Mientras se deplegaba el operativo, los prófugos andaban en bicicleta

Una filmación mostró cómo Víctor Schillaci se movió por Santa Fe para camuflar una camioneta
Germán de los Santos
(0)
9 de enero de 2017  

CAYASTÁ.- El viernes 8 de enero de 2015, mientras unos 400 efectivos de fuerzas federales patrullaban los campos de San Carlos Sur, Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci estaban en un departamento del centro de Santa Fe, adonde habían llegado, aquella mañana, tras tomar de rehén al ingeniero agrónomo cordobés Juan Reynoso, de 27 años.

Cuando los investigadores empezaron a recolectar las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona descubrieron algo que los sorprendió y que hasta ese momento no figuraba en la pesquisa.

Ese día, a las 8.33, uno de los prófugos -no se identificó quién de los tres- dio vueltas por el centro de Santa Fe en la camioneta Amarok color blanca, que era propiedad de la empresa para la que trabajaba Reynoso, quien estaba atado en el departamento de San Jerónimo al 3000. Los prófugos intentaban ubicar un negocio para comprar un adhesivo para plotear la camioneta, con el objetivo de simular que fuera de Gendarmería.

Los prófugos andaban en bicicleta mientras se desplegaba el operativo
Los prófugos andaban en bicicleta mientras se desplegaba el operativo Fuente: Archivo

Lo que no se sabía, hasta que se obtuvieron las imágenes de las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Santa Fe, era que los prófugos usaron una bicicleta para trasladarse hasta la librería D'Amico, ubicada en la calle peatonal santafecina. En ese negocio, adquirieron el adhesivo contact color verde para fabricar las letras con las que camuflaron la camioneta para que pareciera un vehículo oficial.

Con una gorra, anteojos negros, remera, bermuda y una mochila Víctor Schillaci se subió a una bicicleta y, a las 9.30, se trasladó a lo largo de tres cuadras, hasta la intersección de San Martín y Crespo, para comprar la cinta verde. Incluso, en las imágenes se ve cuando ingresó en el local y dejó la bicicleta en la puerta, sin candado.

A las 9.39 Schillaci salió del negocio. En lugar de pedalear, prefirió ir caminando con la bicicleta a un costado hasta el departamento donde tenían cautivo al ingeniero. Después, volvió a salir en la bicicleta pasadas las 13.50, una hora la que, por el calor que hacía en esa ciudad, andaba poca gente en la calle. Sin embargo, según se advierte en la filmación, Schillaci debió esperar para salir, porque justo pasó por la vereda una mujer con un cochecito con mellizos.

A las 23.46 el trabajo estaba completado y los tres prófugos salieron con la camioneta ploteada con el logo de Gendarmería rumbo al norte, primero por la ruta N°168 y luego por la N°1.

Según la investigación que encabezó el fiscal Estanislao Giavedoni, el objetivo de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci era llegar a Paraguay. En la camioneta que volcaron en el paraje Campo del Medio se secuestró un GPS y un mapa que tenía marcado ese país con birome.

Desconfianza con Santa Fe

La relación entre el gobierno de Santa Fe y el de Mauricio Macri no comenzó bien hace un año. La desconfianza se desató cuando el Ministerio de Seguridad nacional informó que el sábado 9 de enero los tres prófugos habían sido apresados, cuando el único que estaba detenido era Martín Lanatta. Sus dos cómplices fueron detenidos dos días después. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció que había llegado "información falsa" y que habría "consecuencias penales". Pero nunca se realizó ninguna denuncia pena

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.