Suscriptor digital

Mahatma combina destreza y talento con humor popular

La nueva propuesta de Flavio Mendoza lidera la taquilla en Villa Carlos Paz
Gabriela Origlia
(0)
15 de enero de 2017  

Talento e impacto visual en el show de Mendoza
Talento e impacto visual en el show de Mendoza Crédito: Gentileza Mahatma

VILLA CARLOS PAZ.- Ya no hay dudas, las pruebas están a la vista: Mahatma, la nueva propuesta de Flavio Mendoza para la temporada es un éxito de público y, además, un despliegue de producción técnica y artística. Nadie podrá cuestionar la inversión no sólo económica, sino de trabajo que se ve durante poco más de 90 minutos de show.

Mahatma es como recorrer las calles de Varanasi o Nueva Delhi: abundancia, exceso. Es como tener un poco de Bollywood (ese estilo de cine rimbombante y grandilocuente de la India) en las sierras. Sigue la línea de toda la serie Stravaganza, un equipo de virtuosos acompañados por una puesta visual impactante. Un escenario desarmable, arneses que hacen volar a los artistas sobre la platea, un elefante cuya panza es una pileta, una orquesta en vivo, luces de alta generación y sonido de primer nivel.

Mendoza es omnipresente en el escenario. No porque siempre esté bailando, sino porque los videos con sus múltiples imágenes son el trasfondo de casi todo el show. El resto del equipo -con Facundo Mazzei, Belén Pouchan, Franco Priguglietti y Ana Paula Rodríguez en roles destacados- tiene muchos momentos para lucirse.

Por momentos, la variedad desconcierta. Entre cuadros dominados por el ambiente de la India se mezcla un tributo a Michael Jackson, un malambo moderno, una versión de "Un mundo maravilloso" -de Louis Armstrong-, acrobacias, un sketch en tono de revista y monólogos de Anita Martínez.

"Un show es un show -dice Mendoza a LA NACION-. No hay que buscarle un hilo conductor. Pongo lo que quiero transmitir. Jackson es mi referente, por quien empecé a bailar y la versión tiene un fondo musical de Bollywood, al igual que el malambo, que apunta a mostrar algo de nuestras raíces".

Los tramos dedicados al humor son también un mix de diversos formatos y perfiles. El dúo conformado por Pietro Vicentini e Ignacio Priguglietti es circense y muy dinámico, aunque en algunos segmentos caiga en lugares comunes. Martínez retoma los personajes que presentó en ShowMatch y sus chistes -aunque todavía efectivos- son reiterados y previsibles; no faltan la suegra, el marido pelado y el viejo que sigue a una joven. Para Mendoza, su incorporación "pone a tierra al espectador, lo lleva a situaciones cotidianas y lo saca de lo visual impactante" que domina el espectáculo. Admite que él prefiere un humor "más universal, de clown" pero que el público de Carlos Paz aprecia "lo más folklórico" y "ver hablar" a los protagonistas.

Canciones y destreza

Cada aparición del virtuoso Facundo Mazzei en el escenario concentra todas las miradas. Energía y precisión en sus movimientos, lidera bien cuando le corresponde y es un excelente partenaire de Mendoza en otros segmentos. En un grupo artísticamente tan compacto, Barbie Franco juega el rol de la chica linda blanco de los chistes y no aporta al show más que su figura.

Al equipo lo integran artistas que participaron de otras obras de Mendoza y algunos nuevos. Él cuenta que les pide que se vayan "formando y evolucionando" para acompañarlo en las propuestas que diseña. "Más allá de sus talentos, tienen muchas ganas de crecer; están los mejores", describe.

Mahatma, que en sus dos funciones diarias en el teatro Luxor suma un promedio de entre 1800 y 2000 espectadores, regresará en Semana Santa a Villa Carlos Paz y, después, irá a Buenos Aires.

Mendoza y gran parte del elenco se instalaron en la ciudad un mes antes del inicio de temporada para pulir los detalles técnicos del escenario y, además, durante cuatro fines de semana se entrenaron en el lugar. Se nota y el público lo valora pagando la entrada de valores altos en una temporada muy competitiva.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?