Suscriptor digital

Confesiones de mujeres perfectas a través de canciones del rock nacional

Julia Zenko, Natalia Cociuffo, Candela Vetrano, Lucila Gandolfo y Victoria Onetto son las protagonistas de una comedia musical que retrata a cinco damas diferentes, que deciden reunirse para compartir sus conflictos
Alejandro Lingenti
(0)
4 de enero de 2017  

Las Mujeres perfectas son tres figuras del musical como Cociuffo, Gandolfo y Zenko y dos actrices de la televisión como Onetto y Vetrano
Las Mujeres perfectas son tres figuras del musical como Cociuffo, Gandolfo y Zenko y dos actrices de la televisión como Onetto y Vetrano Crédito: Gentileza Gabriel Machado

"El núcleo de la obra es ese momento tan especial que atraviesan algunas mujeres educadas y preparadas para ser perfectas cuando deben vivir en un mundo que no es el que esperaban y se sorprenden al no reconocerlo. Son las que se habían aprendido todas las respuestas, las que creían que iban a triunfar con su libreto pero, de golpe, notan que les cambiaron todas las preguntas. Entonces se dan cuenta de que deben cambiar, pero no tienen muy en claro el cuándo ni el cómo. Eso sí, las une la determinación y la necesidad", explica Manuel González Gil sobre Mujeres perfectas, obra que dirige y de la que también es autor en sociedad con Alberto Alejandro.

Protagonizada por Julia Zenko, Natalia Cociuffo, Lucila Gandolfo, Victoria Onetto y Candela Vetrano, esta comedia musical que se estrenará pasado mañana en el Apolo (Corrientes 1372), cuenta con la dirección musical y los arreglos del experimentado Martín Bianchedi, encargado de adaptar un repertorio de clásicos del rock nacional que las actrices interpretarán a lo largo de la obra (entre otros, "La balsa", de Litto Nebbia; "Mi enfermedad", de Andrés Calamaro; "No me dejan salir", de Charly García; y "Crimen", de Gustavo Cerati). Además de los jueves, habrá funciones los viernes, sábados y domingos de enero.

La historia se desarrolla íntegramente en la particular fiesta que Maribel (Zenko), la esposa de un reconocido diplomático argentino, organiza para celebrar su propio divorcio. Muy pronto, la anfitriona se enterará de que no es la única que vivió rodeada de mentiras e infidelidades. Luego de una imponente catarata de confesiones, ella y sus amigas llegarán a la conclusión de que lo mejor es apostar a la libertad y la independencia.

"Es una obra muy divertida -asegura Zenko-. Mi personaje se aleja bastante de lo que soy realmente, así que me entusiama mucho hacerlo. Y además hace muchos años, desde Camila, nuestra historia de amor, que no hago teatro con esta intensidad. El año pasado hice Melodías de diván, pero era una vez por semana. ¡Y encima acá tengo que bailar!", agrega la intérprete que, para celebrar sus cuarenta años de carrera musical, pronto grabará un disco de canciones firmadas por diferentes compositoras argentinas, producido por Lito Vitale. "A mí me gusta actuar cada canción que interpreto. Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que soy una actriz que canta. No hay que olvidarse de que también me formé para eso con gente como Agustín Alezzo, Augusto Fernandes y Luis Agustoni".

Curtida en el género -fue Marlene Dietrich en Piaf y Roxie Hart en Chicago-, la cordobesa Natalia Cociuffo comenta que "ya extrañaba la comedia musical" cuando la llamaron para Mujeres perfectas y revela que su personaje "sufre por su gran ansiedad y tiene muy baja autoestima". Para colmo de males, agrega, "está enamorada de su jefe, que ni la registra. En mi opinión, ésta es una obra para todo tipo de público. Lo aclaro para que los hombres se animen a venir. Que las protagonistas sean cinco mujeres no quiere decir que sólo se toquen problemáticas feministas. Los problemas que solemos tener las mujeres con los hombres están enfocados con mucho humor. A mí me recuerda un poco a Sex & the City", dice Cociuffo, que el 16 de enero regresará al Picadero con el exitazo de Los monstruos, los lunes.

A Lucila Gandolfo ( La maestra serial) le tocó en suerte Paloma, una mujer casada y con seis hijos que un día descubre que su marido tiene una relación paralela y entonces decide dejarlo. "Aprovecha la fiesta para descargarse y divertirse mucho", explica esta actriz y cantante que se formó en los Estados Unidos e Inglaterra y ahora vive como un reto muy especial el abordaje de un repertorio rockero. "Siento que tengo solidez en la danza, el canto y la actuación, pero no hacía las tres cosas juntas desde El fantasma de la ópera, que fue en 2009. Y claramente soy la menos rockera del grupo. Me gusta mucho el humor de la obra, que es muy femenino. Es notable cómo Manuel y Alberto dominan tan bien esa veta".

Victoria Onetto es Luli, una empresaria que, a pesar de ser la amiga más reciente de la dueña de casa, decide revelar sus intimidades en esa fiesta intensa y llena de sorpresas. Y que también termina convenciendo a las demás de que se sumen a un especie de evento muy singular que ella enigmáticamente denomina "acontecimientos especiales". "Yo empecé a trabajar a los 13 años, tengo 45 y es la primera vez que voy cantar en vivo en la calle Corrientes, así que tengo muchas expectativas -remarca la actriz-. Estuve en el programa de Tinelli en un momento muy bueno: el baile del caño que hice midió 45 puntos. Pero obviamente esto es diferente. Por suerte, me siento muy protegida por Katie Viqueira, una coach tan buena que puede hacer cantar a cualquiera".

Conocida por sus trabajos en las populares series televisivas producidas por Cris Morena, Candela Vetrano es, con sus 25 años, la más joven del grupo protagónico. Su papel es el de una chica correntina que llega a Buenos Aires para estudiar bioquímica. "Y también persiguiendo un amor -aclara ella-. De hecho, está todo el tiempo llorando por ese amor. Me divierte hacer este personaje. Manuel es lo más como director, y el elenco también es increíble. Para mí es un gran cambio, porque en Casi ángeles grababa y esto es en vivo. Yo soy actriz, todo lo demás -cantar, bailar- viene un poco de yapa. Lo hago porque me gusta ponerme en lugares incómodos y aprender".

González Gil dice estar muy conforme con el trabajo del elenco en los ensayos. "Obviamente, la elección siempre es consensuada con la producción -señala-. Por lo general, se arma previamente una lista de tres actrices para cada personaje. Hicimos ese trabajo y quedaron estas grandes profesionales. Con Julia me une una larga amistad. La admiro profundamente y disfruto enormemente trabajar con ella. Victoria tiene un personaje a su medida. A Natalia la vi en Los monstruos y a Lucila, en La maestra serial. Las dos me fascinaron de inmediato. Y con Candela tuve la certeza desde la primera entrevista y no me equivoqué: es una actriz completa para el musical, con muchísimo ángel y una gran espontaneidad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?