Suscriptor digital

Desalojaron pacíficamente el edificio del ex Padelai en el barrio de San Telmo

Permanecía ocupado desde 2012; la medida fue ordenada por una jueza porteña; el gobierno de la ciudad otorgó a las familias beneficios económicos
Lucrecia Lacroze
(0)
5 de enero de 2017  

Con gran presencia policial y de personal del gobierno porteño, fue desalojado ayer el edificio del ex Patronato de la Infancia (Padelai). Si bien los ocupantes se mostraron sorprendidos por la inmediatez de la medida y confusos con los pasos por seguir, el operativo se realizó en forma pacífica. El inmueble había sido ocupado en 2012 por 62 familias, aunque el más reciente censo del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat contabilizó 35.

El desalojo fue ordenado por la jueza María Lorena Tula del Moral, a cargo del Juzgado N° 13 en lo Penal y Contravencional, tras una denuncia realizada por el gobierno porteño por usurpación. Tanto la Ciudad como los ocupantes del edificio, situado en Balcarce al 1100, en San Telmo, fueron comunicados anteayer sobre la decisión.

Camiones de mudanza trasladaron las pertenencias de los desalojados
Camiones de mudanza trasladaron las pertenencias de los desalojados Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznarez

Personal policial mantuvo la zona completamente vallada desde las 4 de la mañana y el operativo se prolongó durante todo el día. Las familias buscaban entre las autoridades presentes alguien que les pudiera explicar qué tenían que hacer. "El que parece que entiende está muy ocupado y, entre los demás, nadie sabe nada", dijo uno de los desalojados, Eduardo, a LA NACION. Eduardo es discapacitado y por eso, según explicó, tenía un amparo. Ayer, no entendía cómo debía actuar.

El Ministerio Público de la Defensa de la ciudad solicitó a la jueza la suspensión de la medida, pero el pedido fue rechazado. Emitió un comunicado en el que informó que continúa "trabajando para evitar la vulneración de derechos de las familias que viven en el lugar".

"Todas las familias reciben contención oficial", dijeron fuentes del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat a LA NACION. Informaron que si el grupo tenía parientes que lo podían recibir, el gobierno se ocupaba de colaborar con el traslado y brindaba además un acompañamiento económico. A quienes no tenían ningún familiar que los pudiera alojar se les ofrecieron un subsidio habitacional y un depósito para guardar sus pertenencias.

El monto del subsidio para cada familia se analizó de manera particular de acuerdo con la cantidad de miembros, la existencia de alguna persona con discapacidad y otras características particulares de cada grupo. Los beneficios, aclararon las fuentes, sólo se brindaban a las 35 familias censadas por el ministerio. "Existen avivados que hacen de cuenta que vivían ahí", dijeron.

El edificio perteneció al Patronato de la Infancia hasta 1978, cuando fue expropiado. A partir de 1984 comenzó a ser ocupado. En 2003, con el argumento de que corría peligro de derrumbe, se realizó un violento desalojo. En 2009, el predio fue cedido al gobierno de España para el desarrollo de un centro cultural, pero nunca se concretó y volvió a ser ocupado en 2012. Ahora, la Ciudad instalará allí oficinas del Ministerio de Cultura.

Los vecinos de San Telmo se mostraron conmocionados ayer con el operativo. Mientras algunos expresaron su apoyo hacia los desalojados, otros estaban molestos con el apoyo estatal a quienes ocupaban el predio. "Son gente muy tranquila que vive acá desde hace bastante", dijo a LA NACION el encargado del edificio situado frente al ex Padelai. "Todos merecemos vivienda digna, pero el sistema es injusto. Uno trabaja tanto para tener su departamento y, al final, a ellos se lo van a dar porque protestan", consideró Beatriz, una vecina del barrio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?