Más de 100 menores de 16 años, encerrados por delitos graves

Aunque no son legalmente punibles, los jueces les impusieron medidas de restricción de la libertad
(0)
5 de enero de 2017  

Qué opinó la gente sobre la posible baja de la edad de imputabilidad

1:35
Video

Más de cien chicos menores de 16 años fueron privados de la libertad por ser sospechosos de cometer delitos graves. Y son 412 los menores inimputables que, de todos modos, fueron alcanzados con medidas judiciales de control. Esos datos figuran en el último relevamiento nacional de adolescentes en conflicto con la ley penal realizado en noviembre de 2015 por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y Unicef.

Cuatro de cada diez menores judicializados no pueden ser procesados por tener menos de 16 años, aunque el 15% de los casos termina con alguna medida de vigilancia adoptada por el sistema penal juvenil. En los casos de adolescentes punibles, para el 34% hay alguna medida de control judicial.

"En la provincia de Buenos Aires se faculta al juez de Garantías a dictar medidas restrictivas de la libertad, a pedido del fiscal, en casos de extrema gravedad por el hecho imputado. En Mendoza y en Córdoba se admite la internación como medida de protección. La ejecución de estas medidas, en la provincia de Mendoza, puede ser delegada a organismos especializados o ser ejecutada por el Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos. Por su parte, en Córdoba, la restricción de la libertad no puede exceder los seis meses, a menos que el juez requiera autorización de la Cámara y se otorgue una prórroga", se indicó en el reporte oficial.

En los establecimientos de privación o de restricción de la libertad figuran 101 chicos con menos de 15 años. Otros 311 son tutelados con programas de supervisión judicial. En ese grupo de 412 adolescentes inimputables que, de todas formas, fueron judicializados aparecen 20 menores de 14 años y 6 chicos de menos de 13. El 6% llegó al sistema penal juvenil por delitos cometidos con armas de fuego.

Más allá de la situación en la que se encuentran los menores no punibles, el informe señala que sólo reciben condenas el 10% de los adolescentes de 16 y 17 años que tienen medidas de prevención ordenadas judicialmente. Muchos proyectos legislativos relativos a reformas del régimen de minoridad apuntan a la falta de protección jurídica que tienen los menores al no ser llevados a un juicio en el que puedan ejercer su defensa con las mismas garantías que un adulto.

Al respecto, el colectivo de organizaciones #InfanciaEnDeuda advirtió que el Estado tiene una mora de 11 años en la designación del Defensor del Menor, que debió haber sido nombrado 90 días después de la sanción de la ley 26.061 (de protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes), de 2005. Es el Congreso el que está en deuda (hoy, concretamente, el Senado), ya que debe designar a los miembros de la bicameral encargada de elegir al defensor.

La Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) realizó el año pasado un censo en los tres institutos de menores ubicados en la ciudad de Buenos Aires. Se determinó que la mitad de los 85 adolescentes alojados no se había entrevistado con un defensor de menores. Sus casos quedan entonces a criterio de un magistrado sin aportes de una posible defensa letrada. Eso también puede provocar excesos dentro de esas unidades de privación de la libertad. El 9% de los internos aseguró haber sido agredido físicamente, pero el 41% se negó incluso a dar una respuesta al respecto, quizás por temor a represalias.

En el caso de Buenos Aires la situación es más compleja por la importante cantidad de adolescentes que cada año ingresan en el sistema penal juvenil por delitos graves. Las estadísticas del Ministerio Público provincial revelaron que en 2015 hubo 174 menores acusados de homicidio y otros 186, de tentativas de homicidios. Otros 1942 menores quedaron involucrados en causas de robo agravado por el uso de armas de fuego.

Inimputables, pero vigilados

412

Menores de 16 años están bajo tutela judicial

Pese a ser inimputables, los adolescentes menores de 16 años acusados de delitos graves pueden quedar privados de su libertad, según el criterio de los jueces. Si se incluye a los de 16 y 17, la cifra de menores en los sistemas de supervisión judicial trepa a 3908

20

Menores de 14 años en conflicto con la ley

Entre los jóvenes tutelados por la Justicia como sospechosos de haber cometido delitos graves figuran 20 adolescentes menores de 14 años y 6 casos que incluyen a chicos de menos de 13 años

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.