Un hotel inspirado en la naturaleza

Para el hotel 25hours Bikini Berlin, el diseñador Werner Aisslinger propuso un concepto que surge de su ubicación única y de la personalidad misma de la ciudad: la jungla urbana y la natural, mezcladas con historia viva y cultura creativa.
Daniel Karp
(0)
7 de enero de 2017  • 17:06

Werner Aisslinger, de Alemania al mundo

+ Es uno de los pocos diseñadores alemanes que trascendió las fronteras y juega desde hace décadas en las ligas mayores: la silla ‘Juli’ que diseñó para la firma italiana Cappellini celebra su 20° aniversario, por ejemplo. Y por todo lo alto.

+ “No soy originario de esta ciudad, pero siempre quise venir, aun antes de la caída del Muro. Hace 30 años que estoy acá, y ya no hay vuelta atrás”.

+ “Fui a estudiar a Londres con las ‘estrellas en ascenso’ de la época: Jasper Morrison y Ron Arad. Después estuve un tiempo trabajando en Milán bajo las órdenes del grosso máximo: Michele De Lucchi. Cuando me recibí, vine a Berlín, donde todavía el diseñó no tenía entidad y todo era música, la cultura de la fiesta y el club nocturno”.

+ “En el hotel 25hours Bikini, el objetivo fue capturar el estilo de vida de Berlín.

La gente que viene de Tokio o Los Ángeles siempre está buscando su lado improvisado, el rompecabezas incompleto [¿podemos hacer un alto y aclarar que nosotros no?]. Este hotel es súper revolucionario: pasa tanto más allá de dormir…”.

Enviadas especiales: Mariana Kratochwil e Inés Marini.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios