Veranear a la europea, en Punta del Este

Desde cocina mediterránea hasta cocktails temáticos al atardecer, el relax y fiesta conviven en el más internacional de los destinos costeros.
(0)
13 de enero de 2017  • 16:53

Este no es un año de crisis o al menos eso se percibe en las playas esteñas, visitadas esta temporada por casi 500.000 argentinos. Seducidos tanto por la naturaleza paradisíaca como por el frenesí social del enclave, sus visitantes vibran al ritmo de DJs playeros, fiestas gatsbinianas y las más tentadoras propuestas gastronómicas. Es que en la península se dan cita artistas, políticos y chefs de renombre internacional. Sin dejar de lado locales como Bagatelle Beach, un bistró originario de la Costa Azul que se impone en La Barra.

El eje de la movida

Los hits suenan durante todo el día en los alrededores de Bagatelle Beach, donde tampoco es inusual ver mozos disfrazados o bailando con los comensales. En su afán de trasladar el espíritu del verano europeo a Punta del Este , el lugar ofrece una experiencia que va más allá del menú y las vistas al mar. Por eso, para acompañar los sabores mediterráneos y festejar como en sus sedes de St. Tropez, St. Barths, Miami , Los Ángeles, Nueva York y Dubái, los mozos de Bagatelle provienen de todo el mundo y se lookean los fines de semana, según distintas temáticas. ¿Superhéroes, piratas, guerreros romanos? Todo es posible.

Pero hay más que baile en el bistró de la temporada. Su identidad culinaria juega un rol clave y se vale de recetas francesas para deleitar. Al mando de los fuegos está el chef, Gastón Dabove; un argentino radicado en Europa que aplica todo su know-how en materia de cocina provenzal. Lo acompaña el sous-chef Olivier Horion, residente de Montevideo , donde tiene su propio restaurante. Este equipo da origen a una fusión que combina lo mejor de ambos lados del océano. Elaborados con productos orgánicos de la región, sus platos son objeto de admiración entre los viajeros.

El culto a Bagatelle desconoce fronteras. Esta eminencia de la cocina mediterránea se extiende por Europa , Norteamérica y los Emiratos Árabes, preservando su inconfundible joie de vivre. Una "alegría de vivir" que se traduce en un ambiente tan elegante, como familiar y festivo. La fórmula la acuñaron Aymeric Clemente y Remi Laba, sus fundadores, allá por 2008. Esta dupla de emprendedores logró que los aires del Sur de Francia soplaran dentro y fuera de los límites del Mediterráneo, respetando las tradiciones de cada destino.

Renacer de un emblema

Las mesas de Bagatelle Beach están dispuestas dentro del renovado Punta del Este Resort & Spa; aquel que alguna vez supo ser el Hotel Mantra y que hoy dispone de lujosas instalaciones con vistas a la playa, junto con nueve hectáreas de bosque. Todas las comodidades y servicios en 100 habitaciones, un imponente spa y propuestas gastronómicas para todos los gustos. Entre ellas se destaca, desde ya, la joya del verano.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?