorme. España, por ejemplo, lleva más de 30 años de promoción turística.

Mini bio

Cargo?

Director general?de la Unidad? de Negocio para América latina de NH Hoteles

Profesión?

Licenciado en Economía

Otros estudios?

Máster en Dirección ?de Hoteles

TEMAS EN ESTA NOTA